Público
Público

El Congreso da su 'sí' definitivo a la regulación del cannabis medicinal

La Comisión de Sanidad y Consumo aprueba el documento, con los únicos votos en contra de PP y Vox, con el que el Gobierno debe basarse para regularizar el cannabis con fines terapéuticos.

Fotografía de archivo de una hoja de marihuana.
Fotografía de archivo de una hoja de marihuana. Sáshenka Gutiérrez / EFE

La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso ha aprobado definitivamente este lunes el dictamen que da aval a la regulación del cannabis medicinal. El Gobierno deberá recoger las recomendaciones del documento para que, en un plazo de seis meses, tengan "encaje" en la normativa.

El dictamen ha salido adelante con el mismo resultado que obtuvo la semana pasada en la subcomisión de cannabis medicinal: los 20 apoyos del PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PdeCAT, y PNV, las 2 abstenciones de ERC y EH Bildu y los 14 rechazos de los diputados de PP y Vox.

Se trata del inicio del uso terapéutico del cannabis en España para calmar el dolor de algunas patologías. Las recomendaciones de la Comisión incluyen el uso para el dolor crónico -también el neuropático-, el oncológico, la endometriosis, la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple, algunas formas de epilepsia y las náuseas y vómitos derivados de la quimioterapia.

El texto no incluye uno de los puntos en los que más insistían los 'socios' de investidura del PSOE. La Comisión ha votado en contra de la enmienda transaccional de Unidas Podemos, ERC y Bildu que reclamaba permitir el autocultivo de las sumidades floridas del cannabis, los cogollos, para "los pacientes con receta que opten por esta vía de acceso".

Daniel Viondi, del PSOE, se ha felicitado por el consenso alcanzado en la subcomisión. "Miles de pacientes necesitan una salida legal a una situación que llevan viviendo desde hace años. Dijimos que nos comprometíamos a la regulación y lo vamos a hacer. Hoy somos un país mejor", ha celebrado.

Desde el grupo impulsor de la subcomisión, el PNV, Joseba Andoni Agirretxea Urresti ha calificado de "paso de gigante" este informe, que "mejorará la calidad de vida de muchos pacientes". "Habrá quien lo valore como un paso de enano, pero es el primero en la buena dirección. Hay espacio para la mejora y esperamos tener oportunidad política para mejorar el texto propuesto", ha añadido.

Una de las novedades más importantes en las conclusiones de la subcomisión es que se abre la puerta a la dispensación del cannabis medicinal en farmacias comunitarias, tal y como reclamaban, por ejemplo, desde Unidas Podemos y más grupos de la izquierda. El texto final establece que la distribución será con fórmulas magistrales con extractos o preparados estandarizados de cannabis, que deberían entregarse "a partir de la red de farmacias del sistema de salud, con preferencia en las farmacias hospitalarias y explorando la alternativa de las farmacias comunitarias que puedan reunir los requisitos".

La prescripción del cannabis medicinal se debería realizar "exclusivamente" por profesionales sanitarios "en un contexto libre de potenciales conflictos de interés, como el que ofrecen los servicios sanitarios", y "preferentemente" por médicos especialistas, recoge el documento. El informe también aconseja la puesta en marcha de un registro centralizado de los pacientes. Por último, la comisión ha recomendado que se evalúe periódicamente el uso terapéutico del cannabis y los datos de consumo en la población. 

Por otra parte, la Comisión ha rechazado los votos particulares de Ciudadanos, que pretendía abrir el debate de la regulación del cannabis también como ocio. "Tenemos que avanzar en la regulación también como uso recreativo para evitar que los pacientes se vayan al mercado ilícito", ha defendido Juan Ignacio López-Bas Valero. En la misma línea, desde ERC, la diputada María Carvalho Dantas ha insistido en que su formación es partidaria de la "regulación integral" del cannabis. "Así lo seguiremos defendiendo", ha avanzado.

Más noticias