Público
Público

Accidentes laborales El 22,6% de los trabajadores que sufrieron un accidente laboral en 2020 no dejó de trabajar

Más de la mitad de los accidentes en jornada laboral se dieron en el sector servicios.

Un obrero en un andamio. EFE/Archivo.
Un obrero en un andamio –Archivo.

El 22,6% de los trabajadores que sufrieron un accidente laboral en 2020 no dejó de trabajar o se reincorporó ese mismo día, según los datos proporcionados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el módulo sobre accidentes laborales y problemas de salud relacionados con el trabajo, elaborado con datos extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA), apenas hay diferencias entre los hombres (22,3%) y las mujeres (23,2%) que no dejaron de trabajar tras accidentarse.

Entre los que sí debieron coger una baja laboral, su duración fue de menos de quince días para otro 22,6%, de dos a cuatro semanas (14,3 %), de uno a tres meses (16%) y de tres a seis meses (5%), mientras que aquellos que no esperaba volver a trabajar o cuya lesión fue de medio a un año apenas alcanzó el 4%.

No obstante, el INE explica que sólo el 3,7% de los ocupados de 16 a 74 años había sufrido en los últimos doce meses un accidente durante la jornada laboral o en los desplazamientos hacia o desde el trabajo, tasa ligeramente superior a la registrada en el anterior módulo (3,5%), realizado en 2013.

Más de la mitad de los accidentes en jornada laboral se dieron en el sector servicios

La siniestralidad es superior en el caso de los hombres (4,1%) que en el de las mujeres (3,1%) y, por edad, más elevada en el grupo de 35 a 44 años en los hombres y en el de más de 54 años en las mujeres.

Gran parte de los trabajadores accidentados no presentaron lesiones, reduciéndose los lesionados por este motivo al 2,4% (2,8% de los hombres y 1,9% de las mujeres).

No obstante, el 4,4 % de los que sí las presentaron tuvieron su origen en accidentes de tráfico (2,1 puntos menos que en 2013).

Por sector económico, más de la mitad de los accidentes en jornada laboral se dio en los servicios, aunque teniendo en cuenta el número de trabajadores en cada sector, la siniestralidad fue superior en la industria y la construcción.

Atendiendo a la situación profesional, casi dos de cada tres accidentados eran asalariados del sector privado, que acaparó también la mayor siniestralidad.

Casi uno de cada cinco trabajadores enfermó en 2020

Un 18,2% de los trabajadores (unos 5,8 millones de personas) tuvo una enfermedad en los últimos doce meses, tasa que es un poco mayor en el caso de las mujeres y que aumenta en función de la edad.

Casi un tercio de ellos aseguró además que esa dolencia había sido provocada o se había visto agravada por el trabajo y, para un 80%, había limitado "considerablemente" o "en cierta medida" sus actividades cotidianas.

Entre las principales enfermedades laborales destacaron los problemas de espalda (26,4% del total), los de cuello o brazos (19,9%) o los de caderas o piernas (14,7%).

El estrés, depresión y ansiedad afectaron al 14,6% de los trabajadores que enfermaron en 2020

También el estrés, depresión y ansiedad afectaron al 14,6% de los trabajadores que enfermaron en 2020, un total de 291.600 ocupados, principalmente mujeres (165.000).

Respecto al tiempo de ausencia, el 40% de los ocupados que sufrió una enfermedad en 2020 no dejó de trabajar o se reincorporó en el día, mientras que el 9,6% regresó en menos de dos semanas, el 12,7% tardó más de 15 días pero menos de tres meses y el 13,4%, más de nueve meses o no volvió al trabajo.

Entre los factores de riesgo para la salud, el INE destaca la presión de tiempo o sobrecarga trabajo (24,4% del total), posturas dolorosas (19,3%), actividades con esfuerzo visual (12,3%), el trato difícil con clientes (7,4%) o la inseguridad laboral (7,1%).

Más noticias