Público
Público

Sentencia a La Manada Indignación porque el tribunal no considere que existió intimidación ni violencia en el caso de 'La Manada'

La rebaja de la condena, sobre lo que pedían las acusaciones, por considerar que la víctima no sufrió intimidación ni violencia, indigna a las organizaciones feministas, que han convocado manifestaciones a partir de esta tarde en distintos puntos de España. Una campaña en Change.org, reúne en pocas horas más de 25.000 firmas para inhabilitar a los magistrados.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La plaza situada ante el Palacio de Justicia de Pamplona ha sido escenario de momentos de gran tensión cuando los cientos de manifestantes que están expresando su indignación por el fallo judicial de La Manada. EFE/Villar López

La reacción no se ha hecho esperar. Los cientos de personas, principalmente mujeres que esperaban en los alrededores del palacio de Justicia de Navarra, estallaron en protestas y cánticos contra la sentencia. El hecho de que los cinco acusados hayan sido condenados a nueve años de presión por un delito de abusos sexuales continuados, agravados por prevalimiento por actuar en grupo, supone que el tribunal descarta la existencia de intimidación y violencia en los hechos. Si estos hubieran existido, la sentencia debería haber sido por agresión sexual, tal como habían solicitado todas las acusaciones, tanto la fiscalía, la acusación particular y las acusaciones populares. "Es violación, no es abuso", irrumpieron grupos de mujeres a las pertas del tribunal en Pamplona.

Ciudades de toda España han convocado para esta tarde manifestaciones y concentraciones para protestar por esta sentencia.

"Consideramos que la sentencia es negativa y estamos preocupadas porque puede sentar un muy mal precedente, sobre todo teniendo en cuenta el contexto de los hechos. Había vídeos, declaraciones de la víctima... Que no se haya considerado que hubo violencia e intimidación en este caso supone no entender como se producen la agresiones sexuales", afirma a Público Elena Laporta, abogada de la organización Women´s Link.

"También nos preocupa que el fallo no haya sido por unanimidad, porque supone que uno de los jueces no ha visto ningún tipo de abusos en los hechos. Se puede revictiminzar a la joven", añade Laporta.

La Plataforma 7N contra las violencias Machistas, ha distribuido un comunicado mostrando su rechazo a la sentencia leída hoy en la Audiencia de Navarra. En este sentido, afirman que, de nuevo, "la justicia patriarcal ha actuado contra la víctima, los violadores han visto rebajado el tipo penal de agresión a abuso sexual. Especialmente rechazable nos parece que haya habido un voto particular pidiendo la absolución de todos ellos".

Para Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, este fallo es "decepcionante, aunque por desgracias ya intuíamos que se iba a producir un fallo en el que se dulcificara la conducta de La manada. Es incomprensible. ¿Cómo puede ser que en este caso no consideren ni siquiera que ha existido intimidación en una agresión de estas características, con cinco hombres contra una chica de 18 años. Si esto no es intimidatorio, sinceramente no se que tiene que pasar". Besteiro añade que esta sentencia "supone un mensaje tremendo, porque concede a los agresores cierta permisividad y comprensión hacia su actuación". Besteiro se pregunta: "¿Qué tiene que hacer una víctima ante una agresión de este tipo?. ¿Que tenemos que ¡hacer la mujeres? ... Una vez más se nos responsabiliza de las agresiones que sufrimos. Una vez más a las que se juzga es a la mujer por no haberse resistido lo suficiente o por haber intentado llevar una vida normal una vez sufrida la agresión. Es un mensaje triste y lamentable. y supone un gran desconocimiento de los que es una agresión sexual", concluye Besteiro.

Para la Red Jurídica de Abogados, es muy cuestionable que se considere que no hubo violencia e intimidación. "La lógica dicta que la única forma de anular la voluntad de la víctima por parte de un grupo es la intimidación".  Esta red, por medio de un interesante hilo en su Twitter, explica que si lo hechos se hubieran considerado constitutivos de un delito de agresión sexual, según los artículos 179 y 180 del Código Penal,  las penas habrían sido oscilado entre los 13 años y 6 meses a 15. Y si a ello se aplicaba el delito continuado recogido en el artículo 74 de dicho código, podrían haber alcanzado los 22 años y seis meses de prisión, cifras cercanas a las que solicitaban todas las acusaciones en este caso".

Para Marisa Soleto, presidenta de Fundación Mujeres, "la sentencia ha sido decepcionante. El cambio de calificación de agresión sexual como pedían las acusaciones, al de abuso sexual, tiene que ver con no considerar que ha concurrido violencia o intimidación. Desde el feminismo lo vivimos como una perdida. No hace falta, para miles de mujeres, explicar porqué estar encerrada en un portal sin salida con cinco hombres, sin que medie una palabra más alta que otra, es una situación intimidatoria para una mujer. Habría poca discusión, sobre esto", afirma.

"Por tanto, debemos convenir que la justicia tiene diferentes raseros a la hora de medir. Entre otras cosas, porque en figuras punitivas como el robo, la existencia de intimidación se decreta en cuanto hay dos personas que ejercitan en delito. Entendemos que el caso de la Manada está basado en la intimidación a una víctima, aunque sólo sea por el hecho de que eran cinco contra una. En ese sentido es decepcionante. Nos alegramos que el Gobierno de Navarra haya anunciado que recurrirá la sentencia, porque nos parece importante que la violencia, en un episodio de violencia sexual se defina adecuadamente en función de los términos de violencia e intimidación en otros tipos penales", añade Soleto

Una campaña pide la inhabilitación de los magistrados

En relación al voto particular de uno de los magistrados, comenta que "es impresentable, y que enraíza con lo más rancio.  Nos alegramos que, al menos, uno de los ingredientes que ha estado adornando el debate social, que era el consentimiento de la víctima, al menos no haya sido uno de los elementos que se hayan puesto en cuestión en la sentencia". concluye.

Una campaña abierta en la tarde de este jueves en la plataforma Change.org pide la inhabilitación de los magistrados encargados de dictar la sentencia en el juicio de 'La Manada'. En apenas tres horas, la petición ha acumulado más de 25.000 firmas.
​Según la petición, "dado que el tribunal encargado de dictar sentencia en el juicio de 'La Manada' entiende que no existió violencia e intimidación en este caso, solicito la inhabilitación de los magistrados que componen el mismo. En un país en el que tenemos un problema de violencia machista tan grave, no podemos permitirnos jueces y magistrados que consideren que para que exista agresión sexual no basta con que 5 hombres agredan a una joven indefensa y en estado de embriaguez a la que, posteriormente abandonaron y robaron el teléfono para que pudiese ser auxiliada" 

Incredulidad por el voto particular

Pero si la indignación estalló por la dulcificación del fallo, el voto particular de uno de los magistrados, que solicita directamente la absolución de todos los acusados, excepto por un delito de hurto, sorprendió a todos.

"Cómo es posible que uno de los magistrados considere que no ha habido nada que sancionar", se preguntaron varias de las consultadas.

En él, el magistrado Ricardo González llega a afirmar que "en ninguna de las imágenes percibo ni en su expresión ni en sus movimientos atisbo alguno de oposición, rechazo, disgusto, asco, repugnancia, negativa, incomodidad, sufrimiento, dolor miedo, descontento, desconcierto..." "... por el contrario, lo que me sugieren sus gestos, expresiones y los sonidos que emite es expectación sexual".

Más noticias en Política y Sociedad