Público
Público

Las enfermeras alertan sobre los "otros riesgos" que pueden padecer las mujeres víctimas de los pinchazos

El Consejo General de Enfermería (CGE) alerta sobre las infecciones que pueden provocar estas agresiones, entre ellas, el VIH hepatitis.

04/08/2022 Imagen de dos jeringuillas.
Imagen de dos jeringuillas. Jeremy Bezanger / Unsplash

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha alertado este jueves sobre los peligros asociados a los pinchazos que están denunciando muchas jóvenes en entornos de ocio. En concreto, denuncian que las punzadas pueden provocar infecciones por VIH o hepatitis.

El CGE ya ha puesto en conocimiento esta alerta a los Consejos Autonómicos de Enfermería y a los colegios provinciales sobre los riesgos que pueden suponer las sustancias inoculadas. Avisan del riesgo para la salud que supondría la inoculación de sustancias químicas a través de estos pinchazos, aunque por el momento en ninguno de los casos denunciados se ha encontrado esta evidencia.

"Los efectos son bastantes inmediatos y si se tiene sensación de pinchazo, hay que advertirlo rápidamente a gente de confianza para que puedan vigilar si se produce una situación de sedación o pérdida de control", ha aclarado el secretario general del Consejo, Diego Ayuso.

Exposición a infecciones

Asimismo, las enfermeras advierten sobre los riesgos materiales de los pinchazos fuera del ámbito sanitario debido a la falta de desinfección en las jeringuillas que podrían haber sido utilizadas con más de una persona. Esta alerta expone a las víctimas por sumisión química a infecciones como el VIH o hepatitis.

"Nos encontramos ante una situación que, como profesionales de la salud, nos produce absoluto terror. Es inconcebible que se estén produciendo este tipo de prácticas, ya sea para llevar a cabo un abuso posterior o simplemente para asustar a las mujeres", ha lamentado el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya.

Pérez: "Estas prácticas atentan contra los derechos de la mujer, son ilícitas"

Pérez ha urgido a las administraciones públicas a "trabajar con absoluta premura" para parar estas prácticas e implementar protocolos que ayuden a las víctimas y condenen a los atacantes. Del mismo modo, han exigido al Gobierno que endurezcan las penas contra los agresores a través del Real Decreto e instan a los cuerpos de seguridad para que se realicen acciones de vigilancia y prevención específicas contra estos delitos.

Por ello, han pedido al Ejecutivo central y autonómicos, junto a los ministerios de Sanidad e Igualdad, para trabajar juntos y tomar las medidas necesarias para acabar con una situación que "pone en riesgo la libertad de las mujeres". "Estas prácticas atentan contra los derechos de la mujer, son ilícitas y, ante el auge e incremento que se está denunciando, deberían ser tipificadas específicamente por la ley", señala Pérez Raya.

Los amigos y amigas, un papel fundamental

Las enfermeras han elaborado una infografía con pautas de actuación destinadas a las víctimas y acompañantes en caso de que se produzcan estos pinchazos. En concreto, consideran que es imprescindible pedir ayuda si la víctima siente uno de ellos y comunicar rápidamente sobre esta inyección a amigas/os o al personal de la sala, discoteca o festival donde se encuentre.

Los síntomas a los pinchazos varían desde el picor, mareo, náuseas, visión borrosa, somnolencia, entre otros. Es importante acudir inmediatamente a un centro sanitario, llamar a la policía y tramitar la denuncia, aconseja el CGE.

"Los amigos y amigas de la persona que ha sufrido el pinchazo tienen un papel fundamental en este momento porque deben acompañarla durante todo momento y vigilar los posibles síntomas que se deriven de esta situación", argumenta Ayuso.

La misma recomendación se traslada a los acompañantes y al entorno y testigos, entre ellos, avisar si se percatan de que alguien no se encuentra bien, llamar a los servicios de emergencia, vigilar la aparición o agravamiento de los síntomas, separar a la víctima de la multitud y buscar ayuda sin dejarla sola.

Más noticias