Público
Público

La Justicia Italiana decreta que los hijos de Juana Rivas pasen las Navidades en Granada

El tribunal de Cagliari (Cerdeña) concede todo el período vacacional a la madre y anuncia que emitirá sentencia sobre la custodia de los menores en marzo. Los abogados de Rivas en España critican que el juzgado de Granada no haya decidido aún sobre la suspensión de la pena de prisión a Rivas.

Juana Rivas. Foto de archivo
Juana Rivas. Foto de archivo. JORGE GUERRERO / AFP

La Corte de Apelaciones de Cagliari (Cerdeña) ha decretado que los hijos de Juana Rivas pasen el período de vacaciones navideñas en España entre el 22 de diciembre y el 2 de enero. La medida, contenida en un decreto fechado este pasado jueves, contiene un hecho curioso en el proceso, y es que por primera vez la corte no divide las vacaciones entre los dos progenitores, como venía siendo habitual, sino que le concede a Rivas todo el periodo vacacional de los menores. Un permiso que la defensa de Rivas en Italia considera positivo, pero claramente insuficiente. 

La abogada de Rivas en Italia había solicitado que los menores fueran trasladados de forma "inmediata" a España con su madre tras la concesión del indulto por parte del Gobierno a Rivas, lugar donde, afirma, se puede garantizar un correcto tratamiento psicológico de los menores. 

Esta última decisión de la corte llega poco después de que el pasado 19 de noviembre quedara visto para sentencia el juicio por la custodia de niños, en un proceso que lleva abierto cuatro años en Italia. 

Esta es la segunda vez que la Justicia italiana entra a dirimir la custodia de los menores. La decisión de tribunal de primera instancia que concedió la custodia al padre de los niños, Francesco Arcuri, fue anulado y vuelto a abrirse ahora en una corte superior. Los informes sobre el estado de salud psíquica de los niños en los que se atestiguan su deplorable estado de salud y los posibles "malos tratos graves" que podrían estar sufriendo por parte del padre, han espoleado a la Corte de Apelaciones a oír al mayor de los niños en diciembre pasado e iniciar una nueva pericia.

La corte decretó el pasado 22 de julio, además, que de forma "inmediata y urgente" el mayor de los hijos fuera valorado por un neuropsiquiatra de la sanidad pública Italiana y que su informe debía estar sobre la mesa del tribunal el 18 de noviembre, un día antes de que la causa quedara vista para sentencia. Sin embargo, ni el padre, ni los servicios sociales cumplieron con dicha petición, aunque hasta la fecha esto no se ha traducido en ninguna acción contra el padre por pare de la Justicia, sino en una prórroga para emitir una sentencia definitiva sobre la custodia en marzo del año que viene, tal como denuncia la defensa de Rivas. El decreto del tribunal conocido este viernes, afirma que el mayor de los hijos comenzará la valoración neuropsiquiátrica en el mes de diciembre, antes de su viaje a España. 

El tribunal de Cagliari decreta que la estancia de los menores en Granada en Navidades se repartirá entre la casa de la abuela y la tía, en los días en los que Rivas esté en prisión. Los días que tenga permiso de salida carcelaria, podrán permanecer con la madre. El escrito advierte de que los menores no deben ser expuestos a atención mediática. Juana Rivas lleva cumpliendo la condena por sustracción de menores a la que le condenó el Tribunal Supremo en junio pasado. A mediados de noviembre el Gobierno rebajó la condena a 1,3 años de prisión y le conmutó la prohibición al ejercicio de la patria potestad por 180 días de trabajos en favor de la comunidad. La defensa de Rivas solicitó la suspensión del resto de la condena, pero hasta la fecha no ha habido respuesta por parte del juzgado número 1 de lo penal de Granada.

El interés superior de los menores en el limbo

Los dos hijos de Juana Rivas llevan cuatro años viviendo con su padre en Carloforte, una pequeña localidad de la isla de Cerdeña. Viven allí desde que en agosto de 2017 Juana Rivas fuera obligada a entregárselos tras un mes en paradero desconocido con los niños. Rivas siempre afirmó que lo hizo para protegerlos del maltrato. Arcuri había sido condenado por violencia de género en 2009 y Rivas lo había vuelto a denunciar en 2016 en Granada.

Desde entonces, Rivas interpuso diversas denuncias por malos tratos de su expareja hacia sus hijos que no han sido investigadas por la vía penal en Italia. Algunas de ellas fueron archivadas por la Fiscalía de Cagliari sin investigar los hechos. Otras están aún pendientes de que se investiguen.

Existen diversos informes médicos sobre los posibles malos tratos físico y psíquicos que sufren los menores. El Servicio de Salud Mental de Artafe (Granada), dependiente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), emitió desde el 2019 al menos tres informes advirtiendo sobre el estado de salud de los niños y el posible "maltrato grave" que pueden estar recibiendo por parte de su padres. El hijo mayor, que en la actualidad está a punto de cumplir los 16 años, ha manifestado en diversas ocasiones que quiere vivir con su madre y no con su padre y ha narrado a médicos y jueces los malos tratos que sufre. Los informes advierten de un deterioro de su estado de salud mental. 

En una reciente entrevista concedida por Rivas a La Sexta, la madre afirmó que muchos fines de semana que tenía a sus hijos, estos llegaban con marcas de golpes en el cuerpo y narraban los malos tratos. Que aunque denunció en numerosas ocasiones, nada ocurrió ni se los protegió. 

Tal como afirman fuentes del entorno jurídico de Rivas, el problema de fondo nunca ha sido tenido en cuenta ni en la Justicia Española ni en la Italiana. "Existen numerosos informes que atestiguan que los menores están muy mal, especialmente el mayor, pero ni Italia ni España han movido ni un dedo para protegerlos a pesar de que es su responsabilidad como Estado. ¿Cómo puede ser que en todos estos años no se haya mirado por el bien superior de los menores?". Los informes del Servicio Andaluz de Salud sobre el estado de los niños se han remitido tanto a los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía como a la Fiscalía de Menores, pero no se ha tomado ninguna medida cuando los niños estuvieron en España. En Italia, la corte tiene sobre la mesa dichos informes, así como otros del servicio de Urgencias de la sanidad Italiana en que también se atestiguan posibles malos tratos. "Lo que no ha hecho el tribunal es dar respuesta a la medida cautelar urgente pedida por la defensa", advierte la defensa de Rivas.

Suspensión de la pena de cárcel

Por su parte, Carlos Aránguez, abogado de Rivas en España, ha afirmado que se el hecho de que la corte italiana decida conceder el total de las vacaciones de los menores a Rivas es sin duda una buena noticia. Aránguez, sin embargo, criticó el que el tribunal de número 1 de lo Penal de Granada aún no se haya manifestado sobre la suspensión de lo que le queda de condena a Rivas. Se trata del mismo juzgado que condenó a Rivas a cinco años de prisión en 2018 y cuyo juez titular, Manuel Piñar, emitió una polémica sentencia sólo unas horas después de haberse realizado el juicio

"El mismo Juez que solo tardó 7 horas en dictar una severísima condena de cinco años de prisión contra Juana, lleva 17 días estudiando una petición de suspensión de pena que cumple todos los requisitos del artículo 80 Código Penal, y a la que ni siquiera se opone la acusación particular. Recordemos que se trata de una causa con preso, lo que implica que debe ser tramitada con la máxima urgencia".

"Si el Juez fuese razonable, lo normal sería que Juana quedara ya en total libertad, y pudiera disfrutar de estos días con sus hijos, después de unos meses muy duros", afirmó Aránguez en un comunicado.

Más noticias