Público
Público

Coronavirus Sanidad La "nueva normalidad": las listas de espera se duplican a consecuencia del coronavirus

La pandemia de la covid-19 ha dejado a su paso retrasos y cancelaciones en hospitales y centros de salud por lo que los pacientes tendrán que esperar el doble de lo que viene siendo habitual para ser atendidos.

Varios pacientes de la consulta de reumatología del policlínico de consultas externas del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. EFE/Marcial Guillén/Archivo
Varios pacientes de la consulta de reumatología del policlínico de consultas externas del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. EFE/Marcial Guillén/Archivo

EFE

La "nueva normalidad" después de la pandemia de coronavirus trae consigo cambios y modificaciones en la salud pública. En todo el núcleo de la covid-19 se cancelaron consultas de especialistas, así como pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas no urgentes.

Ahora, las listas de espera se han incrementado incluso llegando a duplicarse, según estimaciones. No existen datos oficiales actuales -los últimos facilitados por el Ministerio de Sanidad son de diciembre de 2019- pero las fuentes consultadas coinciden en que los pacientes a los que se les anuló la cita tendrán que esperar el doble de lo que viene siendo habitual para ser atendidos.

"Si durante un trimestre se ha dejado de atender a los pacientes es posible duplicar las listas de espera quirúrgicas y, sobre todo, la de pruebas diagnósticas, que es donde más problema hay", así lo ha hecho saber el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), Antonio Cabrera.

Problemas con la atención primaria

Según ha ratificado Cabrera uno de los sectores donde más repercusión va a haber es en la atención primaria, "la demora de una cita estaba en 72 horas, un plazo que, ha podido aumentar de forma significativa".

"Otra crisis como la que hemos vivido el sistema sanitario no la aguanta"

En este área la mayor preocupación es la situación de los pacientes pluripatológicos por el "agravamiento que puedan tener como consecuencia del parón", durante el cual han recibido solo atención telefónica, indica Cabrera.

Un día después de la covid-19

Hasta el momento no se han dado a conocer unos datos oficiales, por este motivo, el sindicato ha solicitado que las Consejerías de Sanidad hagan públicos los datos oficiales para las listas de espera.

También el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez-Bayle, cree que las listas de espera se "han duplicado, si no más", aunque precisa que hay diferencias entre comunidades autónomas en función de la incidencia de la covid-19.

Desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) han criticado que tampoco disponen de datos concretos, pero aun así suscriben las palabras de Cabrera. "Hemos visto que ha habido una inactividad en todo lo que no ha sido coronavirus entre marzo y mayo y todavía seguimos ahí, no parece que hayamos recobrado la normalidad", señala su secretario general, Gabriel del Pozo, que recuerda que al "tapón" que ya existía se suma este trimestre en el que solo se han atendido las urgencias.

Afrontar este aumento

Para afrontar el aumento de las listas de espera, FSS-CCOO cree que lo urgente es prorrogar hasta diciembre todos los contratos que se han hecho como consecuencia de la covid-19, para "atender bien a la población" y para garantizar el descanso "más que justo y merecido" de los profesionales sanitarios, que "han estado al 120% como mínimo durante la pandemia".

Por ello, la propuesta de alguna comunidad de eliminar el periodo vacacional "para nosotros es impensable", ha advertido Cabrera, quien ha instado a tomar medidas para que si en octubre hay un repunte de contagios "no pille al personal saturado".

Del Pozo propone aumentar un 20% las plantillas, que "ya estaban trabajando en débito", y cree que ahora es "un buen momento" para contratar a todos los médicos que acaban su formación especializada, "no solo para atender a pacientes covid, sino a los que van por una catarata, a hacerse un TAC, a que los vea el cardiólogo o el de digestivo".

Aunque reconoce que aumentar solo el número de profesionales no va a solucionar el "tapón" de la lista de espera quirúrgica, una actividad que está limitada por el número de quirófanos y camas disponibles.

Más noticias de Política y Sociedad