Público
Público

Violencia de género Madrid intenta gastar en un mes 18 millones contra la violencia machista que no invirtió en año y medio

Los fondos corresponden a la práctica totalidad de los que recibió la Comunidad de Madrid por el pacto de Estado contra la violencia de género en 2018 y 2019 y que los gobiernos del PP no gastaron. La fecha límite para adjudicarlos acaba el 31 de diciembre. Los grupos de la oposición denuncian que se gastarán en costosas campañas de publicidad inservibles, y que estos fondos pagarán proyectos que ya están en marcha y fueron financiados con otras partidas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Foto de archivo de Cristina Cifuentes con Isabel Díaz Ayuso / Juan Carlos Hidalgo - EFE

La Comunidad de Madrid deberá adjudicar 18 millones de euros antes de que acabe el año en proyectos y actuaciones que promuevan la igualdad y luchen contra la violencia de género. Estos millones suponen la casi totalidad de los fondos recibidos del Gobierno central en el marco del Pacto de Estado contra la violencia machista para los años 2018 (10,2 millones) y 2019 (10,5 millones) y que el Partido Popular dejó sin gastar, planificar ni adjudicar en las legislaturas pasadas.

Hasta tal punto llegó la dejadez de las administraciones de Cristina Cifuentes y Ángel Garrido, que del total de fondos recibidos para los dos ejercicio, sólo invirtió 1,7 millones y lo hizo en una campaña de publicidad. Nada más.

Desde el pasado mes de agosto, la Consejería de Políticas sociales, Familia, Igualdad y Natalidad la dirige Alberto Reyero, un representante de Ciudadanos, partido que gobierna la comunidad junto al PP y con el apoyo de Vox. Fue él quien el pasado 24 de octubre dio la voz de alarma en la Asamblea. Revisando las cuentas que le habían dejado sus socios de gobierno certifico que un 92% del presupuesto recibido sigue sin adjudicarse.

Según fuentes de la Consejería, la intención de Reyero es adjudicar el 100% del presupuesto, es decir los 18 millones restantes, antes de que acabe el año y justificarlos antes del 30 de marzo tal como marca la ley.

Tal como explican a este diario fuentes del Ministerio de Igualdad, los fondos correspondientes a 2018 se distribuyeron a las Comunidades autónomas tras la reunión sectorial del mes de julio de ese mismo año, por lo cual y de forma excepcional, debido al corto período de tiempo para su ejecución, se permitió con un Decreto Ley que los fondos de 2018 se ejecutaran hasta el 31 de diciembre de 2019.

Si una comunidad no gasta los fondos del pacto de Estado concedidos para un legislatura, no recibirá fondos al años siguiente. Por tanto Madrid se expone a no recibir los fondos que le correspondería para 2020.

Seis millones en publicidad

El pasado viernes, el consejero convocó una reunión a la Comisión de la Mujer, formada por los distintos partidos representados en la asamblea. La voz cantante la tuvieron, según varios miembros presentes, un grupo de técnicos que expusieron algunas opciones para gastar los fondos en un tiempo record.

Según la diputada del PSOE, Lorena Morales, una de las opciones que se presentaron en la reunión fue la de gastar seis millones de euros en una macro campaña de publicidad, que se cargaría a los 8,5 millones que aún quedan por gastar de 2018.

"Seis millones en publicidad es una barbaridad, cuando la comunidad no tiene equipos psicosociales de guardia en los juzgados de violencia de género, ni un plan de prevención ni protocolos de actuación ante la violencia sexual y cuando las víctimas de la violencia de género en la comunidad siguen teniendo necesidades acuciantes", explica Morales. Esta diputada resalta que el consejero apenas participó en la reunión, de donde se marchó para asistir a un acto. "Esta es la importancia que le da a la violencia de género, ninguna", afirma Morales.

"La consejería no dice que no se va a gastar los fondos, lo que dice es algo casi peor: proponen llamar a todas las consejerías, ver lo que están haciendo que tenga que ver con igualdad e imputárselos al pacto de Estado. Y esto es una trampa. Porque esos proyectos están ya financiados con otros fondos. Cuando estábamos negociando el pacto de Estado en el Congreso quisimos incluir la palabra 'acumulativo' en el texto, es decir que no se pudieran imputar a los fondos del pacto cosas que ya estuvieran financiadas en otras partidas, porque si no restas, no sumas. Fue una batalla que dimos desde Podemos, pero al final no se incluyó", afirma Beatriz Gimeno, representante de Unidad Podemos en la Asamblea.

