Público
Público

Mueren cuatro miembros de una familia, entre ellos dos niños, en un incendio en Barcelona

El fuego se inició en un local ocupado de la plaza Tetuán que se usaba como vivienda. Los pequeños tenían uno y tres años.

Imagen del edificio incendiado.
Imagen del edificio incendiado. Marta Pérez / EFE

Un pareja y sus hijos de uno y tres años han muerto este martes en un incendio en un local de la plaza Tetuán de Barcelona. Otras cuatro personas han resultado heridas leves por intoxicación por humo. Los Mossos d'Esquadra han iniciado una investigación para esclarecer las causas del fuego, que se inició sobre las 6.00 horas. El incendio se ha desatado en un local de la planta baja del edificio, una antigua oficina bancaria que se estaba usando como vivienda.

Hasta el lugar se desplazaron ocho dotaciones de los Bombers de Barcelona, varias ambulancias y efectivos de los Mossos. Los servicios de emergencias acudieron al edificio tras recibir la llamada de una persona que alertaba de humo y llamas. Al llegar, se encontraron con cuatro personas confinadas en un patio en la planta del sótano que pedían auxilio, en un momento en el que el incendio ya estaba muy avanzado.

"Cuando hemos llegado el incendio ya estaba muy desarrollado; hemos sectorizado y hemos encontrado a cuatro personas sin identificar inconscientes en el interior. Con el SEM (Sistema de Emergencias Médicas) hemos iniciado las maniobras de reanimación, pero desgraciadamente han fallecido", ha explicado  el jefe de guardia de los Bomberos de Barcelona, Ángel López.

Ada Colau: "Los servicios sociales habían detectado la precariedad de las criaturas y ayudaban a la familia"

Según han confirmado fuentes municipales, el local incendiado había sido ocupado y allí vivían los cuatro fallecidos y los cuatro heridos, que han sido trasladados a los hospitales de Sant Pau y del Mar.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha acudido al lugar del siniestro para interesarse por las circunstancias en las que se ha producido el incendio. En declaraciones a los medios, ha confirmado que los servicios sociales del Ayuntamiento conocían la situación de los cuatro fallecidos y habían prestado ayuda con alimentos, con la escolarización del hijo mayor, de 3 años, y con atención médica.

"Los servicios sociales habían detectado la precariedad de las criaturas y ayudaban a la familia, habían contactado con ellos y se estaban ganando la confianza poco a poco porque se trata de un perfil de personas que no acuden a la administración sino que es la administración la que contacta con ellos", ha detallado.

La familia llevaba dos años viviendo en el local

"Se trata de un local bancario ocupado, donde vivían estas personas en situación precaria. La ocupación de los locales bancarios es una problemática en toda la ciudad y, en este caso, la administración se había interesado por la situación de estas personas", ha declarado la alcaldesa sobre la situación del edificio incendiado. 

Por su parte, el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Albert Batlle, ha confirmado que la familia llevaba dos años viviendo en el local, que disponían de agua y luz y que no tendrían el suministro eléctrico "pinchado" de la red. En declaraciones a TV3, Batlle ha descrito el local como "amplio" aunque ha admitido que no reunía las condiciones de habitabilidad de una vivienda para residir en él por tratarse de un local comercial.

Más noticias