Público
Público

Jealsa Denuncian un nuevo vertido contaminante de Jealsa, la mayor conservera de Galicia, propiedad de un exalcalde del PP

La Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa y la Cofradía de Mariscadores de Rianxo aseguran que la empresa, denunciada por la Fiscalía por un delito continuado contra el medio ambiente, sigue expulsando aguas tóxicas al mar.

Bancos de marisco muerto en la playa de Subquintáns, en la ría de Arousa
Bancos de marisco muerto en la playa de Subquintáns, en la ría de Arousa. Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa

La Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa ha denunciado un nuevo vertido contaminante que ha arrasado los bancos marisqueros de la ensenada de Rianxo (A Coruña) y del que responsabilizan a Jealsa, la mayor conservera de Galicia, propiedad de la familia de Jesús Alonso, exalcalde de la localidad de Boiro por el Partido Popular entre 1995 y el 2003.

Según la Plataforma, el pasado martes los mariscadores detectaron otro episodio de mortandad de marisco en los arenales de Subquintáns, al suroeste del puerto de Budión, donde Jealsa tiene su factoría. Los afectados aseguran que informaron al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, sin que hasta el momento nadie se haya presentado en el lugar.

"Hace semanas que no llueve, y con viento del nordés es evidente de dónde viene la contaminación", asegura Xaquín Rubido, portavoz de la Plataforma, quien asegura que la desidia de las autoridades y el "blindaje de poder e influencias" que rodean a Jealsa está provocando serios daños a los ecosistemas de la zona.

El patrón mayor de la Cofradía de Rianxo, Miguel Iglesias, indicó este viernes que los técnicos del pósito están evaluando el impacto del vertido, que estiman "en varias toneladas de marisco muerto", para adjuntar el informe de daños a la denuncia que prevén presentar este lunes. Según Iglesias, en los últimos siete meses se han producido al menos otros veintisiete episodios similares de contaminación por la actuación de la conservera.

Los productores y las asociaciones ambientalistas llevan años denunciando que los vertidos recurrentes de Jealsa representan un peligro para el medio, para el modo de vida de las familias que viven del marisqueo y de la pesca en la zona y también para la salud de las personas, puesto que se habrían dado casos de quemaduras y lesiones cutáneas de quienes entraron en contacto con el agua durante los episodios contaminantes.

Jealsa, de cuyos responsables Público ha tratado sin éxito de obtener una valoración de los hechos, ha visto cómo en los últimos años se le abrían multitud de expedientes por infracción de la normativa ambiental. Pero la Xunta de Alberto Núñez Feijóo, quien mantiene una cordial y cercana relación personal con la familia Alonso, sólo le ha impuesto hasta ahora una sanción por una infracción de carácter leve.

El verano pasado, la Fiscalía de Medio Ambiente presentó una denuncia de oficio ante el juzgado de Ribeira en la que acusa a los gestores de Jealsa de un delito continuado contra el medio ambiente, por su comportamiento doloso -actuar a sabiendas de que se comete una ilegalidad- al verter periódicamente residuos tóxicos derivados de la limpieza de los tanques de sus instalaciones, que arrastrarían al mar aguas contaminadas por nitrógeno amoniacal y sólidos en suspensión.

La Plataforma y la Cofradía se han personado en la causa, pero su representación legal no ha tenido noticia de que ni la Fiscalía ni el Juzgado hayan avanzado en la instrucción del procedimiento.

"No pedimos nada extraordinario, sólo que las autoridades y las administraciones que tienen el deber de proteger el medio ambiente y nuestros recursos naturales hagan su trabajo y cumplan con su obligación", concluye el portavoz de la Plataforma.

Más noticias