Público
Público

El Gobierno aprobará la 'ley trans' que permitirá la autodeterminación de sexo en el próximo Consejo de Ministros

Tal como confirmaron fuentes del Ejecutivo a Público, la norma que aprobará el Ejecutivo este lunes, mantiene intactos los "derechos fundamentales" para las personas del colectivo LGTBI.

Ley trans
Irene Montero junto a Ángela Rodríguez y Boti García tras colocar banderas trans en la fachada de su ministerio. EFE

El próximo lunes el Consejo de Ministros aprobará en segunda vuelta la Ley para la Igualdad real y Efectiva de las Personas trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI, más conocida como la ley trans.
Según han afirmado a Público fuentes del Gobierno, el texto vuelve con algunas modificaciones que suponen importantes mejoras, pero mantiene intacto lo que se consideran los "derechos fundamentales reconocidos". Entre ellos el articulado que tiene que ver con la autodeterminación de género, que supone que las personas trans puedan cambiar su sexo registral sin requisitos, pero con un período de reflexión de tres meses. Esto eliminaría los requisitos actuales, que obligan a las personas trans a hormonarse durante al menos dos años y a tener un diagnóstico de disforia de género.

El anteproyecto de ley fue aprobado por el Consejo de Ministros en primera vuelta hace ahora un año, coincidiendo con la celebración del Orgullo. Desde entonces, ha pasado por los distintos órganos consultivos, como el Consejo de Estado, el Consejo General del Poder Judicial o el Consejo Fiscal , aunque no se conoce aún la extensión de los cambios o mejoras que se han introducido tras el paso por estos órganos.

Lo que sí han afirmado fuentes del Gobierno, es que se trata del "mejor texto posible para llevar al Congreso de los Diputados" y que con seguridad será mejorado por los grupos parlamentarios en el Parlamento.

El CGPJ, tal vez uno de los órganos más críticos con la norma (al igual que ha ocurrido con otras leyes de Igualdad, como la de solo sí es sí), había realizado algunas propuestas de modificación sobre el borrador original del Gobierno. Entre ellas que se aumentara a 16 la edad en la que los menores pueden realizar el cambio de sexo en el registro con autorización judicial, que se cambiara el término "personas no transexuales" por "mujer" o una serie de cambios en el sistema de sanciones de Código Penal. La tramitación de este anteproyecto de ley se vio muy retrasado, entre otras cosas, por la demora del CGPJ, que la tuvo varios meses parada sin aprobar su informe.

Los informes de estos órganos son obligatorios, pero no vinculantes, por lo que el Ministerio de Igualdad, que lidera la creación de esta ley, puede no incluirlos en la nueva redacción.

Entre los derechos que garantizará la nueva ley al colectivo LGTB, figuran un par de medidas clave largamente reclamadas por lesbianas y bisexuales. El texto garantiza el acceso de lesbianas y mujeres solas a tener acceso a las técnicas de reproducción humana asistida, equiparando éste al que ya tienen las mujeres casadas o con pareja heterosexual demostrada. El texto también contemplará la prohibición de cualquier tipo de terapia de aversión, conversión, contracondicionamiento o cualquier otra actuación destinada a modificar la orientación o identidad sexual o la expresión de género de las personas. ​

La norma reconocerá, además, la filiación de las hijas e hijos de las parejas de lesbianas y bisexuales sin necesidad de que deban antes haber contraído matrimonio, una discriminación que se arrastraba hasta nuestros días.​

Una vez aprobado por el Consejo de Ministros que se ha adelantado a este lunes, el texto iniciará el trámite parlamentario, donde podrá sufrir aún modificaciones y mejoras antes de ser aprobado.

Más noticias