Público
Público

Vox le da un toque a Juanma Moreno

El portavoz de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, vota en contra de la celebración de un pleno extraordinario en el que el Gobierno pretendía convalidar dos decretos-ley. Si no rectifica, ambos decretos quedarán derogados

Nieto, Moreno y Hernández, este jueves. Europa Press
Nieto, Moreno y Hernández. Europa Press

raúl bocanegra

Si mantiene su decisión y no la rectifica en próximas fechas, como parece que hará, Vox habrá dado el primer guantazo político de envergadura al Gobierno andaluz que preside Juanma Moreno (PP) desde que Ciudadanos, hace un año, accedió a sentarse en la misma mesa que ellos y se firmaron unos pactos presupuestarios que han permitido aprobar dos presupuestos, el del 19 y el del 20, y han garantizado la estabilidad política en la Comunidad.

El portavoz de Vox en el Parlamento autonómico, Alejandro Hernández, quien había anunciado la semana pasada un "tiempo nuevo" en su relación con el Gobierno de Moreno, votó este jueves en la Junta de Portavoces en contra de la celebración de un pleno extraordinario el próximo martes que el Ejecutivo andaluz y los partidos que lo conforman, PP y Ciudadanos, querían para convalidar dos decretos-ley elaborados durante la pandemia de la covid.

El voto de Hernández cogió por sorpresa a los portavoces parlamentarios. De hecho, minutos antes, en la Mesa de la Cámara, su compañero de partido en Vox, Manuel Gavira, había votado a favor del pleno extraodinario, según fuentes parlamentarias.

La consecuencia directa de esta decisión de Hernández, al unir sus votos contrarios a los de PSOE y Adelante Andalucía, es que ambos decretos-ley, que contienen materias relevantes para el Gobierno andaluz, como el plan de empleo Aire, publicitado a bombo y platillo, corren ahora el riesgo de quedar sin efecto, lo que implicaría que Moreno tendría que volver a empezar su tramitación.

El Estatuto de Andalucía regula en su artículo 110 el decreto-ley, una norma prevista para caso de "extraordinaria y urgente necesidad" que tiene rango de ley y causa efectos desde su publicación en el BOJA, pero que debe ser convalidado en el Parlamento. Los plazos están recogidos en el punto segundo del artículo del Estatuto: "Los decretos-leyes quedarán derogados si en el plazo improrrogable de treinta días subsiguientes a su promulgación no son convalidados expresamente por el Parlamento tras un debate y votación de totalidad. Durante el plazo establecido en este apartado el Parlamento podrá acordar la tramitación de los decretos-leyes como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia".

Los decretos fueron publicados en el BOJA el 16 de junio pasado y el 19, tres días después, respectivamente. El próximo pleno parlamentario está previsto que se celebre los días 22 y 23 de julio. Es decir, si Vox no rectifica, los decretos decaerán y con ello, el partido de ultraderecha habrá lanzado un aviso de entidad al Gobierno andaluz.

De momento, con este movimiento, Hernández demuestra que el Gobierno de Moreno y Juan Marín (Ciudadanos) depende de ellos para aprobar o rechazar cualquier cosa de relevancia. Horas después de la votación, en una entrevista en Canal Sur, el portavoz de Vox manifestó que la razón del voto contrario era abrir una ventana de negociación con el Gobierno andaluz sobre el plan de empleo Aire, con cuya formulación dijo no estar de acuerdo, según recoge Europa Press. "[Queremos] tener más tiempo para hablar de determinadas cuestiones, sobre todo del Plan Aire, que ya hemos dicho en muchas ocasiones que no estamos de acuerdo en su formulación actual", dijo.

"La idea es tener más tiempo para poder hablar de algo, para no votar no a un decreto que, como viene siendo habitual y denunciamos, son decretos en los que vienen medidas de materias transversales y estamos en unas cosas de acuerdo y otras no", agregó Hernández, quien trató de quitarle hierro al asunto al argumentar que este tipo de situaciones "son cuestiones normales en el devenir político".

"Hay determinados puntos en esos decretos que queremos negociar, ya lo anunciamos, que no podíamos asumirlo, y de aquí al martes [el día que el Gobierno quería hacer la votación] era imposible cerrar ningún acuerdo". Preguntado por si las últimas críticas que ha expresado Vox al Ejecutivo de Moreno puede suponer que retire su apoyo externo ha dicho que no cree que lleguen las cosas a eso.

Un tiempo nuevo

Hace unos días, el portavoz de Vox –socio parlamentario del Gobierno– ya había avisado de un tiempo nuevo en su relación con el Gobierno, pero hasta este jueves no había tenido traducción efectiva. Entonces, Hernández había avisado que Moreno estaba abusando del decreto-ley. "Si ya se emuló el Aló presidente del cargante Sánchez con unas alocuciones dominicales de Juanma Moreno Bonilla en las que cada vez se nos daba menos información para emplear esos tiempos de máxima exposición mediática sobre todo en un discurso de propaganda autocomplaciente, vemos también ahora cómo se insiste en una técnica, la del decreto-ley que se pretende imponer bajo la excusa de las razones de urgencia", había manifestado Hernández.

El Ejecutivo andaluz durante la emergencia sanitaria ha gobernado mediante decretos-ley –hasta 17 ha elaborado Moreno– en los que PP y Ciudadanos han colado reformas que nada tenían que ver con la covid, como la de los usos del suelo no urbanizable y pasos hacia la privatización de la Formación Profesional. Vox, hasta ahora había votado a favor de todos ellos. "No vamos a permitir que contenidos y programas con importantes modificaciones normativas de calidad se amalgamen desordenadamente y sin criterio estructural ni jurídico vía decreto", había dicho Hernández. "No es una advertencia ni un órdago, sino que si algo no nos gusta, lo manifestamos", había avisado.

Más noticias de Política y Sociedad