Público
Público

Feminismo El Papa: "Todo feminismo acaba siendo un machismo con falda"

Así lo ha manifestado al elogiar la ponencia que ha pronunciado la profesora italiana de Derecho Canónico, Linda Ghisoni, quien ha señalado que en la gestión de los abusos sexuales "la exigencia de transparencia debe equilibrarse con la confidencialidad".

Publicidad
Media: 2
Votos: 3

El Papa considera que "todo feminismo acaba siendo un machismo con falda"./Europa Press

El Papa considera que "todo feminismo acaba siendo un machismo con falda". Así lo ha manifestado al elogiar la ponencia que ha pronunciado la profesora italiana de Derecho Canónico, Linda Ghisoni, durante la cumbre antipederastia que reúne en el Vaticano a 190 jerarcas eclesiásticos para poner fin a la lacra de los abusos sexuales.

"Invitar a hablar a una mujer no es entrar en la modalidad de un feminismo eclesiástico, porque al final todo feminismo acaba siendo un machismo con la falda", ha sentenciado el Pontífice, sentado al lado de Ghisoni en el atrio del Aula Nueva del Sínodo donde tienen lugar las sesiones de trabajo.

"Escuchando la intervención de Ghisoni, he escuchado la Iglesia hablar de sí misma. O sea, todos hemos hablado de Iglesia, en todas las ponencias, pero esta vez esta la misma Iglesia la que hablaba. No es solo una cuestión de estilo: el genio femenino que se refleja en la Iglesia es mujer", ha determinado.

"No se trata de dar más funciones a la mujer en la Iglesia, sí esto es bueno, pero no resuelve el problema", ha asegurado Francisco

Así, ha señalado que invitar a una mujer a pronunciar un discurso sobre las heridas de la Iglesia es invitar a la Iglesia a "hablar de sí misma". "Es este el paso que debemos hacer con mucha fuerza: la mujer es la imagen de la Iglesia es esposa, madre. Un estilo. Sin este estilo hablaríamos del pueblo de Dios, pero como organización, quizás sindical, pero no como familia alumbrada por la madre Iglesia".

De este modo, ha encumbrado a Ghisoni como "una madre" que ha terminado su discurso contando qué sucede cuando una mujer da a luz a su hijo: "Es el misterio femenino de la Iglesia, que es esposa y madre". "No se trata de dar más funciones a la mujer en la Iglesia, sí esto es bueno, pero no resuelve el problema. Se trata de integrar a la mujer como figura de la Iglesia en nuestro pensamiento. Y pensar así en la Iglesia con categoría de mujer", ha subrayado.

Linda Ghisoni, primera mujer en intervenir en la cumbre 

La profesora italiana de Derecho Canónico Linda Ghisoni, primera mujer en intervenir en las ponencias de la cumbre antipederastia, ha propuesto la constitución de comisiones consultivas independientes en el territorio de cada Conferencia Episcopal para consejar y asistir a los obispos y a los superiores religiosos, y para promover un nivel uniforme de responsabilidad en las diversas diócesis.

"Tales comisiones consultivas pueden estar formadas por laicos, sin que se excluya a los religiosos y los clérigos. No se trataría de personas que juzgan a los obispos, sino de fieles que ofrecen su consejo y asistencia a los pastores valorando su actuación con criterios evangélicos; y que informan a todos los fieles del territorio sobre los procedimientos apropiados", ha explicado.

Además, ha señalado que en la gestión de los abusos sexuales "la exigencia de transparencia debe equilibrarse con la confidencialidad". "Una confidencialidad injustificada, al igual que una divulgación incontrolada, puede generar mala comunicación y no servir a la verdad. Rendir cuentas es también saber comunicar", ha destacado en su locución. Ghisoni, que también es la subsecretaria del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, ha pedido que este foro "se haga cargo de lo sucedido para que la prevención no se agote en un bonito programa, sino que se convierta en actitud pastoral ordinaria".

Para la experta, es necesario "revisar la normativa actual sobre el secreto pontificio"

Para la experta, es necesario "revisar la normativa actual sobre el secreto pontificio". A su juicio, este debe "tutelar los valores que quiere proteger -la dignidad de las personas implicadas, la buena fama de cada uno, el bien de la Iglesia-" y, al mismo tiempo, debe consentir "el desarrollo de un clima de mayor transparencia y confianza, evitando la idea de que el secreto se utiliza para esconder los problemas en vez de para proteger los bienes en juego".

En este sentido, ha instado a los 190 participantes de esta reunión sin precedentes que se celebra en el Vaticano desde el jueves al domingo a asumir los esfuerzos para la prevención de casos de abusos sexuales a menores, como una "actitud pastoral ordinaria" que incluya como propias las "prácticas ya experimentadas que se han demostrado eficaces" dentro de la Iglesia. Así, ha exhortado a reconocer y valorar "el trabajo de quienes en años recientes han dedicado inteligencia, corazón y manos a esta causa escuchando víctimas".

En segundo lugar, ha reclamado la inserción de "un capítulo específico" que determine los motivos y los procedimientos de rendición de cuentas además de un "sistema de verificación ordinaria" del cumplimiento de lo que está previsto. Por otro lado, también ha incidido en la posibilidad de establecer una "oficina central" que promueva la formación de una identidad propiamente eclesial en estos organismos.

Más noticias en Política y Sociedad