Público
Público

Crisis migratoria El Gobierno considera ahora que España "no es el puerto más seguro" para el Aquarius

Es la respuesta al llamamiento efectuado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, que gestionan el buque y que, como sucedió el pasado junio, han recibido la negativa de Malta y de Italia de atracar en alguno de sus puertos.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Imagen de las personas rescatadas a bordo del Aquarius. EFE/EPA

El Gobierno considera que España "no es el puerto más seguro" para el Aquarius, que ha pedido a la UE un lugar donde desembarcar a las 141 personas que rescató frente a las costas de Libia el pasado viernes, porque no es "el más cercano según lo establecido en el Derecho Internacional".

Así lo han indicado fuentes de la Moncloa después del llamamiento efectuado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, que gestionan el buque y que como sucedió el pasado mes de junio han recibido la negativa de Malta y de Italia de atracar en alguno de sus puertos.

Se trata de la primera acción que realiza el Aquarius tras el rescate de 629 personas que efectuó en junio, cuando ya recibió el rechazo de Italia y Malta para poder atracar, lo que motivó que España le ofreciera hacerlo en el puerto de Valencia.

En esta ocasión, los 141 migrantes que viajan a bordo, de los que la mitad son menores, 67 de ellos no acompañados, proceden de países como Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Eritrea, Somalia, Marruecos y Egipto.

Para el Ejecutivo, no existe "la misma situación de crisis humanitaria" que hace dos meses, cuando la cantidad de personas que aguardaban un puerto tras días a la deriva tuvieron incluso que ser transportada en tres barcos al puerto valenciano. Sin embargo, MSF ha advertido de que la situación del Aquarius "es peor" que cuando se le autorizó a desembarcar en España.

Asimismo, desde La Moncloa insisten en que España no es "en estos momentos" el puerto cercano más seguro, de acuerdo con el Derecho Marítimo Internacional, añaden las fuentes consultadas.

Apoyo diplomático desde la CE

Ante esta situación, la Comisión Europea (CE) ha dicho estar en contacto con varios Estados miembros de la Unión Europea (UE) y ha ofrecido su "total apoyo diplomático" para resolver la situación.

"La Comisión está actualmente en contacto con un número de Estados miembros que se han acercado a nosotros a propósito de este incidente. Y como hemos hecho en numerosos casos previos, estamos preparados para aportar nuestro total apoyo diplomático (...) para resolver la situación", ha declarado la portavoz de la CE Tove Ernst.

El Ejecutivo comunitario, no obstante, no ha ofrecido detalles sobre los países con los que la CE ha tratado ni sobre el desarrollo de esas conversaciones.

Un puerto francés se ofrece

Esta lunes, las autoridades del puerto de Sète, en el sureste francés, declararon hoy estar dispuestas a acoger el barco, siempre que la terminal marítima obtenga la autorización del Estado. "La única condición es tener el visto bueno de las autoridades francesas", indicó el presidente de ese puerto, Jean-Claude Gayssot, en la emisora local "France Bleu Hérault".

El Gobierno francés no se ha pronunciado. Quién sí ha alzado la voz ha sido la presidenta del partido ultraderechista francés Agrupación Nacional, Marine Le Pen, quién exigió que Francia cierre su territorio a barcos humanitarios como el Aquarius. "¡El Estado debe enviar la señal de firmeza necesaria y cerrar nuestros puertos a esos navíos de inmigrantes!", indicó en su cuenta de Twitter.