Público
Público

Tomás Gómez: "Susana Díaz sabe gobernar y sabe ganar, de Sánchez está por demostrar"

El exsecretario general del PSM, que ha guardado silencio desde que la dirección del PSOE decidió cortar su carrera como candidato a la Comunidad de Madrid, advierte que no piensa dejar de ser militante ni dimitir de sus cargos orgánicos a nivel federal. 

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 12

El exsecretario general del PSM Tomás Gómez./ EFE

MADRID.- Lleva marcada la fecha del 11 de febrero, cuando conoció por los medios de comunicación que la dirección de su partido había decidido cortar su carrera como candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y relevarle al frente de la Secretaría General de los socialistas madrileños. Tuvo una semana intensa por todas las televisiones con un único objetivo: defender su honorabilidad. Desde entonces ha guardado silencio, que ahora rompe en esta entrevista para Público. Ni piensa dejar de ser militante, ni sus cargos en los órganos del partido. Tomás Gómez sigue dispuesto a dar la batalla, aunque ya no volverá ser desde Madrid.

¿Qué pensó el 11 de febrero, en el momento que supo que iba a ser relevado de la secretaría general del PSM y de candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid?
Fue uno de los impactos más grandes que he tenido en mi vida. Y, sobre todo, por la forma en la que se hizo. Primero nos enteramos por los medios de comunicación, luego la rueda de prensa de César Luena, que fue para enmarcarla. Y, bueno, muy impactado, pero sobre todo centrado en la necesidad y en la obligación de defender mi honorabilidad, que era lo que también se había puesto en cuestión.

“En el origen de la operación en Madrid está la gran coalición entre PSOE y PP que algunos acarician"

¿Quién le traicionó? ¿Cómo se llegó a esto? ¿Quién cree que está detrás?
Hay en el fondo de esto algo de mucho calado, y es el debate interno en el PSOE acerca de la gran coalición. La gran coalición entre PSOE y PP que algunos la acarician, como el diario El País, algunos dirigentes y algunos ex dirigentes del Partido Socialista, y es lo que está en el origen de toda la operación.
Pero creo que Pedro Sánchez se ha equivocado y ha cometido un error muy grave. Primero, por el fondo, es decir, hacer esto a tres meses de las elecciones es echar sobre sus espaldas el resultado electoral que se saque en Madrid. Como mínimo, está obligado a sacar un diputado más que hace cuatro años, porque en un golpe de estas características requiere como mínimo un diputado más. Y se ha equivocado, por supuesto, en las formas. Uno puedo hasta relevar una dirección política porque no te guste, pero eliminar también un Comité Regional, eso nunca se había hecho en el PSOE en 135 años.

Entonces, la operación contra usted se debe a que hay gente en el PSOE y poderes fácticos que quieren promover un pacto con el PP tras las elecciones, y que con usted no había ninguna posibilidad de dicho pacto.
No tengo ninguna duda. Ésa es la clave fundamental.

“No hay un PSOE de Pedro Sánchez, el PSOE no tiene amos, aunque algunos se crean ahora los amos”


¿Y nada ha tenido que ver el tranvía de Parla? ¿El PSOE no podía temer que el escándalo le estallase a usted en plena campaña?​
Es que yo soy inimputable en ese asunto. No me pueden imputar. Hay un auto del Tribunal Supremo que inadmite a trámite una querella contra mí por ese motivo. Por tanto, ningún juzgado de España puede imputarme. Y eso lo sabe perfectamente la dirección nacional. Además, tampoco les va a pasar nada a ninguno de los concejales porque es totalmente absurdo el montaje de una película que ni siquiera adjudicó el Ayuntamiento de Parla. Aquí se ha mezclado un tema de fondo que lo que se llama la gran coalición, con la debilidad manifiesta de Pedro Sánchez, a quien alguien le aconseja que dé un golpe de autoridad para hacerse muy fuerte. Nunca había visto yo equivocarse tanto a un secretario general.

¿No le sorprendió el apoyo que tuvo Ángel Gabilondo en el sistema de votación en las asambleas de las agrupaciones? ¿No pareció que los militantes se olvidaron muy pronto de usted?
Es que ese proceso mostró un apoyo del 8% de los militantes, que fueron los que acudieron a las asambleas. No sé por qué tuvo inconveniente la dirección federal o Pedro Sánchez para que se hubiese votado en urnas, si tan convencidos estaban de que su candidato era el mejor se podría haber votado perfectamente. A mí me avalaron 7.000 personas en el mes de octubre, por tanto, un mínimo de 7.000 votos debería haber tenido el nuevo candidato.

