Público
Público

El caso de Sara B. B. El Registro Civil confirma que la Justicia extremeña dio la custodia de una niña a un hombre que no es su padre

Un auto emitido por la jueza encargada del Registro Civil anula todas las actuaciones realizadas por la expareja de Sara B. B. para determinar la filiación paterna y afirma que se produjo una "indefensión" de la madre.

Sara B. B. y sus hijas
Sara jugando con sus hijas en un parque. Cedida por Sara B. B.

El Registro Civil de Badajoz ha emitido un auto en el que viene a confirmar que la Justicia extremeña otorgó la custodia provisional de una niña a un hombre con el que no tiene reconocida ninguna relación paterno filial, puesto que éste nunca la reconoció como hija.

Se trata del procedimiento judicial por la custodia de las hijas de Sara B. B. que este medio avanzó hace unas semanas y por el que esta madre acabó sin la custodia de sus hijas, primero, y posteriormente fue condenada a cuatro años de prisión y cuatro de inhabilitación para ejercer la patria potestad de las dos niñas (hoy de seis y cuatro años) al encontrarla culpable de dos delitos de sustracción de menores. Esta sentencia fue dictada en enero pasado por el tribunal de lo penal número 2 de Badajoz y posteriormente confirmada el pasado me de abril por la Audiencia Provincial, que en duro escrito confirmó las penas. Desde hace ya más de dos años Sara B. B. no tiene ningún contacto con sus hijas a pesar de que no existe ninguna orden de alejamiento ni de prohibición de comunicación.

La defensa de la madre argumentó que no se podía condenar a Sara B. B. por sustracción, puesto que nunca se ocultó ni dejó de hacer su vida habitual con sus hijas y que, además, la hija menor no tenía filiación con la expareja de Sara, por lo que ni pudo sustraerla ni es legal que el tribunal de primera instancia de Zafra le hubiera concedido la custodia de la niña a su expareja.

No existe relación paterno filial

A primeros de abril de 2019, un año después de que le hubiesen concedido la custodia y tres desde el nacimiento de la niña menor, la expareja de Sara B. B. solicitó al Registro Civil que se le reconociera la filiación de la hija menor de ésta. Esta petición ocurrió sólo unos pocos días antes de que Sara B. B. fuera detenida por la policía y separada de forma violenta de sus hijas, a las que no ha vuelto a ver o comunicarse. La solicitud de la expareja de la madre fue rechazada por el Registro Civil, que emitió un auto en el que acordaba "no autorizar el reconocimiento". El documento señalaba, además, que "contra la presente resolución no cabe recurso de clase alguna". El auto, al que ha tenido acceso Público, fue emitido a mediados de mayo de 2019.

A pesar de este rotundo auto, tres instancias judiciales no encontraron problema en darle la custodia de la niña al hombre. La Audiencia Provincial en su sentencia afirma que el padre reconoció a la menor en septiembre de 2016, poco tiempo después de nacer y que las pruebas de ADN demuestran la paternidad. Pero la realidad es que la menor sólo figura inscrita con los apellidos maternos y la partida de nacimiento, a la que ha tenido acceso este medio, no refleja ninguna relación con el hombre.

El auto emitido ahora por el Registro Civil afirma que tras la decisión de este órgano en mayo de 2019 se realizaron actuaciones en pro de reconocer la filiación del hombre hacia la menor y afirma que supo de la "existencia de un expediente duplicado con idéntico número de registro en el que, no constaban todas las comparecencias" realizadas Sara B. B. 

La jueza del Registro afirma que esto "supuso una evidente infracción
de normas" que no sólo originó "la indefensión" de la madre
" sino que además, ni procedía su tramitación ni mucho menos su finalización".

Por todo esto la jueza del Registro declara nulas todas las actuaciones que se hayan podido realizar ante el Registro Civil desde el auto emitido en mayo de 2019, reafirmando la negativa a "autorizar el reconocimiento" de la filiación y afirmando a las partes que contra este auto "no cabe recurso alguno". Fuentes de la defensa de Sara B. B. afirmaron a este diario que aún no tienen el expediente completo de las actuaciones que se realizaron en el Registro Civil para valorar exactamente qué ocurrió y cómo se explica la aparente duplicidad de expedientes mencionados en el auto.

Juicio de custodia y recurso al Supremo

Todas estas actuaciones han ocurrido mientras aún no se ha celebrado el juicio definitivo por la custodia de las menores. Las medidas son provisionales desde hace cinco años, cuando se produjo la separación de Sara B. B. de su expareja y el juicio ha sido retrasado ya en cuatro ocasiones. La próxima vista esta fijada para el próximo 18 de junio. 

Paralelamente, ya se han iniciado los trámites para presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia que condena a Sara por dos delitos de sustracción de menores. 



Más noticias