Público
Público

La cumbre de la OTAN entra en su "fase crítica": el IFEMA se blinda y las carreteras de Madrid se cortan

El recinto ferial está rodeado por parte de los más de 10.000 agentes que se han desplazado para la operación, 98 perros policía y 60 caballos. El eje del paseo de la Castellana y el Museo del Prado también serán acordonados y perimetrados.

27/06/2022-Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional en las instalaciones del recinto ferial IFEMA de Madrid este lunes 27 de junio con motivo de la cumbre de la OTAN que se celebrará en la capital
Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional en las instalaciones del recinto ferial IFEMA de Madrid este lunes 27 de junio con motivo de la cumbre de la OTAN. Kiko Huesca / EFE

El recinto de IFEMA, la "zona cero" de la cumbre de la OTAN, se pone a punto con la actuación del dispositivo de seguridad del evento. Parte de los más de 10.000 agentes que se han desplazado para la operación, 98 perros policía y 60 caballos se encuentran en el IFEMA en la "fase crítica", a pocas horas de la llegada de las delegaciones internacionales.

El trabajo por subsuelo, tierra y aire de varios meses se ha intensificado en los últimos días con los preparativos del escenario de la cumbre. Cazas del Ejército del Aire, artillería antiaérea y helicópteros NH-90 blindan además desde este lunes el espacio aéreo de la capital junto a aviones de la OTAN.

1.500 antidisturbios desplegados para la cumbre

En la jornada del lunes llegan las últimas mercancías para el evento, entre las que se encuentran el catering, el decorado y las acreditaciones. Los traslados están siendo "peinados" de forma exhaustiva por la Policía, con especial desempeño de su Unidad Canina. Con el desplazamiento de un total de 98 perros, se trata del mayor dispositivo de esa unidad en su historia.

Será "muy difícil" que una persona no acreditada se acerque a IFEMA

Juan, un agente de la Unidades de Intervención Policial (UIP), más conocidos como antidisturbios, ha asegurado que será "muy difícil" que cualquier persona no acreditada se acerque a IFEMA a manifestarse o realizar cualquier tipo de acto. Él será uno de los 1.500 antidisturbios que estarán presentes en los puntos marcados en rojo en el mapa de la cumbre.

Otros enclaves que serán acordonados y perimetrados serán los hoteles en los que se alojarán las diferentes delegaciones asistentes, muchos de ellos situados en el eje del paseo de la Castellana y que se blindarán en un radio de 300 metros. El Museo del Prado, en el que cenarán el próximo miércoles 29 gran parte de los líderes de los estados miembro de la Alianza Atlántica, también será protegido por los cuerpos de seguridad.

La A-2, la M-40 y la M-11, cortadas

La Policía Nacional asegurará además las diversas rutas que seguirán camino al recinto de IFEMA en los días 29 y 30, así como su desplazamiento a otros actos de la agenda de la cumbre. Los desplazamientos de las delegaciones conllevarán cortes de tráfico en puntos de la capital como el eje de la Castellana o la zona de Recoletos y Retiro; así como, fuera de Madrid, en el Corredor del Henares y el área que envuelve al recinto de IFEMA. Estos cortes estarán controlados por 285 agentes fuera del área metropolitana de la capital.

Se cortarán carreteras como la A-2, la M-40 y la M-11, y un total de 485 agentes de la Guardia Civil de Tráfico se encargarán de las incidencias que supongan los cortes en las entradas y salidas a la capital. Para este dispositivo los guardias civiles contarán con una flota de 186 motocicletas y 184 vehículos de cuatro ruedas.

Cuatro meses de preparativos

Los agentes de la Unidad de Subsuelo de la Policía han examinado durante los últimos cuatro meses cada rincón subterráneo para garantizar que no existen amenazas bajo tierra para la cumbre que acoge Madrid, según ha relatado el oficial David Sánchez. 

Los agentes buscan en la red de alcantarillado y los canales de aguas cualquier tipo de objeto sospechoso o sensible. La atención se centra en los puntos situados bajo el entorno de IFEMA, los recorridos previstos de las delegaciones internacionales y sus hoteles.

Por su parte, las Unidades Canina y de Caballería han puesto a disposición de la seguridad de la cumbre 98 perros y 60 caballos. Estos últimos, según ha indicado el subinspector Julián Serrano, estarán desplegados en el recinto de IFEMA. Los caballos, según afirma Serrano, serán de gran ayuda en caso de ser necesario algún acceso rápido a estancias donde los vehículos policiales podrían sufrir complicaciones.

Más noticias