Público
Público
Únete a nosotros

Un adolescente arroja a un niño de seis años desde lo alto del Tate Modern

El menor es francés y estaba pasando unos días en Londres con la familia. El joven, que no tiene ninguna relación con el niño, ha sido comparecido ante el juez acusado de intento de asesinato.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Vista del museo Tate Modern, a orillas del Támesis, en Southwark, Londres. EFE / EPA / NEIL HALL

Un joven de 17 años ha sido acusado de intento de asesinato por presuntamente arrojar a un niño de seis años desde el mirador del décimo piso del museo de arte moderno Tate Modern de Londres, según informó la Policía Metropolitana de la capital británica.

El pequeño es francés y estaba pasando unos días en Londres con la familia.  El pequeño cayó una altura de cinco pisos, ya que aterrizó en el quinto nivel del edificio. Según las autoridades, se encuentra en estado crítico, aunque estable. Ha sufrido una hemorragia en el cerebro y fracturas en su columna vertebral, piernas y brazos.

El suceso se produjo el pasado domingo, cuando los servicios de emergencia recibieron un aviso a las 13.45 GMT acerca de un incidente registrado en la conocida galería del centro de la capital británica y se personaron en el lugar instantes después.

El adolescente fue sido retenido las personas que se encontraban en el miador  después de la caída del niño. Un portavoz policial afirmó que no hay evidencia de que el sospecho, que ha comparecido este martes en el juzgado de Bromley Youth, "sea un conocido de la víctima".

Varias personas en el mirador con vistas a la City londinense de la torre del museo Tate Modern. REUTERS / Neil Hall

Inmediatamente tras el incidente, el museo de arte moderno se cerró y no se permitió la entrada ni salida de visitantes hasta reabrir después del traslado del menor.

Según relató a la BBC Nancy Barnfield, testigo de lo ocurrido, escuchó un fuerte ruido y a una mujer que gritaba "¿dónde está mi hijo, dónde está mi hijo?", mientras se formó un gran revuelo alrededor de una persona que, sin oponer resistencia, fue reducida por miembros del público antes de que llegaran los agentes.

Cola de visitantes que esperan para entrar en el museo Tate Modern, a orillas del Támesis, en Londres. EFE/EPA/NEIL HALL

La Tate Modern abrió sus puertas en el año 2000 en un edificio que antiguamente albergó una central eléctrica a orillas del conocido río Támesis.

Desde entonces es uno de los lugares más conocidos y transitados de la capital londinense y fue la atracción turística más popular del Reino Unido en 2018 con 5,9 millones de visitantes, según cifras oficiales. 

Más noticias en Política y Sociedad