Público
Público

Manifestación ecologista Madrid Extinction Rebellion corta la Gran Vía de Madrid para que se tipifique el delito de ecocidio en el derecho internacional

La organización ha recordado que en solo un año desaparecen las especies animales que se hubieran perdido en 100 años y el 40% de las especies vegetales están en riesgo de extinción.

04/06/2021. Varias personas yacen en el suelo como parte de una acción posterior a la entrega del Manifiesto por la criminalización del Ecocidio, este viernes en Madrid. - EUROPA PRESS
Varias personas yacen en el suelo como parte de una acción posterior a la entrega del Manifiesto por la criminalización del Ecocidio, este viernes en Madrid. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

Activistas de Extinction Rebellion han cortado este viernes la Gran Vía de Madrid en una acción para simbolizar un funeral de las especies y reclamar el reconocimiento legal de los "crímenes ambientales masivos". El movimiento internacional se ha unido a la Fundación Fibgar en la campaña internacional Stop Ecocidio para reclamar el reconocimiento legal del "crimen de ecocidio" en el derecho internacional.

La organización ha recordado que en solo un año desaparecen las especies animales que se hubieran perdido en 100 años y el 40% de las especies vegetales están en riesgo de extinción. "El ritmo de extinción se acelera", según la entidad.

"El ritmo de extinción se acelera", afirma la entidad

Extinction Rebellion ha recordado que Bélgica solicitó el 30 de diciembre 2020 que el ecocidio se incluyera en el Tratado de Roma que regula el derecho internacional y ya está tramitado el reconocimiento de este crimen en su propio derecho nacional y en Francia, en junio 2020, fue la ciudadanía, reunida en asamblea ciudadana climática, quien pidió al Gobierno y al Parlamento el reconocimiento jurídico inmediato del ecocidio y de los límites planetarios.

El movimiento Extinction Rebellion España reclama al Gobierno español que la asamblea climática que ha programado para otoño 2021 trate de todos los temas de transformación profunda de la sociedad, y en particular del ecocidio.

"Si creamos el crimen internacional penal, se podrá apuntar a los responsables directos de un ecocidio, estamos hablando de directores ejecutivos de corporaciones o miembros de gobiernos que dan permiso para que se produzcan estas prácticas; nadie quiere ser comparado con un criminal de guerra", ha declarado Maite Mompó, directora de la campaña Stop Ecocidio en España.

En este sentido, han recordado la reciente sentencia en Países Bajos que obliga a Shell a reducir emisiones. "La justicia ambiental avanza y construye lo que el tribunal de La Haya llamó un derecho a la vida, porque el ecocidio también es un crimen contra la humanidad", sostiene la organización.

El manifiesto Stop Ecocidio, promovido por Extinction Rebellion y la fundación Fibgar, reclama al Gobierno español que se comprometa con el reconocimiento del crimen de ecocidio y que actúe ante y con la ciudadanía.

Más noticias