Público
Público

Sánchez salta a la arena por la pelea de Sevilla, la alcaldía más importante del PSOE

Los socialistas andaluces buscan en Sevilla una victoria del alcalde Antonio Muñoz con el respaldo de Ferraz.

Muñoz, Sanchez y Espadas, en un acto en Sevilla. Archivo.
Muñoz, Sanchez y Espadas, en un acto en Sevilla. Archivo. Joaquín Corchero / Europa Press

El presidente Pedro Sánchez salta a la arena y acude este sábado a Sevilla a un acto de partido. Lo hace a unos meses vista de las decisivas elecciones municipales que asoman en el horizonte. Sevilla es el principal Ayuntamiento que gobiernan los socialistas y tiene un simbolismo particular, entre otras razones, porque Juan Espadas, el secretario general del PSOE andaluz, dejó una alcaldía que nadie le discutía –el PP con Espadas de regidor tenía asumido que era una plaza muy difícil– para una aventura, de momento de destino incierto, habida cuenta de la mayoría absoluta de Juan Manuel Moreno Bonilla, en la política autonómica.

Antonio Muñoz, el hoy alcalde de Sevilla, la apuesta de Espadas, será el candidato y el partido ha decidido apoyarlo con todo. "Los socialistas nos sentimos en Andalucía bastante respaldados por la dirección federal y desde luego por Pedro Sánchez, que en los últimos meses, por unas razones o por otras, ha venido a Andalucía y a Sevilla con mucha frecuencia", dijo Espadas este jueves. Sánchez, añadió Espadas, "está respaldando la tarea y gestión de las principales candidaturas" socialistas en España.

Espadas manifestó también: en el caso de Sevilla, "después de un relevo en la alcaldía", es "especialmente importante que todo el partido respaldemos el buen trabajo que se gana cada día, con esfuerzo, el alcalde de Sevilla y candidato en las próximas elecciones municipales".

El PSOE andaluz ha activado ya el modo municipales en el arranque del año. Espadas –que desde que llegó a la secretaría general ha mantenido una línea, como exalcalde, de complicidad con los regidores– mantuvo esta semana encuentros con los ocho secretarios provinciales para engrasar la maquinaria y también reunió a los alcaldes de la corona metropolitana de Sevilla.

El reto que afronta esta vez el PSOE de Andalucía y su líder es mayúsculo. En un contexto de mayoría absoluta del PP en la Junta, conservar Sevilla, la cuarta ciudad de España por población y la mayor alcaldía que gestionan en el país, es un asunto estratégico para los socialistas, más allá del simbolismo.

El PP

El PP tiene de candidato a José Luis Sanz, exalcalde de Tomares, un municipio de renta alta vecino a Sevilla, al que se eligió en la época de Pablo Casado como líder. Moreno asumió entonces pulpo como animal de compañía. "Ha sido una candidatura aceptada [por Moreno] con poco entusiasmo. No hay una apuesta fuerte, pero a estas alturas saben ya que es la única posibilidad", afirman fuentes del PP a Público.

Moreno, es cierto, ha tenido algunos –pocos, analizan en el PP– guiños en público hacia Sanz y le ha dado alguna visibilidad y apoyo. A nivel provincial, Sanz sí cuenta con más apoyos. Sin embargo, Sanz, podría decirse, está dando la batalla a título más bien individual, con los suyos, según las fuentes. Eso sí, sin sabotajes de su dirección tampoco.

En el PSOE andaluz, está por ver cómo afecta a la campaña electoral la mar de fondo que existe, una vez que la dirección regional y sevillana están completamente alineadas con Ferraz, tras años de líos y desconfianzas. Espadas no cuenta ahora mismo, más allá del grupo en torno a Luis Ángel Hierro, con grandes críticos, pero su liderazgo tampoco se puede decir que levante en este momento pasiones entre sus filas, según las fuentes consultadas por Público. Sottovoce se le critica mucho.

Además de la pelea en votos entre PP y PSOE –salvo sorpresas como una difícil mayoría absoluta que solo se ha dado dos veces en la historia de Sevilla, una en los 80 con Manuel del Valle (PSOE) y otra en 2011 con el conservador Juan Ignacio Zoido (PP)–, emergen como decisivos, en función de los resultados que obtengan, los partidos a la izquierda del PSOE y Vox –Ciudadanos a pesar de su último y decisivo voto a favor del presupuesto municipal, no parece en disposición de obtener edil alguno–.

La izquierda

En la izquierda, Adelante Andalucía acudirá en solitario, con su candidata Sandra Heredia, mientras IU y Podemos y el resto de fuerzas no descartan un acuerdo que les permita acudir unidos. Dividir el voto de la izquierda, que podría ser decisivo, no parece la mejor de las ideas en un escenario en el que el PP logrará previsiblemente un buen resultado tras engullir a Ciudadanos.

Con el actual tirón de Moreno entre el votante moderado, que en un paisaje urbano puede operar como factor relevante, si Vox mantiene o mejora sus resultados, la alcaldía podría caer hacia la derecha.

En Sevilla se eligieron hace 4 años 31 ediles, la mayoría absoluta está en 16. Hoy, 13 son del PSOE, 8 del PP, 4 de Ciudadanos, 4 de Adelante y 2 de Vox. Cómo se repartan entre bloques esos concejales, puede resultar decisivo para elegir un alcalde del PP o uno del PSOE.

En 2019, con Espadas como candidato, el PSOE obtuvo el 39,24% de los apoyos, el PP, el 23,15%, Adelante, que entonces agrupaba a toda la izquierda, el 14,1%, Ciudadanos, el 12,45% y Vox, el 7,95%.

Más noticias