Público
Público

El detenido por la desaparición de Manuela Chavero confiesa que la mató

Hace unos días, Emilia Chavero, hermana de Manuela, entregó a los investigadores una carta anónima en la que se apuntaba al ahora arrestado.

El detenido por la desaparición de Manuela Chavero confiesa que la mató. / CAPTURA - ATLAS
El detenido por la desaparición de Manuela Chavero confiesa que la mató. / CAPTURA - ATLAS

público / agencias

El hombre detenido en Monesterio (Badajoz) por la Guardia Civil por su implicación con la desaparición, en julio de 2016, en este mismo municipio de Manuela Chavero, de 42 años, ha confesado a los agentes que la mató.

Fuentes próximas a la investigación han indicado que el detenido, un hombre de 28 años que reside en la localidad pacense, muy cerca del domicilio de Chavero y conocido de la familia, ha reconocido a los investigadores que asesinó a la mujer. 

Hace unos días, Emilia Chavero, hermana de Manuela, entregó a los investigadores una carta anónima en la que se apuntaba al ahora arrestado. Emilia ha revelado que su familia sospechó "desde el primer momento" del detenido, que era "uno de los principales sospechosos". "Una persona violenta que estaba obsesionado con mi hermana", ha continuado, para después asegurar que le conoce "perfectamente".

Las fuentes consultadas aseguran que los agentes dieron credibilidad a este escrito, lo que, unido a las pesquisas que llevaban realizando hace tiempo, ha motivado la detención. Está previsto que en las próximas horas agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, así como un Equipo especializado en la búsqueda de restos del Servicio Cinológico realicen en el municipio varios registros, entre los que se encuentran una finca del detenido. 

El hombre se encuentra en dependencias de la Guardia Civil de Zafra y está previsto que en las próximas horas los agentes realicen varios registros en el municipio.

Manuela Chavero desapareció de su casa el 5 de julio de 2016. No se llevó llaves, ni documentación, ni el teléfono móvil, y la televisión y la luz de la casa estaban encendidas. Tiene dos hijos, quienes en el momento de su desaparición se encontraban con su expareja.

Más noticias de Política y Sociedad