Público
Público

Desahucio Adoración Un acuerdo con la Sareb permite que Dora y sus cuatro nietos menores vuelvan a la casa de la que fueron desahuciados

La Asamblea de Vivienda de Carabanchel y la familia han conseguido que la entidad, propietaria del inmueble, les conceda un alquiler social de 75 euros al mes, avalado por los activistas hasta que los afectados reciban el Ingreso Mínimo Vital

desahucio dora Sareb
Dora, en la puerta de la casa de su hija, donde se ha cobijado tras su desahucio, el de de hijo y sus cuatro nietos menores, en Carabanchel, Madrid. — Jairo Vargas

Adoración Cabo Ferrer (Dora), su hijo, su nuera y sus cuatro nietos menores podrán volver a vivir en el piso del que fueron desahuciados por la Sareb en pleno estado de alarma el pasado martes, según han informado a Público desde la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, que ha acompañado a la familia durante todo el proceso de desahucio.

Para evitar quedarse en la calle con cuatro niños de entre uno y cinco años, la familia al completo se había trasladado a casa de otra de sus hijas, en el mismo barrio de Carabanchel (Madrid) que también está pendiente de desalojo por la misma entidad. Eran once en un precario piso de tres habitaciones, como pudo comprobar este diario el pasado miércoles.

Según ha asegurado a Público Daniel Vega, activista de la Asamblea de Vivienda del barrio, "la presión popular y mediática de estos días ha conseguido desbloquear las conversaciones con la Sareb", que hasta el momento se había negado a concederle un alquiler social al carecer de ingresos formales, aunque estuvieron en conversaciones hasta el día antes del desalojo.

La familia está en trámites para recibir la cuantía máxima del Ingreso Mínimo Vital (IMV), al tener Adoración reconocida una discapacidad del 55% y ser un hogar con un elevado grado de vulnerabilidad, con dos mayores de edad en desempleo, sin ningún ingreso y con cuatro menores a cargo.

En vista de que es cuestión de tiempo que se resuelvan los trámites burocráticos del expediente de Adoración y su familia para recibir la prestación, los activistas se han ofrecido a avalar desde una asociación el pago de un alquiler social a la Sareb. Según confirman a Público fuentes de la entidad, Sareb ha aceptado este acuerdo que permite a la familia regresar al piso de la barriada de Pan Bendito, de donde fueron desahuciados, por un alquiler de 75 euros al mes que estará avalado por esta asociación hasta que empiece a cobrar el IMV.

"El compromiso es total y esperamos hacerlo posible en los próximos días", apuntan fuentes de la Sareb. Desde la Asamblea de Vivienda inciden en que el acuerdo todavía no se ha firmado, pero ambas partes se han comprometido a dejarlo por escrito el próximo 3 de noviembre.

Según los activistas, inicialmente habían propuesto que el avalista de Adoración fuera el Ayuntamiento de Madrid, una medida que ya había recogida la trabajadora social de la familia antes de que se ejecutara el desahucio, pero que en esta ocasión no se ha barajado.

Presión mediática y política

Desahuciada una familia con cuatro menores en Carabanchel en plena segunda ola de la covid-19. — ASAMBLEA DE VIVIENDA CARABANCHEL / TWITTER

El caso de esta familia había generado una gran revuelo mediático, sobre todo después de que el diputado de ERC Gabriel Rufián mostrara en el Congreso la fotografía de Adoración y sus nietos sentados en el sofá de su casa, colocado en la calle junto al resto de enseres de la vivienda, después de que la Policía se personara en la casa para ejecutar el lanzamiento.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ávalos, mostró su sorpresa ante este desahucio en el Congreso tras la interpelación de Rufián, y aseguró que el Gobierno se había puesto en contacto con la Sareb en contacto con la Sareb "porque esta no es la imagen que este país merece, máxime si hay menores. No podemos pedir confinamiento y al mismo tiempo poner en riesgo la morada", señaló el Ministro. No obstante, ha sido el movimiento social por el derecho a la vivienda quien ha logrado llevar a buen puerto las negociaciones para que Adoración y su familia vuelvan a casa.

Más noticias de Política y Sociedad