Público
Público
Únete a nosotros

Violencia machista Un hombre secuestra durante cinco horas a una mujer en su vivienda de Leganés

El agresor accedió a primera hora de la mañana a la vivienda de la mujer, con la que había mantenido una relación, en el barrio de La Fortuna con un cuchillo y una pistola falsa. A las dos horas, liberó a dos niños que también tenía retenidos. Y a las cinco horas, el GEO logró reducirle con un táser, detenerle y liberar a la mujer. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Policía Nacional reducen y sacan de la vivienda al hombre que se había atrincherado con una mujer este lunes en un piso en Leganés (Madrid). /EFE

El barrio de La Fortuna de Leganés ha vivido una mañana de lo más angustiosa.  Todo empezaba en torno a las 7 cuando varios gritos despertaban a los vecinos del portal 2 de la calle Lisboa. "Te voy a matar. ¡Hija de puta!". Con esos insultos amanecía sobresaltado el día. A partir de ese momento comenzaban cinco horas de secuestro por parte de un hombre de origen magrebí de 30 años a una mujer en su propio domicilio. Pasadas las 12 del mediodía, terminaba todo con la liberación de la víctima, de 45 años, y la detención del hombre sin tener que lamentar graves daños personales.

Todo comenzaba cuando apenas asomaban los primeros rayos de sol. Un hombre accedía por el garaje al bloque y subía hasta el rellano del ático. Allí esperaba con un cuchillo y una pistola, que al final resultó ser falsa, a una pareja. La mujer y su actual pareja se topan con el hombre, que comienza a proferir insultos contra ésta, con la que había mantenido una relación hasta hace unas semanas.

El segundo hombre logra zafarse del individuo en busca de ayuda, mientras el agresor mete a la mujer en su propio domicilio amenazándola. En el interior, se encontraban también los dos hijos de la víctima, una chica de 12 años y un chico de 15.  Los gritos y los forcejeos alertan a los vecinos, que llaman al servicio de emergencias 112. A los pocos minutos se presenta la primera patrulla de la Policía Local de Leganés, que estaba haciendo ronda por el barrio.

El joven se mantenía ya atrincherado en el interior de la vivienda cuando los primeros agentes llegan al rellano y tiran la puerta abajo con un ariete. Mientras llegan los refuerzos policiales, se encuentran con el hombre con el cuchillo puesto en el cuello de la mujer e intentan convencerle por primera vez de que la libere a ella y a los menores. Pasadas las nueve de la mañana, accede a dejar marchar a los niños pero mantiene presa contra su voluntad a la mujer.

Reducido con un táser

En este tiempo, llegan los efectivos de la Policía Nacional, que se hacen con el mando de la situación, y hacen también acto de presencia unos 25 agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Mientras, en el bulevar donde se ubica la vivienda se congregan decenas de medios de comunicación y cientos de vecinos que siguen atónitos todo lo que sucede. También llegan hasta tres ambulancias, por si es necesaria la intervención de los servicios sanitarios, y se acordona toda la manzana desviando la circulación de vehículos particulares y autobuses. El concejal de Seguridad Ciudadana, Óscar Oliveira, y el presidente de la Junta de La Fortuna, Miguel García Rey, acuden al lugar de los hechos para conocer de primera mano todos los detalles.

Pasan las horas y los negociadores siguen sin lograr convencer al agresor de que se entregue y libere a la mujer. Y así se llega a las 12 de la mañana, cuando el GEO decide actuar ante la actitud hostil del secuestrador y empleando un táser (arma de electrochoque) logra reducirle y liberar a la mujer. Así se congratulaba el SUP a través de Twitter:

 

La mujer liberada es atendida en un primer momento por los efectivos sanitarios de unas contusiones en el abdomen y en el pecho y de una crisis de ansiedad debido a la traumática situación vivida. Él, pasados unos minutos, es sacado del portal de la vivienda e introducido a un coche patrulla esposado, con la mano derecha vendada por unos cortes superficiales en la muñeca y profiriendo gritos. 

La calma volvía poco a poco a la zona y el barrio comenzaba a recuperar su actividad normal. Sin embargo, en La Fortuna lo de hoy no es un hecho aislado. Llueve sobre mojado. Hace unos días se hallaba el cadáver de una mujer de 55 años en el cercano Parque Butarque y el pasado 27 de septiembre, cientos de vecinos organizaron una masiva manifestación por las calles del barrio para denunciar la inseguridad en la zona, la falta de limpieza y exigir al Ayuntamiento de Leganés que ponga soluciones al problema de convivencia con las personas sin hogar que se desplazan desde un albergue cercano. 

SI NECESITAS AYUDA, PUEDES AL 016, SIN COSTE LAS 24 HORAS DEL DÍA.

Más noticias en Política y Sociedad