Público
Público

Sesión de investidura Junqueras vuelve al Parlament el día de la investidura del primer presidente de ERC después de Companys y Macià

Aragonés saluda los expresidentes Artur Mas, José Montilla, Quim Torra y recibe la enhorabuena telemática de Carles Puigdemont. El nuevo presidente se ha rodeado de su familia en el Parlament y el grupo republicano ha celebrado con entusiasmo la llegada de ERC en la presidencia.

El nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i) es felicitado por del presidente de ERC, Oriol Junqueras (d) tras ser elegido por mayoría absoluta en la segunda jornada del debate de investidura celebrado en el Parlament este viernes.
El nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i) es felicitado por del presidente de ERC, Oriol Junqueras (d) tras la segunda jornada del debate de investidura este viernes. Enric Fontcuberta / EFE

Pere Aragonès ha sido investido como presidente de la Generalitat de Catalunya, el primer líder de ERC que llega a este cargo después de Francesc Macià y Lluís Companys. El republicano ha necesitado tres intentos para lograr un entendimiento que ha vuelto a encontrar en el marco del independentismo, después de los mil y un rifirrafes entre ERC y Junts, a los cuales la aritmética parlamentaria los ha llevado a revalidar el pacto con la facilitación de la CUP. Entre las bambalinas del Parlament, la Cámara también ha vivido otro emotivo momento con la llegada de Oriol Junqueras a la institución por primera vez desde que entró en prisión, y una presencia más tímida del expresidente inhabilitado, Quim Torra.

Junqueras ha llegado sobre las 10 de la mañana, cuando el pleno ya hacía más de una hora que corría. A las puertas del Parlamento lo esperaban el expresidente de la Cámara, Roger Torrent, la secretaria general de ERC, Marta Vilalta, el vicesecretario y diputado Sergi Sabrià y la diputada Meritxell Serret, a quien los republicanos también recibieron hace muy poco, durante la sesión de constitución de la Cámara, después de que Serret volviera del exilio.

El preso político ha subido las escaleras del Parlamento hacia la planta de arriba, desde donde los republicanos lo han recibido entre aplausos. Junqueras se ha llevado toda la atención de las cámaras, aunque ha sido conciso en sus intervenciones con la prensa y se ha limitado a agradecer su presencia, sin más declaraciones. Sí que se ha dirigido a la gente de su partido sin micrófonos delante entre la felicidad colectiva de los republicanos, en un día victorioso para los de ERC.

El acto de homenaje ha provocado la réplica de Ciutadans en la Cámara, con un Carlos Carrizosa que no ha desaprovechado la oportunidad para cargar contra el exvicepresident: "Yo no olvido lo que hizo Junqueras desde esta Cámara. Haced homenajes en instituciones independentistas, no en el Parlamento". La contra la ha aportado Vilalta, quien ha celebrado la presencia del líder del partido: "Hoy te querríamos aquí sentado, o en todo caso aquí hablando. Hoy es un día para ti también, y para todos los represaliados y represaliadas". Por otro lado, el homenaje sonoro hacia Junqueras contrasta con la discreción con la que el expresidente de la Generalitat inhabilitado el septiembre pasado, Quim Torra, ha asistido a esta sesión plenaria.

Una socialista vota 'sí' a la investidura

La investidura de Pere Aragonès no ha tenido más sustos que el de la diputada socialista, Elena Díaz Torreviejo, que ha votado que ‘sí’ sin querer a voz alzada y ha rectificado inmediatamente entre las risas de los diputados. Más allá de los discursos, también ha destacado el choque entre la ultraderecha de Vox y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, quién desde el pleno de constitución de la Cámara ha entrado a confrontar con el reglamento en la mano los postulados de Vox con las consiguientes réplicas de la ultraderecha y que también se ha visto hoy, cuando Garriga le ha enmendado que todavía no hubiera comunicado la celebración del pleno al rey Felipe VI: "Existe el correo electrónico", ha contestado Borràs.

Después de la sesión, Borràs ha firmado la comunicación de la investidura de Pere Aragonès como presidente de la Generalitat para publicarse en el DOGC y enviarla a la Zarzuela y obtener el visto bueno del rey Felipe VI.

Entusiasmo después del pleno

Una vez acabada la sesión, Aragonés se ha reencontrado con su pareja, Janina Juli, y con sus padres, con quienes se han abrazado emotivamente para celebrar el nuevo cargo de presidente ante todas las cámaras. Aragonés también ha tenido tiempo para saludar los expresidentes del Gove rn presentes durante la sesión, Quim Torra, Artur Mas y José Montilla. Carles Puigdemont también lo ha felicitado por su toma de posesión, pero por redes: "Enhorabuena por la confianza que has conseguido".

Inmediatamente después Aragonés y Junqueras también se han reencontrado justo antes de las escaleras del Parlament, con todo el protagonismo de la alfombra roja, para celebrarse con un abrazo ante la expectación de toda la institución. Al final de la escalinata, los esperaban los diputados y diputadas republicanos que lo han recibido con un fuerte aplauso, puños en alto y cánticos de "presidente". Después de un buen rato de alegría, cuando ya empezaban a apagarse los repiques de palmas, Junqueras ha reencendido el entusiasmo pidiendo otro aplauso por la secretaria general de ERC en el exilio, Marta Rovira.

De vuelta hacia arriba, los republicanos se han encerrado en una sala sin prensa del Parlament, donde ya llevaban cajas de cervezas, bebidas y comida antes de que acabara el pleno, para celebrar la llegada de ERC en la presidencia del Govern de la Generalitat. En la salida de la institución, una formación de gala de los Mossos d'Esquadra ha hecho el acto de rendir armas al nuevo presidente, Pere Aragonès.

Más noticias