Público
Público

Abuso de menores Los abusos sexuales contra menores de edad se han multiplicado por cuatro en la última década

Según el estudio publicado por la Fundación ANAR, basado en 89.808 llamadas de ayuda atendidas en su plataforma, la tasa de crecimiento de los casos de abuso ha sido de un 300,4% desde 2008. En cuanto al perfil del abusador, mayoritariamente es el padre biológico.

Un niño jungando.
Un niño jungando. Pixabay

En algo más de una década, los años que van entre 2008 y 2020, las denuncias sobre abusos sexuales hacia menores recibidas por la Fundación ANAR se han multiplicado por cuatro. Así lo refleja el último estudio presentado por esta organización este martes, el primero que valora la evolución del abuso sexual en la infancia y la adolescencia en España en los últimos 11 años. El informe está enfocado desde el punto de vista de las víctimas y tiene como objetivo arrojar luz sobre asuntos como el perfil de éstas y de los agresores, las formas de abuso, las reacciones del entorno, los síntomas o las consecuencias, entre otros.

Dicho estudio pretende sumar información a otros estudios realizados en este sentido llevados a cabo por instituciones como el Consejo de Europa, en los que expertos y asociaciones de defensa de los derechos de los menores calculan que en el ámbito internacional, entre el 15% y el 20% de los niños y niñas sufren algún tipo de abuso sexual antes de cumplir los 18 años. Uno de cada cinco.

ANAR ha analizado un total de 89.808 llamadas sobre abuso sexual que fueron necesarias para atender los 6.183 casos ayudados por la fundación y utilizados en este estudio longitudinal que aborda los años de 2008 a 2019

Entre los resultados que el estudio revela destacan el crecimiento exponencial de este grave problema y de fenómenos como las agresiones en grupo.

Benjamín Ballesteros, director de la investigación y de los Programas de ANAR, asegura que "el enorme volumen de casos de abuso que analiza este estudio posee un valor único porque sería imposible lograr que las víctimas, siendo menores de edad, respondan a un encuestador sobre este tema. Conscientes de ello, hemos hecho un gran esfuerzo por ofrecer a la sociedad algo único y sin precedentes, para visibilizar una realidad oculta y silenciada, y promover un cambio en nuestra sociedad". 

Aumento exponencial en la última década

La tasa de crecimiento de los casos de abuso fue de un 300,4%, lo que indica que se han multiplicado por cuatro, pasando de 273 casos en 2008 a 1.093 casos en 2020. Además, mientras que el incremento anual del número de casos fue de un 14,3% de media, en los últimos cinco años se ha disparado al 20,5%, aumentando especialmente los abusos a través de las tecnologías: Grooming (36,7% de crecimiento anual) y Sexting (25,0%). 

El estudio también revela que el 43,3% de los casos mostró intención de denunciar. De los casos finalmente denunciados (10,6%), el 18,2% se archivó por falta de pruebas

Mujer adolescente, la víctima más frecuente

Las víctimas son en su inmensa mayoría mujeres (78,3%), de las cuales el 59,1% son adolescentes de 13 a 18 años. Uno de cada cinco casos son varones, en su mayoría menores de 12 años (53,4%). La mayoría de los abusos sexuales se produjeron de forma reiterada (69%).

Además de ser abusadas, las víctimas tuvieron que soportar violencia física o intimidación en el 53,6% de los casos. El estudio revela que la violencia es mayor hacia las mujeres y sobre todo cuando llegan a ser adolescentes. 

Las víctimas son en su inmensa mayoría mujeres (78,3%), de las cuales el 59,1% son adolescentes de 13 a 18 años

En el 22% de los casos la tecnología estuvo implicada en el abuso, y el 1,6% había consumido algún tipo de droga. El estudio muestra que los síntomas más frecuentes que las víctimas presentan son: cambios bruscos de ánimo, síntomas psicosomáticos, conocimientos sexuales no adecuados para su edad, conductas sexuales explícitas y agresividad.

El perfil del agresor

Por otra parte, el perfil del agresor es el de un hombre, de la familia o del círculo de confianza, mayor de edad que actúa en solitario y que abusa en la casa del menor. El informe afirma que el 50 % de las agresiones tienen lugar en la propia casa del menor, pero destaca también el número de abusos en casas de otros familiares o en el entorno escolar o extraescolar.

Otro de las violencias que presentan un incremento preocupante son las que se producen en grupo o "manadas", con la víctima abusada por dos o más personas (el 10,5 % de los casos en 2018) y también el incremento a lo largo de la década de las menores atendidas por violencia de género, agredidas por novios, parejas o exparejas (6,3 % en 2018)

Según los datos, el padre biológico sigue siendo el agresor principal en el 32% de los casos. También aumenta la proporción de parejas de la madre (1,7% en 2008 a 6,2% en 2018) y disminuye los abusos producidos por adultos conocidos o de confianza (6,2% a un 1,6%).

Otro dato preocupante es el aumento de las agresiones en grupo, las manadas: víctima agredida por dos o más personas, pasando de un 2,1% a un 10,5% en 2018.

También es notable en la última década el crecimiento de los abusos cometidos por novios, parejas y exparejas de la víctima, que pasan de representar el 3,3% del total de los casos en 2008 al 6,3% en 2018.

El entorno 

En el 80,2% los abusos no dejan marcas o heridas. "Las víctimas tienen gran dificultad para demostrar el abuso porque en muchos casos no hay señales físicas y por desgracia las reacciones del entorno no son de apoyo: niegan los hechos en el 37,8% de los casos, justifican o encubren al agresor en un 31,1%; se da negligencia o falta de reacción en un 23,9%; y, por último, culparon a la víctima en un 7,2%", comenta la directora del Teléfono/Chat ANAR, Diana Díaz.

ANAR alerta de que el conocimiento que se tiene sobre el abuso sexual a menores es escaso y anima a los poderes públicos a investigar el problema, además de realizar campañas de prevención para favorecer las denuncias desde edades tempranas, profesionalizar la atención y abordar reformas en el ámbito judicial para mejorar la protección de niños y adolescentes.

Más noticias de Política y Sociedad