Público
Público

'Ley Wert' Wert saca pecho de su gestión como ministro con la LOE socialista

El “padre” de la LOMCE admite ante la comisión del Congreso que estudia un pacto de Estado sobre educación que durante su mandato tomo “algunas decisiones subóptimas”, aunque no se siente desprestigiado.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El exministro de Educación, José Ignacio Wert, durante su comparecencia este martes en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados / EFE

El ex ministro de Educación José Ignacio Wert ha hecho un alegato positivo de su gestión al frente de ese departamento entre finales de 2011 y mediados de 2015, periodo en el que, ha afirmado, se mejoraron todos los ratios, desde las tasas de abandono escolar temprano hasta la dotación de venas “en un marco de fuertes ajustes fiscales”.

Wert ha comparecido esta mañana ante la comisión de Educación y Deportes del Congreso de los Diputados dentro de los trabajos para elaborar el denominado Pacto de Estado Social y Político para la Educación.

Wert, actual embajador de España ante la OCDE, con sede en París, ha limitado su intervención a mostrar en una gran pantalla datos estadísticos de 2011, antes de su llegada al ministerio, y 2015, cuando lo abandonó: todos ellos ponían de manifiesto una gestión positiva. Como le han hecho notar algunos portavoces de la oposición, Wert ha basado sus resultados como ministro durante la vigencia de la LOE (Ley Orgánica de la Educación) promulgada por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, a preguntas de los portavoces de la oposición, no ha justificado las razones por las que decidió impulsar la LOMCE; es más, durante su exposición inicial ante la comisión ni siquiera mencionó esa norma, una de las leyes “estrella” del anterior Gobierno de Rajoy que fue aprobada únicamente con la mayoría absoluta del PP, que ha pasado a la historia con su nombre, la “ley Wert”.

El ex ministro tan solo acertó a citar la LOMCE para puntualizar, en respuesta al portavoz de ERC, Joan Olòriz, que la LOE “no fue derogada, tan solo modificada por la LOMCE, que es una ley de artículo único que modifica la anterior”. En cualquier caso, Wert, que incluso presumió de los avances logrados “en un tiempo de estrecheces económicas que no son las de ahora”, ha asegurado que no se siente descalificado, aunque ha reconocido que durante su mandato “por supuesto que hubo decisiones subóptimas” (sic). En otro momento de su intervención ante la comisión alabó “los esfuerzos” para llegar a un pacto de estado en materia de educación.

Todos los portavoces de la oposición han coincidido en rechazar “su” LOMCE. “La LOMCE nació muerta, por eso estamos aquí. Fue una ley impuesta; incluso su partido se ha visto obligado a paralizar el calendario previsto”, ha dicho Javier Sánchez, portavoz del grupo parlamentario de Podemos que fue el que reclamó su presencia ante la comisión.

Un hecho que ha agradecido el portavoz del grupo socialista, Manuel Cruz, que ha asegurado “nosotros no hubiéramos llamado a un pirómano para apagar un incendio. Usted no es consciente del daño que ha hecho a la educación de este país”. Y ha añadido: “No vuelva a poner sus manos sobre la educación”.

Por su parte, el portavoz de ERC le ha recordado “su obsesión contra el catalán” que resumió en su frase de que “hay que españolizar a los niños catalanes”. El actual embajador ante la OCDE ha intentado paliar esta crítica asegurando que “no tengo nada en contra del catalán, lengua que hablo y leo, pero también defiendo la libertad de elección de los padres”.

En ningún momento hizo autocrítica alguna, especialmente sobre la LOMCE. “No me siento descalificado”, ha dicho al abandonar la comparecencia. Momentos antes, ante los comisionados, había afirmado para responder a las exigencias de autocrítica que se le formulaban: “No siempre uno es buen juez de sus propias actuaciones”.

Más noticias en Política y Sociedad