Público
Público
Únete a nosotros

La autopsia descarta que el detenido en una comisaría de Barcelona muriera de forma violenta

Al descartar la muerte violenta traumática, en este momento, la investigación no se dirige contra nadie y se está a la espera de pruebas complementarias, como el análisis de tóxicos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Un coche de los Mossos. EFE

El resultado de la autopsia practicada al detenido que murió el pasado domingo en una comisaría de los Mossos d'Esquadra de Barcelona descarta la muerte violenta traumática y señala que sufrió una insuficiencia cardiorespiratoria aguda.

Así lo ha explicado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que informa de que el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona tiene abierta una causa por la muerte del detenido en dependencias policiales.

Al descartar la autopsia que el joven de 18 años sufriera una muerte violenta traumática, en este momento, la investigación no se dirige contra nadie y se está a la espera de pruebas complementarias, como el análisis de tóxicos, ha puntualizado el TSJC.   

El joven fallecido, de nacionalidad siria y vecino de Barcelona, murió el domingo en la comisaría de Ciutat Vella, en la calle Nou de la Rambla, donde se encontraba bajo custodia policial desde la madrugada. 

El joven había sido detenido de madrugada por un presunto hurto de un teléfono móvil en la calle Vistalegre, en el mismo distrito de Barcelona, y le trasladaron a dicha comisaría y no a la de Les Corts -donde se realiza habitualmente la custodia de detenidos- porque estaba muy llena.  

En un comunicado, la policía catalana detalló que los agentes trasladaron al joven al Centro de atención primaria (CAP) Pere Camps poco después de las 7 de la mañana de ese domingo, después de que el detenido manifestara que se encontraba mal. Tras recibir el informe de alta médica, los Mossos le retornaron a la comisaría y pocos minutos después de volver a las dependencias policiales el joven se desmayó.

Los agentes le realizaron maniobras de reanimación hasta la llegada del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), que siguieron con la actuación sin lograr reanimarlo y certificaron la muerte del detenido.

Más noticias en Política y Sociedad