Esta diputada, que califica la reunión de muy confusa, llena de tecnicismos y poca concreción, explica que en el encuentro se afirmó que "lo gordo de 2018 lo gastarán así a lo bruto, en publicidad, a pesar de que la propia técnica reconoció que estas campañas en medios tradicionales como marquesinas de autobús, televisión o radio, no tiene ninguna influencia. Incluso mencionaron que tienen estudios que afirman que tienen cero impacto en modificar comportamientos, que es de lo que se trata".

"Nuestra postura con el manejo de los fondos es muy crítica. Entendemos que Reyero está en un gobierno del PP apoyado por Vox. Él usa otro lenguaje, pero al final podrá hacer lo que le dejen. Y como sabemos, el Partido Popular nunca tuvo intención de aplicar el pacto de Estado tal como lo firmaron. Ni avanzar en educar en diversidad afectivo-sexual, ni en igualdad. Condena los asesinatos, pero no hace nada que tenga que ve con cambiar mentalidades. Y ahora con Vox, menos", afirma Gimeno.

Para este diputada, las justificaciones de porqué no han sido capaces de gastar ni una mínima parte del presupuesto suenan a excusa, "sobre todo cuando vemos que hay comunidades que también han pasado por elecciones y que han gastado el 70% u 80% de los fondos. Algunas, como la de Castilla y León, puede que hayan adjudicado ya el 100%", afirma Gimeno.

Loreto Arenillas, diputada de la Asamblea por Más Madrid, manifiesta haberse sentido decepcionada. "Nos dieron un sin fin de excusas burocráticas para justificar la imposibilidad de ejecutar los fondos. Afirmaron que iban a gastar los fondos, que tenían programas en ejecución en diversas consejerías, pero no nos dieron ningún dato, y a día de hoy no tenemos noticias", afirma.

"Creo que el Partido Popular está secuestrado por el partido minoritario Vox y no han sido incapaces de gastar y de darle al pacto la importancia política que merece". Arenillas critica, además, el escaso tiempo de Reyero dedicó a esa reunión, dejando a todos los partidos políticos en manos de los técnicos.

Fuentes de la Conserjería afirman a Público que asumieron las funciones en agosto pasado para descubrir que no hay un presupuesto ni gasto previsto y que ahora se encuentran atados de pies y manos porque hay unos plazos a cumplir y casi sin tiempo. "Vamos a intentar resolver esta situación de la mejor manera posible", afirman, y es por eso que el miércoles pasado se reunió a todos los viceconsejeros  para que aportaran propuestas que se pudieran ejecutar de forma inmediata.

"Hemos sido más que trasparentes en este tema. El dinero hay que ejecutarlo antes de fin de año y los plazos de la administración son largos, porque se hacen por concurso público que precisa un tiempo del que no tenemos. Hemos encontrado algunas propuestas en las que vamos a trabajar para intentar llegar a tiempo y solucionar un problema que nos hemos encontrado", afirman fuentes de la Consejería. 

Desde el Ministerio de Igualdad afirman que tal como se acordó en las reuniones sectoriales, "el crédito será destinado al mantenimiento y mejora de las redes de recursos y servicios sociales de atención a las víctimas, en particular a las mujeres especialmente vulnerables; inserción sociolaboral; campañas de sensibilización y prevención; protocolos de coordinación y colaboración entre las administraciones e instituciones competentes; establecer un sistema de acompañamiento de las mujeres; reforzar los servicios de apoyo a los menores hijos e hijas; refuerzo en los Puntos de Encuentro Familiar; formación especializada en el ámbito educativo y de medios de comunicación y refuerzo de las Unidades de Valoración Forense Integral".

No existe ninguna cortapisa a los fondos que las comunidades puedan dedicar a las actuaciones o a campañas de publicidad. La valoración del gasto se realiza siempre a posteriori.

Más noticias en Política y Sociedad