Público
Público

Coronavirus Galicia retrasa una semana el inicio del curso en Secundaria, Bachillerato y FP

Alegan que existen "problemas organizativos" y faltan profesores y que, además, se necesita más tiempo para "convertir los espacios educativos en espacios seguros" ante la covid-19.

Personal del colegio Aldapeta María Ikastetxea aplica este lunes gel hidroalcohólico a los alumnos. EFE/ Juan Herrero
Personal del colegio Aldapeta María Ikastetxea aplica este lunes gel hidroalcohólico a los alumnos. EFE/ Juan Herrero

agencias

El inicio del curso en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional (FP) en Galicia se retrasa una semana, del 16 al 23 de septiembre y siguientes días, para poder afrontar las labores de adaptación de los espacios educativos a las medidas de prevención frente al coronavirus.

También influye la falta de profesores, según informa El Faro de Vigo. "El cambio de fecha se produce tras las quejas de los equipos directivos de algunos centros ante la "imposibilidad" de organizar a tiempo sus horarios, grupos y espacios por no disponer todavía de la cifra de docentes que se sumarán para desdobles", asegura el diario vigués.

La decisión de retrasar el inicio de las clases llega después de que varios institutos gallegos reclamasen en las últimas horas el retraso de la vuelta a las aulas. Tras reunirse con la Xunta Autonómica de Directores de Secundaria, el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, ha anunciado que el curso en Secundaria, Bachillerato y FP empezará el día 23 y siguientes por "problemas organizativos", con el objetivo de "convertir los espacios educativos en espacios seguros" ante la covid-19 y poder cumplir el metro y medio de distancia de seguridad.

Román Rodríguez, que retomó la cartera autonómica de Educación el pasado lunes, ha afirmado que se trata de "una decisión meditada, compartida y ejemplo de cogobernanza", que permitirá que el inicio del curso se desarrolle "con una mayor previsión y mejor organización".

En todo caso, pide "comprensión" a las familias, consciente de que puede "generar alguna problemática concreta" en lo relativo a la conciliación.
En declaraciones a los medios de comunicación tras la reunión, Rodríguez ha argumentado que la nueva medida que implica garantizar que exista un metro y medio de distancia entre los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP "trastocó el trabajo previo", de ahí esta "decisión técnica" de retrasar el arranque del curso.

Así, preguntado por qué falló para tener que tomar esta decisión de retrasar el inicio del curso, ha aludido al hecho de que en Primaria -que regresó a las aulas este jueves- "no se modifican las reglas de juego", como "sí" en Secundaria, Bachillerato y FP.

El objetivo es lograr una "organización más coherente"

Con todo, ha asegurado disponer "ahora" de "un tiempo precioso" para adaptarse, y ha dicho que serán los inspectores y las autoridades sanitarias, en función de las diferentes casuísticas, los que decidan cuántos desdobles serán necesarios, por lo que por el momento ve "prematuro" aportar un número.
De hecho, ha destacado que esta semana de retraso permitirá "aprovechar" para "profundizar" en medidas presentadas en los últimos días como la semipresencialidad y la colocación de mamparas en las aulas, consciente de que habrá que "trabajar contrarreloj".

Los próximos meses, ha advertido, se vivirá "una crisis económica sin precedentes" y "el reto" es "que no haya riesgo de crisis educativa", ni en lo concerniente a los niveles de calidad, ni en lo que tiene que ver con la equidad.
"Galicia no es ninguna excepción", ha añadido, antes de apuntar a "retrasos en muchísimas comunidades autónomas" y también la semipresencialidad que plantean lugares como Asturias, Madrid y Aragón.

El objetivo, según ha subrayado, es lograr una "organización más coherente", que se puedan implementar las medidas higiénico sanitarias, dar "más certeza" a este inicio del curso "inédito" y comenzarlo con "todos los deberes hechos", así como "adaptar" la oferta docente, teniendo en cuenta que el uso de los espacios es más o menos "intensivo" en los distintos centros.

Más restricciones en Navarra

Navarra ha adoptado nuevas limitaciones y restricciones para "aplanar la curva" de contagios de la covid-19 y, entre otras medidas, desde este sábado reducirá a seis los grupos de personas en hostelería y espacios públicos, se cerrarán sociedades gastronómicas y peñas y endurecerá las sanciones por no usar mascarilla y realizar botellón.

Así lo han dado a conocer el portavoz y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y la consejera de Salud, Santos Induráin, en una rueda de prensa en la que han remarcado que "hay que cambiar la situación" y "aplanar la curva sí o sí".

Se cerrarán sociedades gastronómicas y peñas y se endurecerá las sanciones por no usar mascarilla y realizar botellón

"No es hora de alarma, bastante alarma ha habido y hay, es la hora de la responsabilidad y la solidaridad y de hacer lo que hay que hacer, si seguimos así vamos caminando hacia el pasado más que hacia el futuro", ha advertido Induráin.

Por ello, para "rebajar la curva" actual de casos en Navarra, la consejera de Salud ha aprobado una orden foral con nuevas limitaciones en actividades y aforos, que se publicará este sábado en el Boletín Oficial de Navarra. Las medidas tendrán una duración de 15 días y serán reevaluadas para decidir si continúan, se anulan o se toman otras distintas.

Más noticias