Público
Público

Málaga La feminista juzgada por 'el chumino rebelde': "Abogados Cristianos quiere callarnos y criminalizar las protestas"

"Yo no me he dirigido a nadie para ofender o para insultar su credo", afirma la única acusada por la procesión de una vagina de plástico como si fuera una virgen durante la marcha del 8-M de 2013 en Málaga.

14/10/2020. -Juicio por participar en la exhibición pública, a modo de procesión, de la imagen de una vagina de plástico en 2013 en Málaga. / EUROPA PRESS - CEDIDA MG
Juicio por participar en la exhibición pública, a modo de procesión, de la imagen de una vagina de plástico en 2013 en Málaga. / EUROPA PRESS - CEDIDA MG

E.M. es la única acusada en el juicio por la procesión del chumino rebelde durante la manifestación del 8 de marzo de 2013 en Málaga. Abogados Cristianos denunció la performance al considerarla una ofensa contra los sentimientos religiosos. "Yo no salí a la calle con la intención de ofender", explica a Público durante una llamada telefónica.

La asociación ultracatólica pide un año de cárcel y multa para la imputada por un delito de provocación a la discriminación, odio y violencia por motivos referentes a la religión y por otro contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos. La Fiscalía pide una multa de 3.000 euros por un delito contra los sentimientos religiosos. "Lo que quieren hacer, evidentemente, es callarnos la boca y criminalizar las protestas", afirma la acusada. Durante el juicio celebrado el pasado 14 de octubre, defendió su inocencia y reivindicó la protesta por la contrarreforma de la ley del aborto que propuso el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. 

La feminista, que asegura que no fue la organizadora de la iniciativa, espera su absolución como pasó con las activistas del Coño Insumiso de Sevilla. "Confío en que todo va a salir bien", confiesa a este medio. También critica el artículo 525 del Código Penal, que recoge la ofensa a "los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa" y que usa Abogados Cristianos para sus denuncias.

Abogados Cristianos, quien denunció, pide para usted 12 meses de cárcel y multa. La Fiscalía pide una multa de 3.000 euros. ¿Qué ocurrió el día de la manifestación?

Yo acudí a la convocatoria del 8 de marzo —como otros años y como he seguido haciendo durante años—. Acudí con dos amigas, y cuando llegamos había un grupo de gente que tenía alrededor una vulva gigante de goma espuma que estaba apoyada en el suelo y estaban repartiendo abalorios y velas, etcétera. A mí —que soy bastante activa y he estudiado arte dramático y disciplinas artísticas—, me encantó la performance y me quedé. Me quedé por acompañar, pues yo llevé la vulva durante bastante tiempo en la manifestación. Aunque, evidentemente, el vídeo que se enseñó como prueba no deja de ser un montaje de cuatro minutos cuando la manifestación duró dos horas y pico.

Entonces claro, tanto la Fiscalía como Abogados Cristianos opinan que, como en el vídeo se me ve bastante tiempo portando la vulva, era la organizadora y que yo he movido los hilos de todo aquello.

Esta manifestación está enmarcada en el contexto de la 'contrarreforma' de la ley del aborto propuesta por Alberto Ruiz-Gallardón.

En aquellos tiempos Gallardón quería que volviéramos a la ley del aborto de hacía 30 años. Se programaron ese 8 de marzo y se convocaron sucesivas manifestaciones los viernes durante bastantes meses —que acabaron con la dimisión de Gallardón—. Se hicieron por todo el estado español.

Se le señala como la organizadora. Este proceso, en concreto, ha sido lento si lo comparamos con el caso de las feministas de Sevilla. Solo la han identificado a usted. ¿A qué lo achaca?

Pues se me identificó a mí porque yo estaba siendo un poquito visible. Cuando se me identifica, que fue en 2015, yo participaba en Málaga Ahora. Era una de las personas que participaba en el foro de políticas feministas y yo iba en las listas de aquí de Málaga, de la candidatura municipal. Entonces me hice un poquito visible y la Policía me identificó.

'OK diario', incluso, le llegó a señalar como responsable de feminismo de Podemos Málaga.

