Público
Público

Ayuso, tres mentiras sobre el Bachillerato y una declaración de guerra contra Sánchez

Isabel Díaz Ayuso ha declarado la guerra al Ministerio de Educación con el objetivo de tensar al Gobierno de Pedro Sánchez. Una vez más, la educación como arma arrojadiza para la ultraderecha. Esta vez, ni el resto de comunidades del PP, ni siquiera la del Gobierno de coalición con Vox en Castilla y León, llegan tan lejos.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comparece este lunes en rueda de prensa para explicar el contenido del recurso que la Comunidad de Madrid va a presentar ante el Tribunal Supremo por el currículo de Bachillerato que fija la Ley
La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comparece este lunes en rueda de prensa para explicar el contenido del recurso que la Comunidad de Madrid va a presentar ante el Tribunal Supremo por el currículo de Bachillerato que fija la Ley Estatal de Educación en Madrid. EFE/Sergio Pérez

"Una mentira habrá dado la vuelta al mundo antes de que la verdad se haya puesto las botas". Esa frase, atribuida a varias celebridades, ha viajado hasta la Comunidad de Madrid y sirve como lección para deducir la estrategia que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha diseñado contra el Gobierno de Pedro Sánchez. 

La verdad camina por derroteros lejanos a la Presidencia de Madrid, que cuenta con el apoyo de Alberto Núñez Feijóo. El discurso de Ayuso se aleja de la realidad para diseñar a su antojo el marco sobre el que debatir. De este modo, no hay derrota posible. Dos meses después de aprobarse el Real Decreto donde se regula el Bachillerato, Madrid ha anunciado que recurrirán ante el Tribunal Supremo. La presidenta ha encontrado en el Ministerio de Educación un filón sobre el que verter ataques para debilitar al Gobierno, desinflarlo y colaborar a forzar un adelanto electoral. 

Poco importa que Madrid, como el resto de Comunidades Autónomas, tengan el 50% de las competencias sobre el Bachillerato. "El Gobierno busca transformar la sociedad y hacerla a su medida", ha proclamado Ayuso. Poco importan las reuniones públicas y privadas del Ministerio de Pilar Alegría con todas las comunidades para diseñar el modelo educativo. "El fondo (del currículo) se pergeñó a escondindas cuando España atendía una crisis mundial", apunta en tono conspiranoico la presidenta. Poco importa que el propio PP de Aznar, en 1998, quitara las competencias al Ministerio de Educación para revisar libros de texto. "Están volando los puentes entre pasado, presente y futuro", ha augurado la líder del PP, que con cada frase lanza un ataque al Gobierno de Pedro Sánchez con el fin de desmantelarlo. 

La derecha exhibe la confrontación

"Desde hace tiempo, en Madrid se hace la oposición al gobierno de España en materia educativa", apunta Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza en Comisiones Obreras de Madrid. Como pasara con la gestión de la covid-19, las restricciones por seguridad pública y la desescalada, ahora la derecha exprime la confrontación con el currículo de Bachillerato, diseñado al amparo de la nueva ley de Educación, la LOMLOE, que pretende que las enseñanzas contengan enfoques con mayor perspectiva de género y memoria histórica y haya un "cambio cultural" en la forma de aprender. De hecho, el nuevo Bachillerato moderniza el lenguaje y reconocerá el golpe de Estado de 1936 después de ser tratado como "cruzada", "alzamiento" o "sublevación" durante toda la democracia.

Marian Moreno Llaneza, asesora de coeducación del Instituto Asturiano de la mujer, valora cómo Ayuso encuentra en todo lo que suene a feminismo una punta de lanza para desacreditar al Gobierno de coalición: "Es marketing de su propia ideología, son mensajes sin ninguna profundidad y argumentario. Su mensaje se dirige precisamente a toda esa capa de la sociedad que vive dentro del sexismo y no quiere salir de él. Es curioso como en épocas de elecciones se erigen en adalides del antifeminismo", señala al comprobar que el PP ha votado a favor de ciertas leyes para la igualdad, pero que no duda en rechazarlo cuando hay un atisbo de urnas electorales cerca. 

Isabel Galvín: "Ayuso está enmarcada totalmente en el movimiento trumpista en materia educativa"

Isabel Galvín ve en la estrategia de Ayuso una hermandad con el trumpismo más radical: "Señalan al Estado, pero en el uso de sus competencias no toman medidas. Llaman adoctrinamiento a los contenidos, a la ciencia. Ayuso está enmarcada totalmente en el movimiento trumpista en materia educativa. Los términos contra los que arremeten tiene mucho que ver con lo que pasa en EEUU. No hablan de bajar ratios ni horarios lectivos. No profundizan en los temas, solo importan sus cruzadas de marcada ideología", arguye.

En torno al rechazo de los libros de texto, que Ayuso ha dicho que revisará (aunque la ley se lo impide) y su solicitud de utilizar los del curso vigente también para el próximo año a pesar de que la LOMLOE demanda cambios, Moreno Llaneza ve el ejemplo perfecto de cómo Ayuso promulga sin conocimiento: "El libro de texto, de por sí, es absoltuamente tradicional, y un uso exclusivo del libro de texto es casi reaccionario. La escuela pública está en procesos innovadores y lo importante es la labor del profesorado. La escuela está muy por delante del uso del libro de texto. Ella habla de la escuela de los años sesenta. Y hablan desde el desprecio al profesorado. El profesorado ha hecho un gran trabajo que educa para la igualdad, que cada vez está más solo y más desprotegido ante la ultraderecha", añade.

La ministra de Educación ha querido salir al paso tras las palabras de Isabel Díaz Ayuso. "La presidenta que se presentó como la reina de la libertad ahora quiere censurarlo todo. Les pediría que dejaran de generar confrotnacion y ruido con un tema tan importante como la educacion de nuestros hijos. En vez de estar generando esa crispacion, le pediría que hiciera sus deberes. Las comunidades son quienes tienen la competencia de la materia educativa. Hoy, las familias madrileñas, no saben cuales serán los decretos que regirán y el curso empieza en unos meses. Les pediría responsabilidad y mesura".

Sobre esta línea, Pedro González de Molina, profesor de Historia en un instituto y exsecretario de Educación y Ciencia de Podemos Canarias, reconoce como elemento primordial en las palabras de Ayuso un intento del PP de atacar al Gobierno: "La educación les da igual. El PP hace mociones de la LOMLOE en todos lados. No se está discutiendo su contenido, está intentando pasar por la derecha a Vox. Están dando la batalla ideológica y por otro lado en el fondo buscan la defensa de la escuela concertada y privada. Es la misma estrategia que utilizó Miguel Ángel Rodríguez con Aznar: construir un personaje hacia el futuro por si Feijoo no triunfa. Todo lo demás es humo", sostiene.

Más noticias