Público
Público

Ceuta Joan Baldoví: "En estas crisis siempre aparecen los salvapatrias repugnantes"

Sánchez promete "máxima firmeza" en Ceuta, sus socios parlamentarios consideran que Marruecos está "chantajeando" a España por la hospitalización del líder del Frente Polisario y Abascal acusa al Gobierno de haber "rendido la frontera sur".

Varias personas se disponen a pasar de la playa de Fnideq (Marruecos) a Ceuta.
Varias personas se disponen a pasar de la playa de Fnideq (Marruecos) a Ceuta. Mohamed Siali (EFE)

El presidente del Gobierno ha asegurado este martes que el Ejecutivo será "firme ante cualquier desafío, ante cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia" respecto a la crisis migratoria que se ha producido en las últimas horas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

A través de una declaración institucional desde la Moncloa, Pedro Sánchez ha reiterado que "la integridad de Ceuta como parte de nuestra nación, su seguridad y la tranquilidad de nuestros compatriotas están garantizadas por el Gobierno de España, cualesquiera que sean las condiciones necesarias para ello y con los recursos necesarios", informan Alexis Romero y Manuel Sánchez.

El presidente, quien ha cancelado un viaje a París para participar en una cumbre sobre financiación de África, ya había dejado claro en Twitter que "sus ciudadanos y ciudadanas deben saber que cuentan con el apoyo absoluto del Gobierno de España y la máxima firmeza para velar por su seguridad y defender su integridad como parte del país ante cualquier desafío".

Así, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que "el Gobierno está poniendo desde el primer momento todos los medios necesarios para proteger las fronteras y para proceder a la devolución inmediata y por los cauces legalmente establecidos de las personas que están entrando en nuestro país".

Marlaska, quien viajará a Ceuta este martes, ha dejado claro que serán "igual de beligerantes en la defensa de las fronteras de España" como "en la repulsa y en la persecución de los discursos de odio".

Un mensaje que ya había adelantado la portavoz del Gobierno y titular de Hacienda María Jesús Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: "Lo último es que dirigentes políticos azucen el odio y el miedo".

Marlaska anunció que ya han sido devueltas a Marruecos 2.700 personas e insistió en que el Ejecutivo adoptará las medidas necesarias para revertir la situación, entre ellas el envío de 200 efectivos policiales de refuerzo, que se sumarán a los 1.100 que ya se encuentran en las ciudad autónoma.

El objetivo, insistió el ministro de Interior, es "dar el apoyo necesario a los ciudadanos de Ceuta", porque la urbe "está en España como Madrid, Sevilla o Barcelona". Marlaska advirtió de que serán "contundentes en la defensa de nuestras fronteras" y anunció que efectivos del Ejército trabajarán en colaboración con la Policía.

Migraciones descarta la relación con el Frente Polisario

Previamente, el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, había asegurado que se están haciendo devoluciones a Marruecos "a ritmo importante", pues los acuerdos con el país alauita en materia migratoria "son muy claros".

En declaraciones a la cadena Cope, Escrivá ha coincidido con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en que la llegada de inmigrantes a Ceuta no tiene nada que ver con la decisión de España de permitir que se atienda en un hospital de Logroño al jefe del Frente Polisario, Brahim Gali.

"Las autoridades marroquíes dicen que no tienen relación y yo me tengo que creen lo que dicen", ha aseverado el ministro, antes de destacar que "hay que fijarse en los hechos" y que estos nos dicen que "Marruecos está aplicando los acuerdos" y que hay "devoluciones a ritmo importante".

A juicio del ministro, la situación vivida en las últimas horas "no se esperaba", si bien ha explicado que hay que vincular el fenómeno a la pandemia y la pobreza adicional sobrevenida en estos países.

 Casado exige la "devolución inmediata" de los migrantes

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido que el Gobierno efectúe la "devolución inmediata" de los migrantes que han entrado "de manera irregular en España a través de Ceuta" tras mantener una reunión telemática con el presidente ceutí, Juan Jesús Vivas (PP), quien asegura que la población tiene "miedo" ante lo que considera una "invasión", no un "problema migratorio".

Pablo Casado, que se ha solidarizado con él, también le reclamará a Pedro Sánchez que se "garantice la integridad de la frontera española" y que aumente los efectivos del Ejército, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Migrantes devueltos desde Ceuta a Marruecos. Mohamed Siali (EFE)

El presidente de la ciudad autónoma de Ceuta ha asegurado en Onda Cero que "el estado anímico de la población" es de "angustia, incertidumbre, inquietud y miedo". Juan Jesús Vivas cree que sería una "equivocación" abordar la situación como un "problema migratorio", pues considera que Ceuta "ha sufrido una invasión".

Por ello, en declaraciones al programa de A3 Espejo Público, ha dejado claro que "se debe llevar a cabo acción rápida y contundente por parte del Estado", incrementando los efectivos policiales como "acción disuasoria".

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, le ha pedido a Sánchez un posible despliegue de las Fuerzas Armadas como una medida "preventiva y cautelar", dada la "situación de crisis muy grave". De Castro ha apuntado que "no hay nada que haga ver que se necesita el Ejército" en estos momentos, pero le ha planteado al presidente la posibilidad, que según él "ha tomado nota".

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, cree que "hay que poner toda la carne en el asador para buscar un acuerdo" y normalizar urgentemente las relaciones diplomáticas con Marruecos. "Les entiendo. Entiendo que han tenido que pasar horas tremendas. Estamos hablando de miles de personas que llegan de manera inmediata, imprevista, a borbotones", ha dicho Torres, quien ha recordado el fin de semana en el que llegaron a las islas más de 2.000 personas.

