Público
Público
8M

Un año de pandemia visto con ojos de mujer: "Brindamos por seguir ejerciendo la sororidad entre nosotras"

Cuatro mujeres han charlado en 'Espacio Público' sobre feminismo y pandemia, echando la vista hacia el pasado y el futuro del mundo que el coronavirus nos deja.

Vuelve a ver la tertulia feminista con Virginia Pérez Alonso, Cristina Fallarás, Itziar Castro y Ana Bernal Triviño
Instantánea de la tertulia feminista con Virginia Pérez Alonso, Cristina Fallarás, Itziar Castro y Ana Bernal Triviño. - PÚBLICO

Hace un año del grito del último 8M en el mundo de la "antigua normalidad". El eco de las mujeres que se congregaron en las calles entonces ha permanecido rebotando en las paredes de las casas en las que todas nos hemos tenido que encerrar. Y hoy su sonido sigue vibrando en los balcones, en los portales, en los cuartos, en los trabajos, aunque las calles no lo sepan como entonces. Y también vibra en el timbre de las voces de las mujeres que han intervenido hace escasos minutos en Espacio Público, que comparten un mismo deseo: el de un mundo más amable y feminista que el que dejamos atrás. 

Virginia Pérez Alonso, directora de Público, ha moderado el debate en el que han intervenido la escritora y periodista Cristina Fallarás, la actriz Itziar Castro y la periodista Ana Bernal-Triviño. El debate, que más bien ha sido "una charla distendida entre amigas", como así lo ha descrito Virginia Pérez, ha comenzado con el recuerdo y abrazo a dos mujeres que hoy, Día de la Mujer, han sido víctimas de la violencia machista en Valencia y Logroño, recuerdo que ha seguido a un brindis "por las que están y por las que no están".

La moderadora ha comenzado el encuentro sacando a debate el confinamiento e invitándolas a analizar cómo lo vivieron y qué horizonte deja la pandemia.

"Yo la primera vez que salí tras el confinamiento, lloré. No había nadie en la calle. Olía a muerte, a miedo. La sensación era esa", comentaba la actriz Itziar Castro, quien describía así la sensación de sinsentido que sucedió al shock del confinamiento y que ha dejado mucho temor. "El miedo de la pandemia se ha extrapolado a todo: a las mujeres, a las trans" y ha supuesto un recrudecimiento de cierta histeria polarizadora que, en palabras de la actriz, ha incrementado la bipolaridad que tan mal le viene a la lucha feminista, asegura Castro. 

"Yo no soy madre, yo soy mujer", señala Cristina Fallarás

Cristina Fallarás, como Emma Goldman (que acuñó el lema 'Si no puedo bailar no es mi revolución'), quiere volver a danzar: "O bailamos pronto o moriremos. Porque yo de bailar sola estos ya hasta las tetas", aseguraba entre risas la periodista, quien también denunciaba el sentimiento de haberse visto relegada a ser "solo madre" a raíz del confinamiento: "Cuando empezó la pandemia, pensé 'me cago en dios' porque tengo dos hijos, porque iba a cercenar lo que ellos son y lo que yo soy. Porque yo no soy madre, yo soy mujer", señalaba.

A raíz del confinamiento, Fallarás dice haber quedado "absolutamente destrozada". "No tengo miedo a la enfermedad, no tengo miedo a la muerte. Pero tengo que analizar, sin haber tenido ese miedo, de dónde viene la devastación que siento", afirmaba la periodista.

"La 'saudade' es el concepto que puede definir esa vida que se ha quedado paralizada", afirma Bernal-Triviño

A ese sentimiento de angustia por la ruptura con algo que no sabemos si volverá, Bernal-Triviño se refería con el término portugués saudade. "La saudade es el concepto que puede definir lo que poder sentir ahora: esa vida que se ha quedado paralizada. Unas cosas las recuperaremos y otras no", comentaba la periodista.

¿Cómo ha afectado al feminismo el confinamiento?, preguntaba la directora de Público, quien cree que "la pérdida de las redes de mujeres, de ese contacto físico entre nosotras, está siendo devastador". "Es un momento muy delicado para el feminismo, en el que muchas relaciones se han roto por debates muy duros", comentaba Bernal-Triviño, quien dice haber "escuchado entre compañeras ese fuego cruzado. Eso no se va a resolver", cree.

Este año dije 'basta, vamos a unirnos'. Y tejí un encaje de bolillos donde cada nudo es una mujer", afirma Fallarás

Fallarás cree sin embargo que el confinamiento ha transformado muchas mentes, por ejemplo, la suya: "He constado mi brutal soledad en una sociedad feroz que nos animaliza y embrutece. Este año dije: 'Basta, somos mujeres, vamos a unirnos'. Y tejí un encaje de bolillos donde cada nudo es una mujer", afirma la escritora. 

Castro está a caballo entre ambas posiciones en cuanto al feminismo que viene: "Este año es extraño; hay cosas muy buenas y cosas muy malas, pero han salido redes de mujeres. Es menos físico, pero también ha habido momentos de más verdad con nosotras mismas".

La charla ha finalizado con un brindis en el que cada una de ellas ha pedido un deseo. "Yo pido que nos podamos volver a ver y a abrazar para tejer esas redes de mujeres que son tan necesarias", decía Castro. "Yo, que sigamos ejerciendo esa sororidad entre nosotras, esa empatía", manifestaba Bernal-Triviño. "Pido una reflexión al movimiento feminista para ver cómo enfrentar el odio", señala Fallarás. Y así, con el brindis de las cuatro mujeres, ha caído el telón del "vino" morado de Público, que puedes volver a ver aquí:

Más noticias