"Tanto la Fiscalía como Abogados Cristianos opinan que, como en el vídeo se me ve bastante tiempo portando la vulva, era la organizadora"

Bueno, es que yo nunca he estado en Podemos. Yo estaba en la candidatura de Málaga Ahora y metían en el mismo saco a los partidos del cambio. Evidentemente compartimos cuestiones ideológicas, pero yo no he estado, por ejemplo, en un círculo de Podemos en mi vida. Jamás. Lo que pasa es que a ellos esto les servía para desacreditar a Podemos. Lo han utilizado de todas las maneras posibles. Yo he coincidido con gente de Podemos Málaga, pero yo no soy de Podemos ni he participado en ningún círculo de Podemos. Es que ni siquiera contrastan.

Con esta denuncia de Agobados Cristianos, ¿cree que quieren atacar al movimiento feminista?

Por supuesto. Atacar al movimiento feminista, en su momento también para atacar a los partidos municipalistas del cambio que estaban surgiendo y para criminalizar el aborto, que es una cruzada que ellos tienen pendiente. Gallardón le hizo esa promesa a los grupos católicos, y ellos evidentemente estaban en deuda con él. Es su cruzada personal y política en contra del aborto. Era una cuestión reivindicativa que evidentemente tenía que ver con los derechos reproductivos y con algo tan peliagudo, y tan indeseable, para los ultracatólicos, como es el aborto.

¿Es también un ataque a la libertad de expresión?

Por supuesto. Porque, además, si echáis un vistazo en la web de Abogados Cristianos están todas sus denuncias recopiladas. Se dedican a eso. Se dedican a denunciar a cualquiera que diga algo que a ellos no les gusta. Y lo que quieren hacer, evidentemente, es callarnos la boca y criminalizar las protestas. Y a ellos les sirve para esto el artículo 525 del Código Penal. Ellos hacen el activismo a través de este artículo. Si este artículo no existiera, ellos no harían lo que hacen. Pero es que este artículo está sirviendo a los grupos de ultraderecha para criminalizar las protestas de izquierdas.

Las feministas del Coño Insumiso fueron absueltas. Recuerda al caso de Willy Toledo, cuando se cagó en la Virgen María porque también fue absuelto. ¿Cree que en su caso en este proceso, que está visto para sentencia, seguirá el mismo camino?

Por supuesto. Nosotras pensamos que sí porque quedó acreditado que no se cometió el delito. Que las pruebas que se presentaron no consiguieron demostrar que se cometiera el delito de ofensa a los sentimientos religiosos puesto que yo no salí a la calle con la intención de ofender. Ni la movilización tenía la pretensión de ofender. Está enmarcada en un contexto político y activista de 2013. Y, además, no me metí en mitad de los tronos de Semana Santa a decir o a hacer nada. Ni interrumpí un culto. Ni me metí con la vulva en una catedral. Ni entré en un casamiento por la Iglesia y me empecé a meter con el cura o las personas allí presentes. Yo no me he dirigido a nadie para ofender o para insultar su credo. Eso no es así. Y queda acreditado en el juicio.

Durante la manifestación, ¿alguien les reprochó que lo que estaban haciendo no era correcto?

"El artículo 525 del Código Penal está sirviendo a los grupos de ultraderecha para criminalizar las protestas de izquierdas"

Una señora, que además se ve en el vídeo, le dice a la gente: "Esto es una aberración". Es que te puede no gustar y te puede molestar, si yo lo comprendo. A mí también me molestan muchísimas cosas todos los días cada vez que pongo la tele. Y muchísimas declaraciones de la iglesia católica me molestan a mí y también a muchísimas mujeres feministas y a muchísimos colectivos. Respeto la libertad de expresión de la gente, que digan lo que quieran. Yo no voy y les pongo una denuncia. Es que eso es lo que es de locos. Que vayan y pongan una denuncia porque alguien ha hecho una manifestación artística y política que a ti no te gusta. Cuando, además, la asimilación de la vulva con la Virgen, por ejemplo, se hace con la Virgen de Guadalupe. Y eso es algo que se hace en algunos países latinoamericanos y no es ofensivo porque se venera a la Virgen precisamente por la capacidad reproductiva —que cuando es deseada y cuando es volitiva por supuesto que estaré ahí para defenderla—. Pero, desde luego, no en el contexto en el que se arma esta manifestación porque se pretendía limitar el derecho al aborto.