“Seguiré de militante y en la dirección nacional para velar, precisamente, para que el PSOE no vaya a la gran coalición”

Si hubiera convocado primarias abiertas, ¿no hubiera estado más legitimado y Ferraz no se habría atrevido a dar este paso?
En absoluto. Hubiese sido igual, porque ningún otro candidato obtuvo los avales para poderse presentar, con lo cual no hubiera habido más candidatos. Se podía elegir por dos mecanismos, y se decidí por uno, pero creo que nada hubiera cambiado.

Si el PSM obtiene un mal resultado el 24-M. ¿Vuelve Tomás Gómez?
No. Mantengo que no volveré a aspirar a ningún puesto en el partido en Madrid. Pero alguien deberá asumir la responsabilidad si eso ocurre. Es decir, quien toma la decisión de hacer una acción de tal magnitud como la que se ha hecho en Madrid, pues es el responsable de lo que ocurra el día 24 de mayo. Más claro, tendrá que explicar Pedro Sánchez por qué hizo lo que hizo. Pero seguiré siendo militante del PSOE y de la dirección nacional.

Eso le iba a preguntar, ¿por qué se mantiene en los cargos orgánicos del PSOE a nivel federal? ¿Por provocar?
¿Por qué me iba a ir?

“Soy inimputable en el caso del Tranvía de Parla, y eso lo sabía Ferraz”

Porque parece que en su partido no le quiere mucho…
Bueno, mi partido no me quiere como secretario general del PSM, pero a mí no me eligió el secretario general del PSOE, a mí me eligieron los militantes en un Congreso, tengo el mismo mandato que tiene el secretario general o el secretario de organización del PSOE. Es decir, la Ejecutiva no es un Gobierno donde el presidente nombra a sus ministros, aquí nos eligen a cada uno de nosotros de la misma manera. Piensa seguir y velando, además, porque el PSOE no vaya a la gran coalición. Ese es uno de mis grandes objetivos, el otro es que el PSOE gane las próximas elecciones generales.

¿Cómo ve al PSOE de Pedro Sánchez?

Primero, el PSOE no es de nadie. El PSOE no tiene amos, aunque algunos se crean los amos. Si uno mira la encuestas, aunque yo no he sido mucho de mirar encuestas, pues preocupado. Y el PSOE nacional nunca había sido tercera fuerzas política y ahora el CIS dice que lo es.

Otra razón que se ha barajado de su sustitución es su alianza con Susana Díaz ¿Cree que eso influyó? Y una segunda pregunta, ¿la ve como candidata a la Presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales?
Creo que tener alianzas, proximidades ideológicas o admiración por una persona no es motivo para que a alguien lo fusilen al amanecer. Susana Díaz ha demostrado que sabe gobernar, y bien, el domingo se va a comprobar que sabe ganar. De Pedro Sánchez todo está por demostrar.

“Quien ha hecho una acción de tal magnitud como la de Madrid, es el responsable de lo que ocurra el 24-M”

¿Qué espera el Comité Federal del 28 de marzo?
Creo que Pedro Sánchez debe demostrar ese día que esto no es una purga política, y que a nadie se le va exterminar por haber tomado café con Tomás Gómez. Se configuran las listas instituciones y eso va a aprobar el Comité Federal, porque en Madrid no hay ningún órgano que pueda aprobar eso. Depende de la voluntad de alguien que no sé si es la persona más idónea para hacer listas en Madrid, que es Rafael Simancas, que ya le salió aquel Tamayo.

Defina con una palabra a algunos dirigentes del PSOE con los que ha tenido que convivir estos años. ¿José Luis Rodríguez Zapatero?
Demócrata.

¿Alfredo Pérez Rubalcaba?
Poder.

¿Susana Díaz?
Líder.

¿Pedro Sánchez?
En camino.

¿Maru Menéndez?
Lealtad.

¿Juan Barranco?
Amigo.

¿César Luena?
De La Rioja.

¿Ángel Gabilondo?
La Barraca.

¿Y sigue siendo amigo de Carmona?
Por supuesto, y mucho.

Más noticias en Política y Sociedad