Juanma Moreno: "La situación es muy grave"

Horas antes, el presidente andaluz, Juanma Moreno, también había solicitado al Gobierno "una respuesta urgente y coordinada" a través de Twitter. "La situación migratoria que vive Ceuta es muy grave. Expresamos nuestra preocupación al Gobierno de España", añadió Moreno.

Su compañero de partido, José Luis Martínez-Almeida, ha acusado al Gobierno de ser "el campeón de las devoluciones en caliente" y le ha instado a desarrollar una política "seria" en materia de inmigración. 

"El Gobierno de Sánchez ha tenido una política errática en materia de inmigración", ya que "lo primero que hizo fue acoger el Aquarius" y "quería cambiar la ley mordaza porque decía que las devoluciones en caliente eran inaceptables", ha añadido el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid.

Isa Serra: "Personas que huyen del hambre son utilizadas por el Gobierno marroquí para su chantaje diplomático"

La coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha acusado al Gobierno marroquí de utilizar a las personas que huyen del "hambre y la violencia" para su "chantaje diplomático" y también ha cargado contra la "ultraderecha" por usar la situación que atraviesa Ceuta para "difundir su odio racista y clasista".

Así lo ha indicado en Twitter, donde ha señalado que la "respuesta humanitaria y la respuesta política" deben ser la misma: "Garantizar los derechos humanos".

Abascal: "Sánchez ha rendido la frontera sur de España"

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha aprovechado la situación para cargar contra el Gobierno, pues a su juicio "Pedro Sánchez ha rendido la frontera sur de España", y ha llegado a afirmar que "no están llegando refugiados que huyen de una tiranía, están entrando soldados obedeciendo a su gobierno, el marroquí, que ha ordenado la invasión".

Posteriormente, Vox registró en el Congreso una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que cierre las fronteras con Marruecos e inste a la Unión Europea a que le imponga sanciones económicas. El partido ultra también ha solicitado al Ejecutivo que cancele la operación Paso del Estrecho y que declare una situación de interés para la seguridad nacional, así como la devolución de todos los extranjeros llegados a Ceuta, menores incluidos.

Otra petición de Vox en su proposición no de ley es el archivo de todos los expedientes de reconocimiento de residencia legal o de concesión de nacionalidad a los marroquíes.

Errejón: "Abascal sigue chapoteando en el estercolero moral"

Íñigo Errejón ha respondido con dureza al anuncio de Abascal de que viajará a Ceuta. El diputado de Más País se ha mostrado convencido de que lo hará para seguir sembrando "discordia, enfrentamiento, preocupación y racismo", porque "sigue chapoteando en el estercolero moral". Además, ha acusado a Marruecos de "chantajear" a España "permanentemente".

También ha reclamado a Sánchez que "actúe con firmeza" y exija a la Unión Europa que se vuelque tanto con la crisis humanitaria que se está produciendo como con el "chantaje de Marruecos" a España, ya que el país magrebí debe "cumplir con las resoluciones de la ONU con el Sáhara", subrayó Errejón.

Joan Baldoví (Compromís) ha criticado "a los salvapatrias repugnantes que hablan de invasión", cuando a su juicio se trata "pura y simplemente de una crisis humanitaria". 

El parlamentario valenciano también ha urgido una mayor implicación de la Unión Europea y ha insistido en que no se trata de invasores, como esgrime la extrema derecha, sino de "gente que se quiere ganar la vida".

Aina Vidal Sáez, diputada de En Comú Podem, ha pedido al Gobierno "que actúe con cautela y con mimo y respete estrictamente el cumplimiento del derecho internacional y, especialmente, de los menores y demandantes de asilo".

Según la parlamentaria catalana, "la respuesta debe ser humanidad, derecho internacional, garantías y derecho a la vida". Por ello, ha instado a la "ultraderecha a que se abstenga de montar espectáculos para instrumentalizar el dolor y el miedo" y para generar "odio".

Por su parte, Gabriel Rufián (ERC) se coordinará con otros grupos parlamentarios para pedir explicaciones al Gobierno y, sobre todo, para "intentar que no se repitan", pues "las imágenes que estamos viendo hablan por sí solas".

Mireia Vehí, diputada de la CUP, acusó al Gobierno de hacer "políticas de derechas" en Ceuta y de "ceder al chantaje de Marruecos". 

La portavoz en el Congreso ha criticado que la respuesta de Grande-Marlaska sea "mandar militares" a la ciudad autónoma y ha incidido en que la respuesta debe ser "garantizar el derecho a la acogida" porque los conflictos "solo conllevan violencia".

Inés Arrimadas considera la situación tan grave que ha pedido a Sánchez que lidere una respuesta europea porque además de ser una crisis "que amenaza la integridad de España, es un desafío a las fronteras de Europa".

La líder de Ciudadanos cree que el Gobierno no ha sido consciente de las consecuencias de su decisión de atender en España al líder del Frente Polisario, ocasionando una crisis diplomática, que ha derivado en una crisis migratoria.

Al respecto, el portavoz parlamentario del PDeCAT, Ferran Bel, ha afirmado que la situación debe hacer "reflexionar" al Gobierno porque "no ha actuado de forma diligente" y tiene que saber que "cuando se toman algunas medidas de carácter internacional tienen sus consecuencias y hay que saber gestionarlas".

Yolanda Díaz: "Estamos hablando de seres humanos"

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado que es el momento del respeto a los derechos humanos, que no se cuestionan "ni en Ceuta ni en Melilla ni en ninguna parte del mundo". 

"Mostrar mi máxima preocupación por lo que estamos viviendo en Ceuta y Melilla. Recordemos que estamos hablando de seres humanos, de personas, de derechos humanos", ha declarado la ministra, quien entiende que la respuesta a esta crisis pasa por el estricto cumplimiento de la legalidad internacional, en especial respecto a los menores.

Más noticias