Para la fiscal, se "pretendía hacer mofa de los símbolos y dogmas más sagrados para quienes profesan la religión católica". Y alude a consignas como "vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal", muy presente en manifestaciones feministas.

Eso era algo que cantaba mi madre. Es una consigna clásica. En todo caso, se me está juzgando a mí. Yo no salgo en el vídeo diciendo "voy a quemar la Conferencia Episcopal". Ni digo como decían: "Ave maría putísima". Cuando salió Polonia Castellanos [abogada de Abogados Cristianos] del juicio, lo volvió a decir ante prensa cuando eso no sale en ningún momento del vídeo. "La Virgen María también abortaría" tampoco lo dije. Es una cuestión colectiva, pero al final soy yo la única imputada y la única que se ha sentado en el banquillo. Ella [Castellanos] salió del juicio repitiendo a la prensa las mentiras que se habían probado que eran mentira. A ver si las mentiras, repitiéndolas muchas veces se convierten en verdad.

Usted personalmente, ¿cómo ha llevado el proceso?

Yo tengo mucha suerte. Estoy muy arropada por un montón de compañeras. Mi familia, que es muy combativa también. Me da coraje que me quiten tiempo. Porque claro, cuando tienes que mover redes, tienes que avisar a gente, intentas visibilizar esto, pues te lleva tiempo. Le lleva tiempo a más gente que te está ayudando. Eso es lo que me fastidia, que me quiten tiempo. Pero en realidad, a mí esto me hace más fuerte. A mí y a todas nos hace bastante más fuertes. 

"Yo no salgo en el vídeo diciendo 'voy a quemar la Conferencia Episcopal'"

El precedente sería si yo no fuese absuelta, porque iba a provocar muchísimo miedo en la población a la hora de salir a manifestarse a decir lo que le dé la gana. Ellos se creen dueños de los símbolos y signos religiosos, cuando todos y todas nos hemos criado en la cultura católica. Los símbolos y signos también son nuestros y también podemos reapropiarnos de ellos. No se ha insultado ni se ha hablado mal de la fe católica. No. Lo que iba leyendo, lo fui leyendo porque me lo dieron en el móvil. Lo leí como lo leyó un montón de gente que iba allí. Me ha tocado a mí. Qué le vamos a hacer.

Con estas denuncias, ¿consiguen dar más fuerza al movimiento?

Claro. Si yo antes conocía de vista a la gente, ahora estoy conectada con feministas del estado español y de latinoamérica. Cosa que, a lo mejor, no hubiese pasado si ellos no se dedicaran a denunciar y a hacer la labor de la inquisición contemporánea.

Si las cosas no estuvieran precedidas por una pandemia y hubiese otra manifestación como la que se hizo aquel entonces, ¿volvería a hacerlo?

Sí, porque no considero que estuviera haciendo nada malo. Yo puedo entender que haya gente a la que no le gusta. Pero es que no voy a dejar de protestar —ni yo, ni un montón de feministas y colectivos— porque haya gente a la que le molesta. Porque la mayoría de la gente cuando íbamos por la calle —y otras veces que se ha sacado la vulva— se querían hacer fotos. A la señora (del vídeo) que no le ha gustado, yo lo entiendo. Lamento que no le guste, y lo comprendo. Pero no por eso vamos a dejar de expresarnos libremente como queremos.

Abogados Cristianos en el juicio sí decían que a ellos les habían escrito asociaciones y personas diciendo que se sentían muy ofendidas y muy dolidas. Lo entiendo. En mis redes también ha contactado conmigo mucha gente para mostrarme su apoyo. Estamos a la espera de la sentencia y yo confío en que todo va a salir bien, la verdad.

Más noticias de Política y Sociedad