Público
Público

Banderas Negras Estas son las playas más contaminadas y degradadas de España

El informe Banderas Negras señala que de las 48 zonas del litoral español afectadas por la contaminación, la mayoría (el 31%) tiene que ver con vertidos causados por sistemas de depuración.

Las banderas negras del litoral español.
Las banderas negras del litoral español. Ecologistas en Acción

Vertidos, urbanismo descontrolado, actividad portuaria o introducción de especies invasoras. Las causas son variadas, pero el resultado es el mismo: un litoral español degradado y contaminado por la acción del ser humano. Así lo refleja el último informe Banderas Negras que repasa el estado de los cerca de 8.000 kilómetros de costa del Estado durante los primeros meses de 2021.

El informe, presentado cada verano por Ecologistas en Acción, cuenta 48 puntos negros del litoral, cada uno degradado por diferentes causas. El 31% de los casos tiene que ver con vertidos de aguas relacionados con la depuración y el saneamiento, un asunto por que España ha recibido varias advertencias de multas desde Bruselas. La contaminación de las playas relacionada con actividades industriales tiene es el segundo de los males a los que se enfrenta la costa, con el 15% de las banderas negras otorgadas por la organización. Le sigue el uso intensivo de puertos y cruceros, cuya actividad genera problemas en los ecosistemas marinos. Este problema es la causa principal de que seis playas estén en riesgo ambiental, según el grupo conservacionista.

En cuanto a las playas y zonas concretas afectadas por la degradación y la contaminación, estos son algunos de los nombres documentados por el informe de 2021.

País Valenciá

Los problemas de saneamiento están presentes en la Bahía de Xabía, en Alicante, donde los vertidos de aguas residuales que afectan a diversas playas como la del Arenal o la cala del Pope, que "ha sido destruida casi hasta su desaparición", no sólo por la mala calidad de las aguas sino también por la erosión ligada a la expansión urbanística. En Castellón, aparece la Playa de La Basseta, situada dentro del Parque Natural de la Sierra de Irta. En este lugar hay, según el informe, una "gran cantidad" de residuos sólidos que llevan acumulados desde que el temporal Gloria, en 2020, los arrastrase hasta la playa sin que ninguna administración haya dado el paso para limpiar la zona.

En València, las playas de la Devesa, en el Parc Natural de l'Albufera, reciben otra bandera negra debido la "mala gestión" de la Autoridad Portuaria de València que está poniendo en riesgo claro el ecosistema marino y toda su biodiversidad. 

Catalunya

Destaca el mal estado de la Cala Galladera, en Girona, que continúa amenazada por una especie invasora, la Caulerpa Cylindracea. Este alga se ha propagado de manera descontrolada, pese a los intentos de la administración de limitar la pesca –la especie vegetal se puede expandir a través de las propias anclas de los barcos–, y está desplazando lentamente a las praderas de Posidonia oceánica. También en Girona, la construcción de una urbanización en el municipio de Begur está siendo un elemento problemático para la conservación de la playa de Sa Riera, siendo un reflejo más de la expansión urbanísticas que en los últimos años amenaza a la Costa Brava.

En la provincia de Barcelona, el informe pone bajo el foco la ampliación del Puerto de la ciudad de Barcelona, pero también advierte de otros problemas graves de vertidos en Castelldefels, en la laguna de Olla del Rei, donde el mal estado de los colectores de las infraestructuras de saneamiento y depuración han generado el algunos desbordes de aguas fecales que han terminado en este ecosistema de alto valor ecológico.

Murcia

En Cartagena, el Mar Menor continúa en estado crítico. La mayor laguna de agua salada de Europa está inmersa en un proceso de eutrofización por la ingente cantidad de vertidos químicos que llegan procedentes de la agricultura intensiva, así como por los vertidos procedentes de urbanizaciones cercanas a la costa. La situación de este ecosistema, según el informe, continúa siendo dramática y los intentos de las diferentes Administraciones de revertir el colapso biológico apenas han tenido efectos. Aparecen otros puntos negros en la Región de Murcia, como la Bahía de Portmán, donde las aguas siguen afectadas por los vertidos mineros que se produjeron de manera constante durante la segunda mitad del siglo XX. 

