Público
Público
Únete a nosotros

El juez abre otra causa contra los padres de Nadia por exhibicionismo y explotación sexual

Fernando Blanco y Margarita Garau han defendido en su declaración que las fotografías de supuesto contenido sexual de la menor era para controlar la patología de su piel. La madre ha quedado en libertad. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La madre de Nadia, Margarita Garau (i), rodeada de un enjambre de cámaras y acompañada por su abogado, Alberto Martín (d), a su llegada al juzgado de La Seu d'Urgell (Lleida). /EFE

MADRID.- El titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Seu d'Urgell ha abierto un nuevo procedimiento contra los padres de Nadia, Fernando Blanco y Margarita Garau, por los presuntos delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual.

Según han informado este viernes fuentes judiciales, lo ha acordado después de las declaraciones de los progenitores por el contenido de unas fotografías incautadas a la familia de supuesto contenido sexual, en las que ambos han contestado a las preguntas del juez, el fiscal y el abogado de la defensa.

Durante su comparecencia, los padres de la niña han defendido que las fotografías de presunto contenido sexual "tienen carácter personal y natural, con el fin del control y seguimiento de la patología de la piel", según ha afirmado su abogado, Alberto Martín, a la salida de los juzgados.

Blanco y Garau han declarado también que "nunca han llevado a cabo ningún acto en perjuicio de la menor ni en su presencia ni que ella haya podido ver". La madre ha quedado en libertad tras una declaración que ha durado una media hora.

En esta nueva causa que ahora se inicia, Blanco y Garau tienen condición de investigados por estos delitos sexuales, y el juez enviará estas diligencias previas al decanato de La Seu para que sean repartidas entre los juzgados de instrucción de este partido judicial, que son dos.

El juez consideró al citar a los padres que el hallazgo de las instantáneas no ha sido una simple sospecha sino "la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual".

Por otra parte, el juez ha aceptado que la Generalitat sea parte como acusación particular en el procedimiento que sigue en su juzgado por la presunta estafa por haber recaudado hasta casi un millón de euros para tratamientos para su hija que supuestamente no se realizaron.

Más noticias en Política y Sociedad