Público
Público

Denuncia a Jealsa-Rianxeira La Fiscalía denuncia a la mayor conservera de Galicia propiedad de un exalcalde del PP por contaminar la ría de Arousa

Los mariscadores llevan años denunciando los vertidos de Jealsa-Rianxeira que matan el marisco y arrasan las playas sin que ni la Xunta ni el Seprona hayan hecho nada hasta ahora por resolver el problema

04/08/2021 banco de marisco muerto
Bancos de marisco muerto y episodios de contaminación en la ría de Arousa junto a la fábrica de Jealsa en Boiro (A Coruña). Plataforma en Defensa da Ría de Aurosa

La Fiscalía de Medio Ambiente ha denunciado ante el Juzgado a la conservera Jealsa-Rianxeira la más grande de Galicia, por un presunto delito continuado contra el medio ambiente por llevar años vertiendo aguas contaminadas por nitrógeno amoniacal y sólidos en suspensión en las aguas que bañan los bancos marisqueros y las playas de la ría de Arousa.

La fiscal considera que la acumulación de esos tóxicos "podría presentar la entidad suficiente para determinar una alteración sustancial de la calidad de las aguas" , y que la conducta de los gestores de Jealsa sería objeto de un comportamiento "doloso" -la voluntad de incurrir a sabiendas en una falta o un delito- "dada la reiteración de los vertidos y constatando la existencia de una sanción previa así como la incoación de múltiples expedientes sancionadores".

Jealsa es propiedad de Jesús Alonso, su fundador, un conocido empresario y político gallego que fundó la compañía en 1958 y que durante ocho años fue alcalde de Boiro, la localidad coruñesa donde se ubica su empresa, por el Partido Popular, en tiempos de Manuel Fraga. Alonso está retirado desde hace algunos años, pero sus hijos, que gestionan ahora la empresa, siguen manteniendo una cordial relación con la Xunta y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, quien recurrentemente pone a Jealsa como ejemplo de las compañías pujantes de Galicia.

En la última ocasión, tras el incendio que sufrió una de sus plantas en mayo de este año, Feijóo alabó la trayectoria de Jesús Alonso y comprometió su apoyo al proyecto por el que la compañía pretende captar 100 millones de euros de los fondos Next Generation de la UE, cuyo reparto en la comunidad, precisamente, decidirá la Xunta. "Estamos hablando de una empresa que se identifica con el nombre de Galicia", dijo entonces el presidente.

04/08/2021 banco de marisco muerto
Banco de marisco muerto y episodios de contaminación en la ría de Arousa junto a la fábrica de Jealsa en Boiro (A Coruña). Plataforma en Defensa da Ría de Arousa

Lo cierto es que su Gobierno sólo ha impuesto a Jealsa una sanción leve por sus vertidos, a pesar de que los ecologistas y los mariscadores llevan cinco años denunciando que la contaminación de la fábrica están matando el marisco y arrasando las playas. Ni el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ni Augas de Galicia, dependiente de la Administración autonómica, les habían hecho caso hasta que recurrieron a la Fiscalía de Medio Ambiente en Madrid, gracias a que la empresa de uno de ellos estaba residenciada allí-. La Fiscalía ordenó abrir diligencias sobre el caso a su delegación en A Coruña, que ha elevado ahora denuncia al juzgado de Ribeira (A Coruña). En el escrito, la fiscala cuestiona la validez de los argumentos que permitieron que los expedientes abiertos por la Xunta quedaran en nada, pese a la evidente disminución de la calidad de las aguas en el entorno del emisario submarino por el que la conservera vierte residuos al mar.

"Mi hija ha salido de esa playa con manchas en la piel. Algunas mariscadoras también. Pero casi nadie se atreve a denunciarlo porque aquí todo el mundo tiene a alguien trabajando en Jealsa", dice Uxío, un mariscador que explota en concesión una parcela de la ría en la que se crían almejas y berberechos. Ha participado en la elaboración de la denuncia y en el proceso de recopilación del material documental y audiovisual que la acompaña, y que muestra montañas de bibalvos muertos, arroyos teñidos de azul y playas inundadas de sustancias oleaginosas. Pero Uxío es un nombre ficticio, porque él también tiene parientes en las fábricas de Jealsa-Rianxeira y no quiere exponerlos a represalias. Las empresas de los Alonso dan empleo a más de 2.000 personas en un municipio que no supera los 19.000 habitantes.

Además de los peligros evidentes para la salud, Uxío advierte de que los vertidos de la conservera están poniendo en peligro la forma de vida de miles de familias que viven de pescar y mariscar en toda la ría de Arousa. "Llevo 20 años trabajando aquí y he visto cómo las rocas dejaban de tener algas y mexilla -las crías de mejillón que se emplean luego para su cultivo en bateas-. Que no me hablen luego del cambio climático: aquí están matando al mar con química", asegura. Y advierte de que la situación se está agravando: "Al principio eran vertidos esporádicos, uno al mes. Pero ahora son tres al día".

La fiscal del caso advierte en su auto que las recogidas de muestras indican "la superación del límite máximo permitido en el vertido de aguas residuales industriales tratadas en la depuradora de la conservera" en dos de los parámetros analizados -nitrógeno amoniacal y sólidos en suspensión-. Pero también habla de otras sustancias "de indudable naturaleza industrial" no identificadas en las inmediaciones del emisario de la empresa conservera: "espumas blanquecinas, manchas amarillentas de grasa de procedencia industrial, cúmulos sólidos blanquecinos, residuos grasientos...".

La denuncia de los mariscadores, en la que han participado varias cofradías y asociaciones de productores, fue coordinada por la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa, de la que forman parte muchas de ellas. Su portavoz, Xaquín Rubido, cree que había "una complicidad explícita" entre los gestores de Jealsa-Rianxeira y las administraciones que hacían oídos sordos a las denuncias y advertencias que llevan haciendo desde el año 2017.

"Llegamos a mantener una reunión con los alcaldes de los municipios afectados, con la empresa y con la Xunta. Les dijimos que no íbamos contra nadie, que no se trataba de demonizar a la compañía sino de encontrar una solución al problema. Pero no sirvió de nada. Todos en la reunión sabíamos que los vertidos son de Jealsa-Rianxeira, pero ellos se limitaron a negarlo".

El grupo Jealsa es un emporio industrial con intereses también en el sector textil y en el energético, con plantas de cogeneración y parques eólicos. Público ha preguntado reiteradamente a la compañía por su valoración de la denuncia de la Fiscalía, pero no ha obtenido respuesta.

Sin embargo, tras la pubicación de este artículo, la dirección de la compañía ha enviado una nota interna a sus trabajadores en la que asegura que la empresa "cumple con todos los requisitos ambientales" y que cuenta con un equipo "que vela permanentemente por una gestión de residuos consecuente con su compromiso medioambiental".

Hasta ahora Jealsa siempre ha negado que los vertidos fueran suyos, pero en este mensaje a su plantilla no lo hace, y asegura que la dirección ha puesto "todos los medios y efectivos" de los que dispone "para dilucidar el origen de los vertidos detectados con la mayor celeridad posible". El jueves mismo, sin embargo, se produjo otro más.

* Esta información ha sido actualizada el 6 de agosto para recoger la reacción de la empresa Jealsa.

Más noticias