Andalucía

La estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Barbate, Cádiz, lleva dos décadas operando en malas condiciones, tal y como denuncian los movimientos ecologistas y vecinales de la zona. Estas deficiencias han dejado a la Playa del Carmen en un estado de conservación pésimo, sufriendo constantes vertidos de aguas fecales que llegan arrastrados desde el estuario del río Barbate. 

En Almería, los vertidos de aguas fecales vuelven a causar estragos a la costa, dejando los 8 km de costa que hay entre el Puerto de Aguadulce y el Puerto de Roquetas de Mar en mal estado. Por otro lado, en la Costa del Sol malagueña, destacan algunos puntos negros en la Playa de la Malagueta, la Playa de El Moche, la Playa de Calahonda y la Playa de Guadalmasa de Estepona relacionados con la construcción de chiringuitos de hormigón.

Galicia

En A Coruña, destaca la playa urbana de Virxe do Camino, en Muros,  la cual ha permanecido cerrada al baño durante los últimos cinco años debido a los altos valores de contaminación de sus aguas. Durante este lustro, los análisis realizados han detectado presencia de bacterias fecales peligrosas para los ciudadanos. 

Cantabria

La región cántabra tiene una bandera negra que se repite por segundo año consecutivo. Se trata de la Playa de Usgo, la cual está afectada por vertidos químicos industriales procedentes de un colector de la compañía Solvay. Se derraman, según el informe, cerca de 43.000 metros cúbicos de productos tóxicos como amoniaco, cloruro cálcico o cloruro de sodio.

Asturias

En Asturias, el informe no da nombres de playas concretas, pero advierte de los problemas de saneamiento y depuración existentes en Gijón y en Oviedo.

Euskadi

Los problemas que acechan al litoral vasco tienen un origen industrial. Tanto es así, que el informe de Ecologistas en Acción, advierte de los vertidos constantes en la ría de Zumaia, Gipuzkoa, como consecuencia de la actividad portuaria. Además, señala la investigación, hay otros puntos negros relacionados con la presión urbanística que ejerce Irún sobre el estuario del Bidasua-Txingudi.

Canarias

La Playa de Quemada, en el municipio de Yaiza (Lanzarote), recibe una bandera negra debido a la incidencia que está teniendo una piscifactoría ubicada en esta zona del litoral. Según denuncian los conservacionistas, desde 2013, las aguas de esta playa están cambiando de color por la presencia de aceites y piensos utilizados por los acuicultores de la zona. En Tenerife, la Playa del Canto del Barranco, en la localidad de Garachico, se ve afectada por un problema constante de vertidos de aguas fecales 

Illes Balears

En Mallorca destacan los problemas documentados en la Playa d' Albercutx, afectada por contaminación de origen fecal. El propio Ayuntamiento reconoce la existencia de vertidos y achaca los problemas a "averias puntuales" en el sistema de alcantarillado. Por otro lado la Cala Millor recibe otra bandera negra debido a la actuación del Ayuntamiento de Mallorca de retirar los arribazones de Posidonia oceánica, un elemento básico para proteger el ecosistema y, sobre todo, para proteger el litoral de los temporales y posibles inundaciones.

Las banderas azules

Pese a la presencia de vertidos constantes, España continúa siendo una de las zonas del mundo que mejor conserva su litoral. Por lo que se refiere a la calidad de las playas, el Estado cuenta con un gran prestigio, pues una de cada siete banderas azules que ondean en todo el planeta se ubican en España

Así, en 2021 España ha obtenido bandera azul para 615 playas, lo que supone una mejora de 26 banderas respecto a 2020. Si bien, este galardón contempla la conservación y el buen estado ambiental de los entornos costeros, el valor turístico es su principal valor. Tanto es así que hay playas que se encuentran en los dos rankings. La Malagueta es un buen ejemplo, una playa de bandera azul y de alto atractivo turístico que, sin embargo, cuenta con una bandera negra debido a la turistificación y a la construcción de infraestructuras de hormigón para hostelería. 

Más noticias