Público
Público

Sesión de investidura en el Parlament Pere Aragonès, investido president de la Generalitat con los votos de ERC, Junts y la CUP

En total, las tres fuerzas independentistas, que representan el 52% de los votos obtenidos el 14F, han sumado una mayoría de 74 parlamentarios, superior a los 68 necesarios. PSC, Vox, En Comú Podem, Cs y PP han votado en contra.

21/05/2021.- EEl candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, vota al final de la segunda jornada del debate de investidura celebrada en el Parlament este viernes. EFE/Alberto Estévez
Pere Aragonès, investido president de la Generalitat. Alberto Estévez / EFE

A la tercera va la vencida. El Parlament de Catalunya ha investido este viernes al candidato de ERC, Pere Aragonès, como 132º president de la Generalitat de Catalunya. Después de tres intentos, el coordinador nacional republicano ha logrado la investidura con el respaldo de los 33 diputados de su grupo, los 32 de su socio de Gobierno, Junts, y los 9 de la CUP.

En total, las tres fuerzas independentistas, que representan el 52% de los votos obtenidos en los comicios, han sumado una mayoría de 74 parlamentarios, superior a los 68 necesarios. PSC (33), Vox (11), En Comú Podem (8), Cs (6) y PP (3) han votado en contra. De esta forma, Catalunya ha puesto fin a ocho meses de interinidad gubernamental, aunque la elección del nuevo president ha llegado casi 100 días después de los comicios del pasado 14 de febrero.

"Es un honor y una gran responsabilidad la que siento. Trabajaré para ejercer esta responsabilidad con la honorabilidad que requiere este cargo. Gobernando para todo el mundo y poniendo por delante la ciudadanía de Catalunya. Quiero agradecer a Oriol Junqueras su confianza y su apoyo", ha pronunciado Aragonès tras ser investido president de la Generalitat. Como es habitual, los diputados han cantado el himno nacional de Catalunya, Els Segadors, para cerrar el debate de investidura.

Previamente, el nuevo líder del Ejecutivo catalán se había comprometido a resolver el conflicto político de Catalunya y a gobernar para todos. "Aquí hay un conflicto político que habrá que resolver. Y mirando para otro lado como el avestruz no desaparece. Y es un conflicto que tiene raíces históricas muy profundas. Pero eso no debe menoscabar ni un solo gramo nuestra determinación. En una votación sobre el futuro de este país puede participar todo el mundo. Me comprometo a ser un presidente para todos".

Aragonès se abrió paso este jueves durante la primera jornada de la sesión de investidura en el Parlament ante la "nueva etapa" que viene, a lo que él definió la "Generalitat republicana". En esta línea, prometió "culminar la independencia de Catalunya, para hacer inevitable la amnistía y el ejercicio del derecho a la autodeterminación". También, avanzó que el nuevo Govern catalán se cimentará sobre cuatro banderas: la social, la feminista, la transformación verde y la democrática.

En la sesión plenaria de ayer también intervinieron el líder del PSC, Salvador Illa, y el portavoz de Junts en el Parlament, Albert Batet. De esta manera, el líder de la oposición le tendió la mano "para tirar adelante a Catalunya", aunque le advirtió que las intenciones de rematar el proceso independentista "no se producirán", además de calificar este movimiento de "engaño". Por otra parte, el socio de Govern confirmó que su formación le da "una nueva oportunidad sincera" a la mesa de negociación con el Estado pese a su "escepticismo".

Segunda y última jornada de investidura

En la segunda y última jornada de investidura han tomado la palabra los representantes del resto de grupos, de mayor a menor representación (Vox, CUP, comuns, Cs y PP) para terminar con ERC, cuya portavoz, Malta Vilalta, ha terminado su intervención apelando al comienzo de la "primavera republicana".

El líder de la formación de extrema derecha, Ignacio Garriga, haciendo gala del ya habitual y peligroso discurso de odio del partido, ha cargado contra el Govern saliente de las urnas. "Recuperaremos esa Catalunya unida, libre y próspera que ustedes se han empeñado en destruir", ha amenazado Garriga. Aragonès, en el turno de réplica, ha aseverado que "no pasarán" y, frente a su odio, el nuevo president ha afirmado que Catalunya acogerá a los menores no acompañados que le corresponden según el acuerdo del Gobierno con las autonomías por la crisis migratoria de Ceuta.

La diputada de la CUP, Dolors Sabater, cuyo partido llegó a un acuerdo de mínimos con ERC para votar a favor de la investidura de Pere Aragonès, ha dedicado gran parte de su discurso a los problemas sociales, una realidad que hay que combatir con cambios estructurales. "Les pido que hagamos un esfuerzo en pensar qué consecuencias tiene cada una de las políticas que aprobamos aquí". Asimismo, ha rechazado una vez más la mesa de diálogo con el Estado, ya que no servirá para resolver el conflicto entre Catalunya y España sino como "pretexto" para mantener la situación actual. También, ha recordado a Aragonès que los nueve votos favorables de la CUP "no son un cheque en blanco", a lo que el president ha respondido que cumplirá con lo pactado entre ambas formaciones.

La líder de En Comú Podem en el Parlament de Catalunya, Jéssica Albiach, ha afeado en varias ocasiones el modelo de Govern de ERC-Junts, una fórmula que "no es deseada, está hecha a regañadientes y no genera ilusión". Por ende, ha reprochado al flamante president que no haya optado por el PSC y el partido morado para formar el ejecutivo. "Las elecciones del 14 de febrero dieron varias mayorías. Había la oportunidad de hacer un cambio de etapa", ha añadido.

El presidente del grupo parlamentario de Cs, Carlos Carrizosa, y el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, han criticado las pretensiones anunciadas por Aragonès este jueves de llevar a cabo un referéndum a la escocesa. "Ustedes no representan a la parte catalana, ustedes son la parte separatista", ha sostenido el representante naranja. "Insisten en el conflicto con España y es una idea suicida", ha calificado más tarde el diputado conservador, cuyo grupo es la última fuerza en el Parlament.

Con la elección de Pere Aragonès como president de la Generalitat, ERC vuelve a ocupar el primer puesto en el Ejecutivo catalán 41 años después. De este modo, el líder republicano, Oriol Junqueras, en prisión por el procés, no se ha querido perder este momento histórico para su partido. "Estoy muy contento. Supongo que vosotros también, pero hoy yo más", ha bromeado con los periodistas a su llegada al Parlament.

Más noticias