Público
Público

Caza Nuevo varapalo de los animalistas a la caza en Castilla y León

Tras anular la pasada semana el Reglamento de Caza, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha paralizado ahora a través de un auto la Orden de Caza a la que, según denuncia el Pacma, pretendían "aferrarse" los cazadores para sortear al tribunal y "salir al campo a matar animales".

Publicidad
Media: 4
Votos: 19

Un cazador pasen

Tras lograr hace una semana que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León paralizara la práctica de la caza en ese territorio tras admitir a trámite un recurso suyo, el Partido Animalista (PACMA) celebra ahora que ese mismo tribunal haya declarada nula y sin efectos la Orden Anual de Caza, la norma cinegética decretada por la Junta que regula la práctica de la caza en ese territorio. Según afirman los animalistas en un comunicado, "los cazadores pretendían aferrarse a esa orden con la intención de bordear al TSJ y salir al campo a matar animales".

En lo que define como "nuevo varapalo a la caza en Castilla y León", el PACMA asegura que con su actuación "a todas luces paraliza cualquier actividad cinegética en toda Castilla y León". "Celebramos la nueva decisión del tribunal, que no se ha dejado vencer ante la presión ejercida por todos los partidos políticos e instituciones públicas más preocupadas por la afición de los cazadores que por la vida y la salud de la fauna en Castilla y León", continúa el PACMA en su comunicado.

El partido animalista insiste en que mientras no existan argumentos científicos que corroboren el estado de las poblaciones de animales en la región "no se debe volver a cargar una escopeta contra los animales".

De hecho, sostiene que tanto la aprobación del Reglamento impugnado como la Orden de Caza dejan claro la "manga ancha de la administración con el sector de la caza.

Desmontaremos pieza a pieza el entramado legal que sustenta la caza hasta conseguir la prohibición", explica la candidata del Partido Animalista a la Presidencia del Gobierno, Laura Duarte.

La decisión judicial, calificada "sin precedentes hasta el momento" por el Pacma, supone un "varapalo para quienes han hecho bandera del apoyo a una actividad violenta como la caza para ganar votos".

En el mismo comunicado, el Pacma facilita una extensa lista de especies para recordar el logro conseguido y que deja a las mismas protegidas de los cazadores. 

Así, en cuanto a especies de caza menor, incluye más de una veintena de aves y cinco mamíferos, como el conejo (Oryctolagus cuniculus), la liebre de piornal (Lepus castroviejoi), la liebre europea (Lepus europaeus), la liebre ibérica (Lepus granatensis) y el zorro (Vulpes vulpes).

En cuanto a caza mayor, quedarían protegidos igualmente la cabra montés (Capra pyrenaica), el ciervo (Cervus elaphus), el corzo (Capreolus capreolus), el gamo (Dama dama), el jabalí (Sus scrofa), el
lobo (Canis lupus), únicamente las poblaciones al Norte del río Duero, así como el muflón (Ovis musimon) y el rebeco (Rupicapra pyrenaica).

Más noticias en Política y Sociedad