Público
Público

La Guardia Civil investiga por qué el tren en el que resultaron heridas 20 personas llegó hasta el incendio de Bejís

Renfe asegura que nadie avisó ni a la compañía ni a Adif de posibles incidentes en la vía. Seis viajeros siguen ingresados en , tres de ellos con quemaduras graves, tras apearse del convoy cuando se paró entre las llamas.

17/8/22 LLamas y humo del incendio en Bejís vistas este miércoles 17 de agosto desde la vía del tren el municipio de El Toro, en Castelló.
LLamas y humo del incendio en Bejís vistas este miércoles 17 de agosto desde la vía del tren el municipio de El Toro, en Castelló. Rober Solsona / Europa Press

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Borriana (Castelló) investiga el incidente en el que más de una veintena de pasajeros de un tren resultaron heridos graves por quemaduras y otros de carácter leve al salir asustados de los vagones cuando el convoy detuvo su marcha entre Masadas Blancas y Barracas para regresar a Caudiel, ante la proximidad de las llamas del incendio de Bejís.

Seis personas siguen  ingresadas en hospitales del País Valencià, cinco de ellas por quemaduras, de las cuales tres están en estado grave, y una por una fractura, informa Europa Press.

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, que acudió este miércoles a la zona, ha indicado que la policía judicial de la Guardia Civil de Borriana ha abierto un expediente  sobre el incidente, ha deseado la recuperación "más rápida posible" de los heridos y ha pedido dejar que avance la investigación para que se conozcan "las circunstancias concretas" del caso.

Preguntado por si no existe un protocolo sobre el paso de trenes en momentos de declararse un incendio, Marlaska ha apuntyado que "esas cuestiones van a ser objeto de estudio, análisis e investigación en el expediente abierto al respecto".

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en declaraciones previas a las del ministro tras la reunión del Centro de Cooperación Operativa Integrada desde donde se dirige la lucha contra el fuego en l'Eliana, ha indicado que la investigación estaba en manos de Renfe, pero ha destacado que "parece ser que la conductora actuó de manera correcta y preventiva".

Renfe ha asegurado que "nadie avisó" ni al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ni a la propia compañía de "posibles incidentes" en la vía. "Ni Adif ni Renfe reciben notificación alguna de posible incidencia en la vía o de que la zona está en desalojo por parte de ningún organismo", han manifestado fuentes de Renfe, que añaden que "tampoco fueron informadas de que las condiciones del incendio cambiaron drásticamente respecto a la mañana" del martes.

Las citadas fuentes añadieron que el tren salió de València a las 16.23 horas con 30 viajeros. Durante el trayecto subieron 21 viajeros y bajaron otros dos, por lo que en el momento de la incidencia "había 49 personas a bordo". Según Renfe, Adif autorizó la salida del tren desde València "porque no tiene conocimiento de ningún incidente en la vía en la zona" y debido a que "nadie avisó al gestor de infraestructuras de posible incidente en la vía".

Al ver el humo y las llamas del fuego de Bejís, la maquinista habría decidido detener el tren, dirigirse a la cabeza tractora trasera y regresar. Tras advertir a los viajeros de que no se apearan del convoy, un grupo de personas lo habría abandonado, siendo afectados por el fuego.

El incendio ha quemado ya más de 4.000 hectáreas y ha obligado a desalojar a cerca de 2.000 personas de varias poblaciones.

El PP pide explicaciones a Ximo Puig y a Raquel Sánchez

Por otro lado, el PP ha exigido la comparecencia en el Senado de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, para que explique cómo el convoy pudo acabar atravesando el lugar del incendio, informa Efe. Así lo ha pedido la senadora por Castelló y portavoz del PP en la provincia, Salomé Pradas.

La senadora quiere saber por qué no se dio la orden de suspender el tráfico del convoy que cubría la línea València-Zaragoza, y que atravesaba la zona afectada por el incendio de Bejís. "La ministra de Transportes debe dar la cara y explicar por qué circulaba por la zona afectada (...) y por qué no se dio la orden de suspender el tráfico ferroviario en plena situación de emergencia", ha señalado en un comunicado.

El portavoz adjunto del PP en Les Corts Valencianes Miguel Barrachina se ha preguntado "cómo se envía un tren desde València a un municipio evacuado dos horas antes por un grave incendio", y ha pedido la comparecencia del presidente de la Generalitat para que dé explicaciones.

El diputado se ha mostrado sorprendido por el hecho de que se evacuara el municipio de Torás a las 16 horas "y con posterioridad saliera un tren desde la ciudad de València en dirección a Torás y llegara dos horas y media más tarde al municipio incendiado y evacuado por la Generalitat".

"Cabe preguntarse si el nivel de coordinación que existe entre las distintas administraciones es el adecuado y si es razonable que prácticamente todo el pasaje de un tren resulte afectado por un incendio, ya que, al parecer, de los 48 pasajeros, 25 resultaron heridos", ha señalado.

Por otro lado, el incendio de Vall d'Ebo, que ya ha arrasado más de 11.000 hectáreas en Alacant, seguía causando estragos al cierre de este artículo.

Miedo, nervios y tristeza entre los desalojados de Bejís

Los desalojados por el incendio forestal de Bejís (Castelló) trasladados al pabellón polifuncional de un pueblo cercano, Viver, han vivido la experiencia con miedo, muchos nervios y tristeza por lo que han tenido que dejar, pero también agradecidos por encontrase bien y por la atención recibida.

Así lo han relatado algunas de las personas que han pasado la noche en Viver, donde a última hora del martes se estableció el confinamiento de la localidad y se desalojó el camping de esta población, todo ello por un incendio aún descontrolado que ha arrasado ya 4.000 hectáreas e incluso ha llegado a la provincia de València, al término municipal de Alcublas.

Natividad, residente en Alacant y desalojada del camping, ha explicado que cuando la Guardia Civil les dijo que iban a ser evacuados y les dio 20 minutos para recoger, se puso tan nerviosa que no pudo coger nada. Vilma, desalojada del mismo espacio junto a su marido y su nieta de 5 años, recuerda que cogieron lo que pudieron y se dejaron muchas cosas.

"Al principio pensé: estoy dejando la mitad de mis cosas tiradas, pero luego dije: a ver, primero, la vida", ha señalado.

Josefa, vecina de Viver, ha asegurado que estuvieron "bastante asustados" porque el fuego "e puso impresionante", y la situación "spintó muy mal". "Susto, miedo y tristeza" son las emociones que recuerda José Miguel, quien estaba comiendo cuando fue desalojado de Bejís y solo tuvo tiempo de meter algo de ropa en un mochila. Ahora está a la espera de saber cuándo puede volver a su casa y ver lo que se encontrará allí.

Para Antonio, quien acaba de llegar al camping de Viver desde Alicante, el momento fue "muy agónico" pues cuando llegaron por la mañana les dijeron que el fuego estaba a 14 kilómetros y que no se preocuparan, y por la tarde tuvieron que salir de allí. "Son momentos de pánico pero gracias a Dios estamos todos bien", ha señalado, y ha manifestado que lo que se ha dejado en el camping son solo cosas materiales y lo importante es que están a salvo

Más noticias