Público
Público

Botellones covid-19 Desalojadas más de 5.300 personas por celebrar botellones en Barcelona y Alacant

Es el primer fin de semana en el que el País Valencià y Catalunya mantienen de nuevo un toque de queda, avalado por la Justicia, para frenar la expansión de la covid-19. Policía y Guardia Civil han tenido que intervenir varios botellones en la madrugada de este sábado, entre los que destaca el de Torrevieja, con 1.000 asistentes.

Imagen de archivo de varias personas celebrando un botellón en las calles de Barcelona. - EUROPA PRESS
Imagen de archivo de varias personas celebrando un botellón en las calles de Barcelona. Lorena Sopêna / Europa Press

Las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado han desalojado esta noche varios botellones en el País Valencià, uno de ellos de unas 1.000 personas, en Torrevieja (Alacant), y han impuesto 61 sanciones en la provincia de València por incumplimiento de las restricciones de movilidad nocturna.

Los agentes despejaron las zonas de afluencia de personas sin incidencias destacables en el primer viernes con toque de queda en 32 municipios del País Valencià, según ha informado la delegada del Gobierno, Gloria Calero.

En la provincia de Alacant, la actuación más destacada se produjo en Torrevieja, en la comarca de la Vega Baja, donde en torno a las 2:20 de la madrugada, en la zona de las piscinas naturales, la Policía local informó de un macrobotellón de unas 1.000 personas. Al lugar acudieron varias patrullas de la Guardia Civil y desalojaron la zona.

En Torrevieja se celebraba un macrobotellón al que asistieron unas 1.000 personas

También en diferentes localidades alicantinas se organizaron botellones, pero con un reducido número de personas, que fueron desalojadas o dispersadas por las patrullas, mientras que en Castelló la noche se ha desarrollado con normalidad y sin incidencia de botellones.

En València, en la zona de la Plaza de Honduras, donde habitualmente se reúnen multitud de jóvenes, no se detectó afluencia masiva de personas. La Policía Nacional envió varias patrullas para realizar una presencia activa y, a la hora del toque de queda, la zona quedó desalojada sin incidentes.

La Policía Nacional ha interpuesto 61 sanciones por incumplimiento de las restricciones de movilidad nocturna en la provincia de València, de ellas 18 en València ciudad, 8 en Gandia, 7 en Mislata, 6 en Paterna, 14 en Burjassot, 3 en Quart de Poblet y 5 en Xirivella. La Delegación del Gobierno recuerda que la Generalitat ha decretado el toque de queda en 32 localidades.

Este es el primer fin de semana en el que está prohibida la movilidad nocturna en estos municipios después de que el Tribunal Superior Justicia del País Valencià diera su visto bueno a la medida para reducir los contagios.

Tal y como acordó la delegada del Gobierno con el president Ximo Puig tras una reunión en el Palau de la Generalitat, la Delegación ha reforzado los turnos de noche de la Policía Nacional y Guardia Civil para incrementar la vigilancia y garantizar el cumplimiento de las medidas.

Gloria Calero ha agradecido el trabajo de las agentes y su compromiso con la ciudadanía para evitar la propagación del virus.

Más de 4.300 personas desalojadas en Barcelona

La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado durante la noche del viernes a un total de 4.357 personas que no respetaban el toque de queda en la capital catalana, según han informado a Efe fuentes de la policía local.

En la madrugada del sábado, ha entrado en vigor un paquete de medidas para intentar frenar la quinta ola de la pandemia del coronavirus, entre las que se encuentra el toque de queda –que afecta al 80% de la población de Catalunya– residente en 161 municipios, desde la 01:00 a las 06:00 horas.

Las citadas fuentes han destacado "la normalidad" y "ausencia" de incidentes con que se han desarrollado los desalojos en la capital catalana y la primera noche de toque queda, sin un aumento de avisos por la celebración de fiestas privadas o concentraciones en las calles.

La mayoría de las personas desalojadas se encontraban en vías y plazas del centro y el distrito de Ciutat Vella de la ciudad, además de en las playas, en las que había numerosos turistas.

Más noticias