Público
Público

Contenido patrocinado

Coca-Cola apuesta por la investigación y la economía circular a través del proyecto ‘Mares Circulares’

El programa Mares Circulares de Coca-Cola en España respalda estudios científicos para avanzar en el conocimiento del problema de la basura marina y, en consecuencia, en sus posibles soluciones.

Publicidad

Coca-Cola apuesta por la investigación científica y la economía circular para limpiar los mares - Photo by Javardh on Unsplash

La contaminación marina, y en especial el plástico, es actualmente una de las principales amenazas para los ecosistemas acuáticos. Degradados los restos plásticos en pequeñas partículas, tortugas, mamíferos marinos, aves, tiburones o peces óseos los confunden con alimentos, impactando en la red trófica marina, con el consiguiente riesgo para la salud del ser humano, en la cúspide de la pirámide alimentaria.

Por ello, una de las investigaciones de la Universitat de València se centra en identificar y contabilizar microplásticos en tortugas y delfines a partir de las muestras de su sistema digestivo, tomadas tras quedar varados en la playa o ser recogidos por pescadores. Ese estudio de la Universitat de València, que está respaldado por Coca-Cola en España, analiza la presencia de microplásticos en el tracto digestivo de tortugas marinas y delfines del litoral español.

“Por un lado, cuantificamos los microplásticos y los caracterizamos, determinando su forma, color y tamaño. Por otro, identificamos los polímeros en dichos microplásticos, lo que es clave, pues conociéndolos, descubres la procedencia de todas estas partículas nocivas: si son fibras de ropa, proceden de plásticos industriales o son fragmentos de otros plásticos. De este modo, podemos saber qué residuos plásticos son los que más contribuyen por su degradación a la presencia de microplásticos en nuestros mares, contribuyendo así a cambios en la industria que promuevan una economía más circular”. Son palabras de Jesús Tomás, investigador de la Unidad de Zoología Marina del Instituto Cavanilles.

Este proyecto, dirigido por Tomás y el también investigador Juan Antonio Raga como parte de la tesis doctoral de Olga Novillo, es uno de los tres estudios científicos que en 2018 obtuvieron financiación de Coca-Cola en España dentro de su programa Mares Circulares, una ambiciosa iniciativa que, además de limpiar de residuos nuestras playas y fomentar el reciclaje, tiene el objetivo de impulsar la investigación para avanzar en el conocimiento del problema de la basura marina y en sus posibles soluciones en el marco de la economía circular.

El trabajo fue presentado en noviembre de 2018 en la conferencia internacional sobre microplásticos Micro 2018, celebrada en Lanzarote. Hasta esa fecha, de los 46 delfines listados analizados, el 90,5% tenía microplásticos en su aparato digestivo, mientras que en el caso de las 12 tortugas bobas estudiadas (las más comunes en el Mediterráneo), estos materiales estaban presentes en el 83,3% de esos reptiles.

Control de la contaminación marina desde el aire

Limpiar las playas de residuos es un arduo trabajo que implica, antes de recoger y clasificar la basura, monitorizar esos depósitos de arena para saber cuántos residuos hay y cuál es su naturaleza. Es una tarea que siempre hacen personas a pie, registrando los datos de manera manual. Con objeto de reducir esfuerzos y agilizar estas labores, Coca-Cola en España ha respaldado un proyecto basado en el usode drones para el control de la contaminación marina.

Los drones de la Universidad de Cádiz han servido para desarrollar una metodología que permite monitorizar de forma remota la basura marina en las playas. “Posteriormente, localizamos y medimos diversos objetos de plástico, comprobando que aquellos de un tamaño superior a los diez centímetros eran inequívocamente detectados y cuantificados. A través de esta metodología, vemos posibe monitorizar de forma remota la presencia de basura marina en las zonas costeras".

En busca del objetivo sin descanso

La segunda edición de Mares Circulares ya está en marcha y, como ocurrió en 2018, este año Coca-Cola en España volverá a apoyar otros tres estudios científicospara avanzar en este sentido. También llevarán la firma de investigadores de la Universitat de València, la Universidad CEU Cardenal Herrera y la Universidad de Cádiz.

Además, el concurso Mares Circulares impulsará de nuevo aquellasiniciativas empresariales que aporten innovaciones, como PlasticFam, ganadora del año pasado. Todos los esfuerzos son pocos para devolver la salud a nuestros mares y océanos.

L. M. G.