Público
Público

'El Prenda' reconoce en una carta la violación de 'La Manada' a la joven en Pamplona

La misiva deja en evidencia la estrategia de culpar a la víctima. En la carta manuscrita enviada a la Audiencia de Navarra reconoce su "total arrepentimiento" por la violación de la joven en Pamplona en los Sanfermines de 2016 y pide que conste en su "ejecutoria y expediente penitenciario".

El Prenda
José Ángel Prenda, conocido como "El Prenda", uno de los miembros de 'La Manada' de Pamplona (foto de archivo). - Jesús Prieto / EUROPA PRESS

Más de cinco años después de que se produjera la violación de una joven de 18 años en Pamplona por un grupo de cinco hombres que se han conocido como 'La Manada', José Ángel Prenda, uno de sus cabecillas, ha reconocido por primera vez que violó a la joven ese 7 de julio de 2016. Lo ha hecho en una carta manuscrita de su puño y letra que envió a la Audiencia Provincial de Pamplona el pasado 22 de julio y que ahora se ha dado a conocer con en exclusiva por Caso Abierto.

En la misiva, El Prenda (apodo por el que se le ha conocido) afirma que ​muestra su "total arrepentimiento por el por el delito por el cual cumplo esta condena" y solicita el "perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos". La carta, escrita desde el módulo 11 del Centro Penitenciario Puerto III (Cádiz) donde cumple los 15 años a los que fue condenado por el Tribunal Supremo, supone por primera vez el reconocimiento del delito que tanto él, como los otros cuatro miembros del grupo negaron durante más de cinco años, culpando a la víctima de haberse inventado la agresión. La carta desmonta y deja en evidencia no sólo el testimonio de los acusados durante los últimos cinco años, sino también toda la estrategia utilizada por su defensa, algunos jueces, y a todos aquellos que durante todo este tiempo cuestionaron el relato de la víctima.

Los hechos ocurrieron en los Sanfermines de 2016, cuando los cinco amigos encerraron a la joven en un estrecho cuarto en los bajos de un edificio de Pamplona y la violaron en grupo para luego abandonarla robándole el teléfono móvil para que no pidiera ayuda. Fue precisamente El Prenda el que momentos después de la violación escribió en el grupo de WhatsApp que compartía con otros 11 amigos escribió: ​"Follándonos a una entre 5, puta pasada de viaje".

Carta de El Prenda
Carta de El Prenda.

Tres meses después de los hechos, José Ángel Prenda escribió una carta desde la cárcel donde cumplía arresto preventivo en la que tachaba de mentirosa a la víctima, afirmaba su inocencia y aseguraba que la joven se lo había inventado todo, causando un daño enorme a su familia y a la de otros cuatro acusados. "Son cinco familia destrozadas por una mentira que estoy seguro que en su día diría para salir del paso", aseguró entonces en una carta que distribuyó a los medios de comunicación.

Durante todos estos años, tanto los cinco condenados como su abogado mantuvieron la tesis de que los actos fueron consentidos y que la víctima se había inventado la violación.

La Ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reaccionado en la mañana de este jueves a la noticia. En su cuenta de Twitter ha afirmado que el hecho de "que uno de los violadores de La Manada reconozca la violación y pida perdón es el primer paso para la reparación de la víctima. La reparación social también es importante: tira por tierra los cuestionamientos y acusaciones de denuncia falsa. Hoy suena más fuerte el #YoSiTeCreo".

Quiere salir de prisión

La carta de arrepentimiento incluye otra petición. Esta vez a las instituciones penitenciarias. "Que por favor, conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud (de perdón) por escrito y se me dé copia de la misma". Los condenados por la violación de Pamplona acaban de cumplir una cuarta parte de su condena, lo que significa que podrían recibir beneficios penitenciarios, como salidas temporales. Sin embargo, para la aplicación de estas medidas las dirección de la prisión y el juez de vigilancia penitenciaria suelen tener muy en cuenta no sólo el tiempo de condena, sino también si el condenado ha reconocido su delito, ha pedido perdón o ha restituido el daño causado. Por lo cual con esta acción El Prenda da un paso para conseguir dichas salidas.

La Manada
Foto de los miembros de 'La Manada' en los Sanfermines de 2016 (archivo).

Es el primero de los cinco que reconocen que reconoce que durante cinco años han mentido y culpado a la víctima. La estrategia de su defensa se basó precisamente en denigrar el relato de la joven y exponerla a una revictimización atroz. 

Incluso la primera sentencia emitida por la Audiencia de Navarra, que sólo reconoció un abuso sexual y no una violación al entender que se había producido ni fuerza ni intimidación hacia la joven, incluía un voto particular del magistrado Ricardo González. En él pedía la absolución de los hombres al tratarse, según él, de un "ambiente de jolgorio y regocijo". La indignación hacia esta sentencia inundó las calles de toda España con manifestaciones que exigían un cambio en la ley para que nunca más una víctima tuviera que pasar por este calvario. "No es abuso es violación", fue la frase más coreada. Las protestas pusieron en marcha una revisión del Código Penal para eliminar la distinción entre abuso y violación, que aún está pendiente de tramitarse. Se trata de la conocida como ley del sólo sí es sí.

Fue finalmente el Tribunal Supremos en junio de 2019 quién puso las cosas en su sitio. En una sentencia que reconocía un delito de agresión sexual y la existencia de intimidación y uso de la fuerza y elevó las condenas a 15 años para cada uno de los acusados. 


Más noticias