Público
Público

Alonso se saca ahora de la manga 727 millones para tratar a 52.000 pacientes de hepatitis C

El ministro asegura que el plan de abordaje de la enfermedad es un "hito sanitario" a pesar de llegar más de un año después de la entrada de los nuevos fármacos en el sistema

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, junto al doctor Joan Rodes durante la presentación de las líneas generales del plan estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C. EFE

DANIEL MARTÍN

MADRID.-Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha presentado hoy el Plan Nacional Para el Abordaje de la hepatitis C. La hoja de ruta marcada por Sanidad incluye poner sobre la mesa 727 millones de euros para tratar a los enfermos que tengan una fibrosis en fase dos (F2) o superior. Según datos aportados por las comunidades autónomas, el número de pacientes en esta situación es de 51.964, algo más de la mitad de las 95.524 personas diagnosticadas en España.

Alonso se ha mostrado muy satisfecho por el trabajo realizado por el comité de expertos encargado de la elaboración del plan bajo la dirección de Joan Rodés. El ministro ha asegurado que el plan es un "hito sanitario" en nuestro país y que demuestra la "fortaleza" del Sistema Nacional de Salud.

El titular de Sanidad no ha perdido la oportunidad de presumir de gestión. Ha asegurado que la inversión de 727 millones se puede realizar gracias a la racionalización del gasto en sanidad en los últimos años. Unos recortes que, según sus estimaciones, han permitido un ahorro de más de 4.200 millones de euros en fármacos "que no se necesitaban". Alonso también ha explicado que, junto a esos recortes, el vencimiento de las patentes de varios medicamentos incluidos en el Sistema Nacional de Salud le ha otorgado margen de maniobra para pagar más tratamientos de última generación. El plan no entrará en vigor hasta que las comunidades autónomas lo ratifiquen en el próximo Consejo Interterritorial de Sanidad

Hacienda arbitrará fórmulas de pago para que ninguna comunidad autónoma se quede atrás a la hora de dar los medicamentos

Las comunidades autónomas tienen transferidas las competencias en Sanidad y por lo tanto serán las encargadas de sufragar el tratamiento contra el virus. Alonso ha asegurado que desde el Ministerio de Hacienda se arbitrarán fórmulas de pago para que ningún territorio se quede atrás y haya equidad a la hora de tratar a los pacientes aunque no las administraciones no dispongan del dinero. 

 


Las comunidades dispondrán de un margen de tres años para pagar los medicamentos a las farmacéuticas. "Los laboratorios pueden esperar el cobro, los pacientes no pueden esperar la asistencia", ha asegurado hoy el ministro, más de un año después de que el sofosbuvir (comercializado como Sovaldi) entrara en el Sistema Nacional de Salud. 

Sanidad ha incluido dentro de su hoja de ruta la introducción de nuevos medicamentos en el sistema. El antiviral sofosbuvir , por norma general, se suministra junto a daclastavir (inhibidor de la polimerasa) y simeprevir (inhibidor de la proteasa). Ahora, la farmacéutica que comercializa el Sovaldi ha puesto sobre la mesa un nuevo compuesto que incluye inhibidores.

Alonso ha declarado que esto "desplaza" al Sovaldi, aunque no ha explicado si se eliminará de la financiación pública ni ha precisado el precio de los nuevos tratamientos. Sin embargo, ha asegurado que se implantarán fórmulas de riesgo compartido para los nuevos fármacos. Esto quiere decir que, como la farmacéutica asegura un porcentaje de éxito superior al 95% en doce semanas, se hará cargo de los costes agregados cuando se necesiten tratamientos más prolongados en el tiempo. El Sovaldi se queda fuera de esta fórmula.

El objetivo del plan no es sólo tratar a los pacientes sino sentar las bases para erradicar la enfermedad

El Plan Nacional Para el Abordaje de la hepatitis C, según han explicado los expertos encargados de su elaboración, es un "plan integral a largo plazo" que no solo contempla tratar a los infectados sino sentar las bases para erradicar la enfermedad. 

Sanidad pondrá en marcha un "plan epidemiológico" para conocer con mayor profundidad los factores de riesgo asociados al virus e incentivar medidas de profiláxis. También pondrán en marcha un proyecto de I+D con el objetivo de conocer las secuelas en las personas curadas, algo que con anterioridad no se pudo hacer porque no existían registros de pacientes y era muy difícil acabar con el virus. 

Los médicos ya no tendrán las manos atadas

En principio, el plan presentado hoy por Alonso supondrá que, en lugar de un comité, los médicos sean los encargados de dar los tratamientos. Las directrices dadas desde sanidad es que todos aquellos con fibrosis de nivel F2, F3, o F4 sean tratados con los nuevos fármacos siempre y cuando el especialista lo crea conveniente.

Además, se establece un plazo límite de tres semanas desde la prescripción hasta la entrega de la medicación. Actualmente hay pacientes que llevan varios meses esperando el tratamiento a pesar de tenerlo prescrito. 

Las autoridades sanitarias también se han comprometido a dar tratamientos en casos con fibrosis menos graves (F0 o F1) que muestren circunstancias especiales, como mujeres embarazadas o personas con otras dolencias previas. Por tanto, los médicos dispondrán de cierta libertad y podrán determinar qué pacientes son los que deben ser tratados.

Los afectados "se lo toman con cautela"

"Vamos a tomar esto con cautela, ya nos han mentido muchas veces", ha recordado hoy Mario Cortés, presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC), que ha recordado las promesas caídas en saco roto de Ana Mato en septiembre del año pasado y de Rajoy en el mes de enero.

Sin embargo, Mario Cortés apunta que están "esperanzados" porque en esta ocasión se ha puesto sobre la mesa un verdadero plan de financiación. El presidente de la PLAFHC asegura los avances que puedan alcanzarse se deben a la movilización y el apoyo ciudadano ante un Gobierno que miraba para otro lado.

La lucha de la PLAFHC continúa. Ahora su labor se centrará en vigilar que el plan se lleve a cabo. "Es necesario que las CCAA colaboren y ratifiquen el plan. Mañana mismo a poder ser. Ayer murió otro miembro de la plataforma. Pasado mañana puede ser demasiado tarde para un paciente con F4", sentencia Cortés.

Más noticias