Público
Público
La Ingobernable

Almeida cede el edificio que ocupó La Ingobernable a una fundación que tiene como vicepresidente a Gallardón

El Ayuntamiento le cede el inmueble durante 50 años para construir un museo judío. El alcalde de Madrid ha cambiado de opinión ya que prometió que convertiría el edificio en un centro de salud y una biblioteca para los vecinos.

El edificio donde se ubica el centro social La Ingobernable.- EFE
El edificio donde se ubica el centro social La Ingobernable.- EFE

público / agencias

El alcalde del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, cede el edificio que fue ocupado por La Ingobernable a la Fundación Hispanojudía, que tiene como vicepresidente al exalcalde de Madrid y exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón. 

En menos de un año Almeida ha cambiado de opinión. Antes de las elecciones del pasado mes de mayo, el por aquel entonces candidato a la alcaldía de la capital prometía que si se hacía con el cargo, desalojaría al colectivo de La Ingobernable para convertir el inmueble en un centro de salud y una biblioteca para los vecinos.

El Consistorio intentó desalojar al colectivo en octubre, pero se paralizó gracias a la movilización ciudadana. Un mes después, el Ayuntamiento ejecutó el desalojo de madrugada y con 130 policías municipales. Fue entonces cuando Almeida volvió a repetir su propósito de abrir un centro de salud y una biblioteca. 

Ahora, ha cedido durante 50 años el edificio del número 39 de la calle Gobernador, situado cerca del Paseo del Prado, a esta fundación para construir un museo judío en el que se invertirán 30 millones de euros.

Almeida asegura que será un centro cultural abierto al público que "no costará un euro a las arcas de la ciudad" porque la Fundación Hispanojudía financiará toda la inversión. 

"Desgarramantas", "panda de holgazanes" y otros insultos

En 2018, siendo portavoz municipal del PP, José Luis Martínez-Almeida ya atacaba a La Ingobernable. "Desgarramantas", "pandilla de holgazanes" y gente "sin oficio ni beneficio": así calificaba a los activistas. En esa ocasión, quiso exigir a la entonces alcaldesa de Madrid Manuela Carmena que obligara al colectivo a pagar una indemnización de 1,4 millones de euros a la entidad Emilio Ambasz. 

El colectivo de La Ingobernable frenó con la ocupación la cesión gratuita que pretendía realizar la  exacaldesa de Madrid Ana Botella a la Fundación Legado Emilio Ambasz durante 75 años en 2015.