Público
Público

Homofobia La Audiencia apoya el cierre de la cuenta de Twitter de un ex candidato de Vox, que relacionaba pederastia y homosexualidad

José Luis Sánchez-Saliquet, que se presentaba como candidato de Vox al Senado por Ibiza y Formentera el 28A, ya había tenido su cuenta suspendida al menos "doce veces", según él mismo afirma.

Vox. / EUROPA PRESS
El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Ibiza desestimó la demanda contra Twitter y Sánchez recurrió ante la Audiencia, que ha confirmado el fallo anterior rechazando las pretensiones del 'tuitero'. / EUROPA PRESS

PÚBLICO

José Luis Sánchez-Saliquet, candidato de la formación ultraderechista Vox al Senado por Ibiza y Formentera el 28-A, había demandado a Twitter por cerrarle la cuenta y exigía una indemnización de 8.000 euros, pero la Audiencia Provincial de Baleares ha desestimado su demanda.

Saliquet alegaba que Twitter había incumplido el contrato y vulnerado su derecho a la libertad de expresión al suspender su cuenta personal, que ya había recibido avisos previos por mensajes similares.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los tuits objeto del pleito eran dos. El primero, del 4 de junio de 2017, supuso una sanción temporal. En él, Sánchez Saliquet contestaba a otros usuarios en una conversación con el siguiente mensaje: "Repito. TERRORISTA. Israel se defiende. Si ud manda a su hija de 14 años a asesinarme, la mato!! Lo pillas??".

El excandidato de Vox exigía una indemnización de 8.000 euros por vulneración de su libertad de expresión

En el segundo mensaje, que provocó la suspensión definitiva, el excandidato ultraderechista contestaba a otro usuario instándole a publicar, "en aras del rigor informativo", que "el 67% de los casos de pederastia lo cometen homosexuales". Saliquet aseguraba que se limitaba a ejercer su derecho a la libertad de expresión y que Twitter se estaba convirtiendo en "un instrumento al servicio de la censura".

Reincidencias

No es la primera vez que le llaman la atención a Saliquet por su actividad en la cuenta de Twitter, ahora suspendida, en la que, según la Audiencia Provincial se dedicaba a la "incitación al odio sin justificación o sustento alguno frente a un colectivo concreto", "al verter acusaciones graves y perjudiciales que humillan o calumnian al colectivo en cuestión, cuestión ésta intolerable para un ordenamiento jurídico y una sociedad basada en el respeto a la dignidad y la libertad de las personas".

José Luis Sánchez-Saliquet: "Si ud manda a su hija de 14 años a asesinarme, la mato!! Lo pillas??"

En una entrevista en Intereconomía durante el programa El gato al agua aseguraba que pretendían calificarle de "islamófobo para subyugar" su discurso. En esa misma entrevista confesaba que Twitter ya le había bloqueado la cuenta unas "diez o doce veces". 

Los magistrados declaran que Twitter se ha ceñido al acuerdo de usuario firmado entre las partes, "un contrato que vincula a ambas y establece una serie de derechos y obligaciones", y que permite a la red social suspender la cuenta por conductas que inciten al odio.

Recuerdan, por tanto, que el ejercicio de la libertad de expresión se separa por una delgada línea del discurso de odio y, según la Sala, el tuit "fomenta claramente la intolerancia, rechazo y odio hacia ese grupo de personas (homosexuales) por parte de otras".

Más noticias de Política y Sociedad