Público
Público

Vox rompe con Olona y dice que es "el fin del camino" para ella 

Espinosa de los Monteros asegura que Macarena "está siendo utilizada por todos aquellos que quieren hacer daño" al partido. La excandidata pidió una reunión con Abascal para volver a "caminar juntos".

La portavoz del grupo parlamentario VOX, Macarena Olona, durante la segunda jornada del debate de investidura del presidente de la Junta de Andalucía de la XII legislatura en el Parlamento de Andalucía, a 21 de julio de 2022 en Sevilla (Andalucía, España)
La portavoz del grupo parlamentario VOX, Macarena Olona, durante la segunda jornada del debate de investidura del presidente de la Junta de Andalucía de la XII legislatura en el Parlamento de Andalucía, a 21 de julio de 2022 en Sevilla (Andalucía, España). Joaquín Corchero / Europa Press

Vox cierra definitivamente la puerta al regreso de Macarena Olona. El portavoz de la ultraderecha en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha sido tajante al asegurar que "este es el fin del camino" para Olona dentro de su formación. Es la reacción de los de Abascal a una entrevista publicada este jueves en el diario ABC en la que la excandidata de Vox a la Junta de Andalucía aseguraba que la habían colocado como "candidata paracaidista" para el 19J, que había "falta de democracia" en el partido y que, aún así, se reuniría con Abascal para volver a "caminar juntos". 

El partido le ha respondido que 'no'. Espinosa de los Monteros dice que Olona "está siendo utilizada por todos aquellos que quieren hacer daño" al partido. "Nos está causando un enorme dolor", ha reconocido este jueves, al mismo tiempo que dejaba claro que ya no hay sitio para ella en Vox.

Sus declaraciones llegaron pocas horas después de que se publicase una entrevista en la que, entre otras cosas, Olona afirmó que escuchaba que "falta democracia interna y hay trato sin respeto dentro de Vox". Dijo también que desde que pidió la reunión con Abascal se había iniciado un "linchamiento" contra ella y que, en ese encuentro, le preguntaría si dudaba de la enfermedad que alegó para dejar la política. 

Es el último capítulo de una escalada de tensión interna en la ultraderecha que arrancó la candidatura de Olona para las elecciones andaluzas. Ella misma reconoce ahora que fue "una candidata paracaidista que tenía una empresa que creo que era imposible". Lo cierto es que las expectativas de Vox eran mucho mayores en ese momento y esperaban entrar en el gobierno andaluz como hicieron en Castilla y León. 

La mayoría absoluta de Moreno Bonilla supuso una derrota sin paliativos y Olona abandonó la política solo dos semanas después de su estreno como diputada en Andalucía. Justificó su decisión en "razones médicas ajenas" a su voluntad y dijo que volvería a ejercer su profesión de abogada del estado. Pero no ha sido así y reapareció a finales de agosto con una sorprendente convocatoria a sus simpatizantes para acompañarla en el camino de Santiago. Desde entonces no ha dejado de marcarle el paso a Vox dejando claro que quiere volver a la política.

La semana pasada pidió una reunión con Abascal de la que, según aseguraba este jueves, espera una "conversación de tú a tú en la que, desde luego, tendremos que ver si podemos seguir caminando juntos". Sobre cómo podría encajar de nuevo en el partido, Olona afirmaba en la misma entrevista que "es algo que se tendría que concretar". Pocas horas después, el portavoz del partido desechó cualquier posibilidad de retorno.


Más noticias