Público
Público

Sevilla y Granada, las batallas clave entre PSOE y PP en las municipales andaluzas

Moreno se toma los comicios de mayo como una especie de primera vuelta  de las generales.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (2d) junto al presidente de la Junta de Andalucía, Juntama Moreno (3d) el candidato a la alcaldía de Cádiz Bruno García (4d) y la ex alcaldesa de Cádiz, Teofila Martínez (1d) a la salida del acto, a
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (2d) junto al presidente de la Junta de Andalucía, Juntama Moreno (3d) el candidato a la alcaldía de Cádiz Bruno García (4d) y la ex alcaldesa de Cádiz, Teofila Martínez (1d) a la salida del acto, a 23 de enero de 2023, en Cádiz (Andalucía, España). Nacho Frade / Europa Press

El PP andaluz afronta las municipales de mayo de un modo bien diferente al de anteriores comicios. Esta vez gobiernan con mayoría absoluta en la Junta, tienen un líder con apenas desgaste tras cuatro años de gobierno y han renovado las caras que presentan en las capitales: solo repiten los alcaldes de Málaga y Córdoba.

En otras palabras, el PP tiene por delante una oportunidad única de prolongar la travesía del desierto del PSOE andaluz. En esta batalla que se avecina entre PP y PSOE serán claves las alcaldías de Sevilla y Granada, hoy gobernadas por los socialistas –Antonio Muñoz y Paco Cuenca respectivamente–.

En Granada, se ha implicado el propio Moreno, que ha enviado allí, a una plaza convulsa, en que el PP ha sufrido tremendas tensiones internas, a su consejera de Fomento, Marifrán Carazo. En Sevilla, el PP presenta a José Luis Sanz, candidato heredado de la etapa de Pablo Casado, al que al principio fue aceptado a regañadientes en el entorno del presidente.

Si el PP logra esas plazas y mantiene los gobiernos de Almería, Córdoba y Málaga, analizan en el partido, las elecciones serán un éxito. Jaén y Huelva, también en manos de la izquierda, las ven más complicadas, aunque en plena ola favorable nada se descarta. En el PP piensan en recoger "casi todo el voto de Ciudadanos, que Vox no va a subir mucho y también algo del PSOE", aseguran las fuentes.

Cádiz, tras la marcha de José María González, Kichi, depende, además del PP, de que la izquierda se ponga de acuerdo y sea capaz de armar un nuevo proyecto.

Triple objetivo

Más allá de la batalla de las capitales y las diputaciones –claves a la hora de penetrar en el tejido de las ciudades del interior, esquivo durante año a la derecha– el objetivo del PP es triple y ambicioso. Por un lado, consolidar el resultado, la hegemonía obtenida en las autonómicas, en las municipales, unas elecciones con una lógica propia y muy dependientes de los componentes locales, propios de cada municipio.

Moreno presenta una alineación en las ocho capitales prácticamente nueva. "Se necesitan alcaldes que crean y quieran que su ciudad sea líder en Andalucía. Nos hemos roto la cabeza pensando qué personas podían representar mejor a sus vecinos. Esto va de ser próximo a la gente, de entender y sintonizar con los problemas de los vecinos, de saber que somos servidores públicos y los ciudadanos nuestros jefes", dijo el presidente este fin de semana.

Por otro, obviamente, conquistar el mayor número de alcaldías posible y algunas a las que jamás han tenido acceso, además de consolidar su presencia en la Andalucía interior, donde aún les cuesta conectar con el electorado. "No hay elección más importante para un vecino que las municipales, elegir su alcalde, porque le va a afectar de una manera muy directa", consideró Moreno.

Por último, allanar el camino a Alberto Núñez Feijóo a La Moncloa. El presidente de la Junta se ha tomado estas municipales como una especie de primera vuelta de las próximas elecciones generales, que vendrán unos meses después.

"Apoyar al PSOE va a suponer un refrendo, un apoyo y un respaldo a las políticas que estamos sufriendo el conjunto de España y de manera muy particular, Andalucía. Es votar a favor de la modificación del Código Penal, a favor de aquellos que están pactando con este Gobierno y quieren romper nuestro modelo de convivencia, y eso tampoco puede suceder", manifestó Moreno.

El presidente pretende así convertir las municipales en una especie de primera vuelta de las generales. En el PP creen que Sánchez tira hacia abajo del voto al  PSOE en Andalucía. "Casi todo el partido, empezando por Feijóo las ve así", aseguran las fuentes consultadas.

Más noticias