Público
Público

Encierro por la sanidad pública El hospital Ramón y Cajal retoma la protesta contra su "progresiva destrucción"

La plataforma de usuarios y profesionales Área 4 Salvemos el Ramón y Cajal convoca un encierro para denunciar la "financiación insuficiente" del hospital en el proyecto de los Presupuestos que Cifuentes ha pactado con Ciudadanos

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7

Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.- EFE

Desde 2011, el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid ha perdido 468 camas, 488 de sus trabajadores ya no están en su plantilla, se han desmantelado seis camas de UVI’s postquirúrgicas y ha desaparecido su unidad de hospitalización de endocrinología. Es lo que denuncia la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Área 4 Salvemos el Ramón y Cajal, que ha convocado un encierro en el centro desde las 10.30 de este miércoles hasta las 19.30.

El objetivo es protestar contra "la progresiva destrucción" de este hospital público y criticar ─antes de su aprobación─ el proyecto de presupuestos que la presidenta regional, Cristina Cifuentes, tiene ya atado con Ciudadanos. Según el proyecto, éste hospital recibirá alrededor de seis millones de euros más que el año pasado, pero la plataforma considera que la asignación es "insuficiente" para mantener la calidad asistencial. Tras cinco años de recortes en personal sanitario y de mantenimiento, el centro se encuentra "muy deteriorado y desmantelado", asegura Luis Fernández, del sindicato Movimiento Asambleario de Técnicos Sanitarios y miembro de esta plataforma.

Cartel de la convocatoria del encierro en el Hospital Ramón y Cajal.

Según el borrador que ha hecho público la Comunidad de Madrid, la partida para sanidad aumentaría un 2,4% respecto a 2016, es decir, 179,8 millones de euros más que el año anterior, y la partida para atención hospitalaria se incrementaría un 2,39%, 117,87 millones más, llegando a los 5.056 millones de euros. Unos datos que parecen positivos, pero que para las plataformas en defensa de la sanidad pública madrileña no lo son, porque benefician a la sanidad privada frente a la pública. En concreto, el capítulo para los hospitales de gestión pública crecerá en un 2,5%, mientras que el de los de gestión privada lo hará en un 6,1%, denuncian.

Según la Plataforma, compuesta por asociaciones vecinales y colectivos de usuarios de los distritos de Hortaleza, Ciudad Lineal, Barajas y San Blas-Canillejas (asignados a este hospital) y por profesionales del propio centro, pese al aumento en la partida general, el borrador contempla un recorte de más de nueve millones de euros en personal respecto a los presupuestos de 2015, "algo que va a suponer un descenso en la calidad asistencial que se merecen los ciudadanos que acudimos al centro", denuncian.

"A nivel general este proyecto de presupuestos supone un aumento de la inversión de dinero público en la Sanidad Privada al mismo tiempo que se reduce en la Sanidad Pública por lo que consideramos que el gobierno de Cristina Cifuentes continúa con el desmantelamiento de la Sanidad Pública y favoreciendo a determinadas empresas, como lo demuestra que la mayor subida (50 millones de euros) es para la Fundación Jiménez Díaz, perteneciente a la empresa Quirón Salud", asegura la plataforma.

Esta "insuficiente" partida tiene consecuencias como el aumento de listas de espera en uno de los hospitales más afectados por ello, derivaciones a clínicas privadas o privatizaciones de ciertos servicios.

Reactivar la protesta

"La idea del encierro es reactivar la protesta por la sanidad pública en un momento clave, cuando aún se pueden modificar los presupuestos", explica Fernández, que considera que la movilización en este sentido está "aletargada" desde las grandes movilizaciones de la Marea Blanca, que impidieron la privatización de varios hospitales y centros de salud en la región. "Hemos dejado atrás a los usuarios, a los ciudadanos que salían a la calle en las primeras mareas. Una manifestación el tercer domingo de cada mes es muy loable, pero es insuficiente, porque además cada vez son más pequeñas. Tenemos que ir de la mano con quien sufre los recortes y las privatizaciones, con los pacientes y los usuarios", añade.

Al encierro está previsto que asistan Ángel Gómez Chamorro, diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid; la diputada regional de Podemos Mónica García, así como concejales de los distritos afectados y el actor y activistas Alberto Sanjuan

Más noticias en Política y Sociedad