Público
Público

La más importante comunidad cristiana de base de España pide una "investigación exhaustiva" de la pederastia en la Iglesia

Redes Cristianas, que integra a más de 200 grupos, denuncia el "encubrimiento" de la jerarquía católica y exige sacar a la luz el "cuantioso número de víctimas" en un documento de trabajo que presentará ante el Papa.

Foto de archivo del papa Francisco y un grupo de obispos franceses mientras guardan un momento de silencio por las víctimas de los abusos sexuales en la Iglesia.
Foto de archivo del papa Francisco y un grupo de obispos franceses mientras guardan un momento de silencio por las víctimas de los abusos sexuales en la Iglesia. Reuters

Más de 200 grupos de base de toda España, integrados en Redes Cristianas, lamentan la "permisividad, encubrimiento y desidia" mostrados por la jerarquía católica en relación al escándalo de los abusos sexuales contra menores, cuya investigación se niegan sistemáticamente a acometer en nuestro país, al contrario que las organizaciones episcopales de Portugal o Francia, que ha destapado un verdadero tsunami con más de 200.000 casos de pederastia.

La denuncia de Redes Cristianas se incluye en un documento interno de trabajo, que está actualmente en fase de revisión, y cuyo texto final será presentado al Sínodo de la Sinodalidad, convocado por el Papa Francisco para el año 2023. La más influyente comunidad cristiana popular de España, según señala el borrador al que ha tenido acceso Público, está dispuesta a apoyar una "investigación exhaustiva, imparcial y sincera" que saque a la luz los abusos sexuales del clero y el "cuantioso número de víctimas" que podrían ocultarse tras la insistente opacidad de los obispos.

Los grupos cristianos serían partidarios de someter una eventual investigación de esta naturaleza "bajo la autoridad civil", según reza el texto, "más allá del escándalo que supone en la propia Iglesia". Entre sus reflexiones, el documento se pregunta por la "cerrada defensa del celibato obligatorio para los clérigos", así como el "mantenimiento del sistema de formación de seminarios casi vacíos".

El escrito de Redes Cristianas coincide con la intensificación de la polémica sobre los abusos sexuales del clero. La semana pasada tres grupos parlamentarios (UP, ERC y Bildu) presentaron por primera vez una moción conjunta para solicitar una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados que examine la gravedad y alcance de un escándalo social que atañe directamente a una entidad que recibe ingentes fondos públicos del Estado desde tiempo inmemorial. El PSOE ya ha anunciado que votará a favor en la Mesa del Congreso. PP y Vox se opondrán a la investigación de la pederastia en el seno de la Iglesia católica.

El método de investigación

Redes Cristianas, en su documento de base, no especifica qué instrumento fiscalizador le parece más conveniente. El sacerdote y teólogo Evaristo Villar, uno de los fundadores y portavoz del entramado de los grupos de base, es partidario de poner la investigación en manos de una comisión de expertos y sacarla de la refriega política parlamentaria. "En mi opinión particular", puntualiza, "lo razonable es nombrar una comisión independiente, que tenga la facultad y los medios" adecuados para abordar una cuestión que entraña una enorme complejidad y afecta a la intimidad de seres humanos.

En todo caso, esa eventual comisión investigadora sería designada por el Gobierno o el Congreso, no estaría supeditada a la Conferencia Episcopal y sometería su informe final de conclusiones al Parlamento. "Desde luego", sostiene Evaristo Villar, "debería dejar fuera a estos obispos que no quieren entrar al trapo y van siempre arrastrados". De lo que se trataría, abunda el portavoz de Redes Cristianas, es de evitar el "guirigay" de las comisiones parlamentarias y el control de los purpurados.

Evaristo Villar no encuentra argumentos que expliquen la sistemática oposición de los obispos a la transparencia en un asunto deplorable como el de los abusos sexuales y asegura que, en todo caso, es un "signo" de lo que representa el "catolicismo profundamente conservador" de España. De ahí que el PP y la derecha estén invariablemente "con los obispos".

Bajo su prisma, está fuera de toda duda el "encubrimiento" reiterado de los prelados y su empecinamiento por "ocultar" el escándalo. "Hay que sacarle las cosas con sacacorchos", señala de forma gráfica. La mayoría de los casos de pederastia, aclara el teólogo y escritor Evaristo Villar, se producen en el interior de las órdenes religiosas, que son quienes controlan la red educativa católica. Y, bajo su punto de vista, son un "poquito menos obstruccionistas" y un "poquito más libres". Por lo que cita a los claretianos o a los maristas como comunidades más predispuestas a la colaboración en el esclarecimiento de los abusos.

La resistencia de la Conferencia Episcopal española

El papa Francisco se ha mostrado más proclive que sus antecesores a abrir las ventanas de la Iglesia en el controvertido asunto de la pederastia, aunque se ha encontrado con la tenaz resistencia de la Conferencia Episcopal española, con quien le une un vínculo directo jerárquico. Evaristo Villar tiene un argumento que explicaría este aparente desaire orgánico: "La mayoría de los obispos provienen de hornadas anteriores hechas a imagen y semejanza de Ratzinger y Juan Pablo II. Y lo están puenteando". El portavoz de Redes Cristianas asegura que los prelados españoles nombrados en las últimas décadas son "intelectualmente flojos" y defiende un cambio drástico en el sistema de elección. "Quien tiene que nombrar a los obispos es su propia comunidad. ¿A qué viene que un obispo vasco o valenciano vaya a Andalucía?", se pregunta.

La marea de la pederastia clerical amenaza estas semanas con anegar a la misma Conferencia Episcopal. Varias víctimas se han reunido días atrás con grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados y el presidente Pedro Sánchez ha anunciado su intención de recibirlas antes de tomar la decisión definitiva sobre la comisión parlamentaria de investigación. Por su parte, el escritor Alejandro Palomas, Premio Nadal 2018, desveló a la Cadena Ser un escalofriante relato de torturas sexuales sufridas por un sacerdote cuando tenía apenas ocho años de edad. La propia Fiscalía General del Estado ha dado órdenes también a sus 17 terminales territoriales para que les remitan todos los procedimientos penales en curso en materia de abusos sexuales en instituciones religiosas.

Evaristo Villar califica esta última actuación como "normal" en un Estado de derecho que busque hacer "justicia" y "reparar" el daño ocasionado a víctimas "ninguneadas" y "estigmatizadas" durante décadas. "Se trata de un delito, no solo de un pecado", ha puntualizado el portavoz del colectivo religioso. En todo caso, y aún aplaudiendo la medida de la Fiscalía, ha subrayado que la iniciativa no es "suficiente" sino complementaria a la creación de una comisión independiente de expertos que rinda cuentas posteriormente a las Cortes.

Redes Cristianas se constituyó hace unos 15 años para articular el amplio espectro de grupos eclesiales de base, entre ellos, la Asociación de Teólogas y Teólogos Juan XXIII, Centro Evangelio y Liberación, Comunidades Cristianas Populares, Comunidad Pueblo de Dios o la Federación de Mujeres y Teología, así como una decena de revistas de carácter religioso, incluida Éxodo, de la que es coordinador Evaristo Villar.

Más noticias