/

Calendario lunar 2024: fechas y momentos clave del año

Si te interesa el ciclo y las fases de la luna, así como la astronomía en general, seguro que tienes curiosidad por saber qué sucesos se relacionan con ella este 2024. Además, es buen momento para comprender al fin cómo es el ciclo lunar y en qué se diferencian sus etapas.

Así que en esta ocasión seguimos caminando en el nuevo año conociendo el calendario lunar 2024 y cuáles son sus momentos clave. ¿Los anotarás en la agenda?

Ciclo lunar

Fases de la luna
Fases de la luna/Foto: Unsplash

El ciclo lunar consta de 28 días que se desarrollan en dos etapas principales: la creciente y la menguante. La etapa de la luna creciente abarca desde el instante en que no vemos al satélite hasta el momento en que se produce el plenilunio, es decir, la legendaria luna llena. Por su parte, la etapa menguante continúa desde ese momento hasta que desaparece del todo.

Este desarrollo provoca que se haya dividido el ciclo lunar en distintas fases en función de cómo vemos al satélite terrestre: luna nueva, creciente, cuarto creciente, creciente gibosa, luna llena, menguante gibosa, cuarto menguante y menguante.

La tradición astrológica, aunque la astrología no tiene ningún respaldo científico, considera que entre la luna nueva y el cuarto creciente, es buen momento para iniciar y desarrollar proyectos, la luna llena para cerrarlos y las fases menguantes para descansar y dejar atrás lo que no importa.

Luna llena en 2024

luna llena
Luna llena/Foto: Unsplash

En el 2024 cabe la pena destacar la luna llena de determinados meses, esos que sorprenden con un nombre propio para el satélite que emana de viajes leyendas, ciclos de cosecha y antiguas tradiciones y narraciones orales. La primera luna llena tiene lugar el 11 de enero, pero será la del 25 de enero mucho más especial. Esta es la denominada Luna del Lobo, llamada así por ser la primera de todas las lunas llena que habrá a lo largo del año. Una de las teorías de su nombre proviene de que se lo dieron los indios norteamericanos, al observar cómo en este momento los lobos aullaban especialmente.

El 24 de febrero es el turno de la Luna de Nieve. De nuevo, fueron los nativos de Norteamérica quienes la llamaron así, al ser la época en que en sus territorios se producían las nevadas. También se la conoce como Luna de Hambre y Luna de Huesos.

Ya en primavera, la Luna Rosa lucirá en el cielo el 23 de abril, pero su nombre no tiene nada que ver con el color. Este nombre es el que se le da siempre a la primera luna llena de la primavera, y de nuevo proviene de los indios norteamericanos, que es como llamaban a la que salía tras el equinoccio.

El 22 de junio es el turno de la Luna de Fresa, con la que se produce un eclipse penumbral. Es decir, el satélite se ubica en posición opuesta al sol, de manera que proyecta parte de la sombra de la Tierra y se percibe ese eclipse parcial de luna. Hay quien dice que su denominación proviene de producirse en el momento en que comenzaba la cosecha de fresas en Norteamérica. Y el 21 de julio será la Luna del Ciervo, cuando las astas de los ciervos macho están en pleno crecimiento.

Superlunas en 2024

Superluna
Superluna sobre Superstition Mountains en Arizona/Foto: Unsplash

Será en verano cuando podamos empezar a disfrutar de las espectaculares superlunas. El 4 de agosto llega la primera del año, a la que seguirán las superlunas de octubre, el día 17, y la superluna de noviembre, el día 15, coincidiendo con la Luna del Castor. Despediremos el año con la luna llena del 15 de diciembre y justo una quincena después, la luna nueva del día 30.

La superluna es uno de los momentos más especiales para contemplar nuestro satélite. Se produce cuando se encuentra en el perigeo, es decir, en el instante en que más cerca está de la Tierra. Ese es el motivo por el que la percibimos más grande y brillante que nunca.

Eclipses del año 2024

Eclipse
Eclipse/Foto: Unsplash

Este nuevo año también nos traerá varios algunos eclipses significativos, de los que se habla que tiene impacto en las reacciones emocionales. El primero de ellos será un eclipse lunar que tendrá lugar el 25 de marzo, con la luna llena, y el siguiente coincidirá con una superluna, el 18 de septiembre.


El eclipse lunar tiene lugar en el momento en que la Tierra se sitúa entre el sol y la Luna. Es posible verlo desde cualquier punto del planeta, siempre y cuando estés en un lugar en el que sea de noche mientras se produce.

Los eclipses solares tampoco faltarán este año. El 8 de abril podrás verlo sobre luna nueva, al igual que el 2 de octubre. El eclipse solar se produce cuando la luna se coloca entre la Tierra y el sol, por lo que se pone todo oscuro al no llegarnos al planeta sus rayos. No obstante, solo puede contemplarse desde algunos lugares de la Tierra, pues has de encontrarte en el lado soleado y en la trayectoria de la sombra lunar para poder observarlo. Se calcula que el eclipse solar puede ser visto desde una misma ubicación en la Tierra cada 375 años, y solo durante unos minutos.



Dejar una respuesta

Your email address will not be published.