Público
Público

La mayoría de las comunidades autónomas desperdician miles de dosis de las vacunas de Pfizer

La multinacional farmacéutica asegura que de cada vial se pueden extraer seis dosis, pero los profesionales sacan siete en la mayoría de los casos. Pese a que el Ministerio de Sanidad admitió el pasado mes de febrero que sí que era posible esa séptima dosis si se cumplía con los requisitos, muchas autonomías siguen sin autorizar su uso. 

Vacuna Pfizer
Una enfermera se dispone a inyectar la primera dosis de la vacuna de Pfizer a una persona perteneciente al grupo de vacunación de mayores de 80 años en una imagen de archivo. Enric FontCuberta / EFE

Nada más autorizarse la vacuna de Pfizer-Biontech a finales de diciembre de 2020, la farmacéutica aseguró que de cada vial (frasco) podían sacarse cinco dosis. Pocos días después ya eran seis las dosis que se podían extraer si se utilizaban unas jeringas muy precisas, llamadas de aguja de bajo volumen muerto. En enero se perdieron miles de dosis por no utilizar las jeringas adecuadas.

Hace algo más de un mes se demostró que de cada vial de Pfizer se pueden obtener hasta siete dosis de la vacuna. Sin embargo, la farmacéutica mantiene en su ficha técnica que sólo se pueden obtener seis. Muchas comunidades autónomas siguen las indicaciones de la multinacional desperdiciando así una dosis extra que podría ayudar a acelerar el proceso de vacunación.

Cada frasco o vial de Pfizer cuenta con 0,45 mililitros que hay que diluir en 1,8 mililitros de suero, lo que da un total de 2,25 mililitros de vacuna. Para cada dosis son necesarios 0,3 mililitros, con lo cual de cada vial se podrían extraer hasta 7,5 dosis. Como no conviene mezclar vacunas de viales diferentes, es lógico y aceptable desechar esa media dosis. Pero en realidad, en muchos casos sólo se administran seis dosis.

Dado el lento ritmo de vacunación (aún se está en la fase de mayores de 80 años), muchos profesionales sanitarios no entienden estas reticencias de las autoridades sanitarias a administrar la séptima dosis de la vacuna de Pfizer. En ese sentido, la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia Comunitaria publicó el pasado 10 de marzo un comunicado en el que reclamaba a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que admitiera esa séptima dosis. 

"Si es cierto que el material que nos mandaban al principio eran jeringas y agujas en las que apenas podíamos cargar seis dosis y en ese caso no había nada que tirar. En realidad depende del material con el que cuentes, de las jeringas y de las agujas. Tienen que ser de bajo volumen muerto. No siempre se van a poder sacar siete dosis si no tienes material adecuado, pero en muchas ocasiones sí se pueden sacar", afirma Aranzazu Murciano, médica de familia en el Centro de Salud Pedro Lain Entralgo de Alcorcón (Madrid), miembro del grupo de trabajo de farmacoterapia de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria y una de las autoras del texto en el que se denuncia esta situación que se produce en varias comunidades autónomas.  

Al renunciar a una dosis extra por vial, son miles las dosis de la vacuna de Pfizer que se terminan desperdiciando porque muchas comunidades autónomas cumplen a pies juntillas lo que les dice la multinacional Pfizer, resume Murciano. Pese a que el Ministerio de Sanidad, a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), admitió el pasado mes de febrero que sí que era posible esa séptima dosis si se garantizaba 0,3 mililitros por dosis, muchos territorios siguen haciendo a caso a Pfizer incluso cuando se cumplen esas condiciones. 

Murciano explica que ella misma ha consultado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, pero que ésta aún no se ha pronunciado de manera oficial: "Me han contestado que siempre y cuando se saque exactamente 0,3 mililitros en cada jeringa el vial es útil, es decir se pueden sacar las siete dosis. Pero casi ninguna comunidad autónoma se moja. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, no da autorización expresa; de hecho siempre nos dice que sólo podemos usar seis dosis. La verdad es que la Agencia Española de Medicamentos  no se ha posicionado de forma oficial, por eso la mayoría de las comunidades autónomas no avala el uso de la séptima dosis". 

Lo cierto es que no todas las comunidades autónomas desechan esa séptima dosisAndalucía y Extremadura sí que la aprovechan, pero son las excepciones.

Este mismo lunes el Ministerio de Sanidad comenzó a distribuir entre las comunidades autónomas 672.750 nuevas dosis de vacunas de Pfizer contra la covid-19. De acuerdo con esta política, se dejarían de administrar  unas 96.000 dosis de la vacuna en esta nueva remesa. 

Contradicción

La Comunidad de Madrid es un claro ejemplo de lo contradictorio de la situación: ha provisto del material adecuado (las jeringas) pero sigue obligando a renunciar a centenares de dosis cada día en su protocolo de vacunación. Una médica de familia que trabaja en el Centro de Salud del barrio madrileño de Lavapiés lo explica así: "El número de personas que se vacuna en cada centro de salud es proporcional a la población mayor de 80 años. Nosotros cubrimos a una población relativamente joven, así que vacunamos a 42 personas cada día, pero podríamos vacunar a 49. En centros de salud donde cada día vacunan al doble o al triple de personas, logicamente tirarán muchas más dosis".

Los profesionales sanitarios no entienden esta situación. La médica que trabaja en Lavapiés resume perfectamente el desconcierto y la sorpresa de los que atienden a los pacientes desde la primera línea. Sobre todo, porque esa séptima dosis no implica ningún riesgo para la salud: "¿Qué es lo que argumenta nuestra gerencia? Dice que si nosotros ponemos la séptima dosis, la responsabilidad es de quien la haya administrado. Pero claro, ¿cómo se sabe cuál es la séptima y cuál es la primera? Si eso es un vial que se agita, se mezcla y todas las dosis son exactamente iguales", explica

"Con lo lento que vamos, me parece muy triste e inmoral no poner esa séptima dosis. No puede dar ningún problema, son todas del mismo vial, exactamente igual unas a otras. Los directores de los centros de salud se lo dicen todos los días a la Gerencia de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid: 'Por favor dejadnos utilizar la séptima dosis'. La respuesta es no porque Pfizer dice que son seis vacunas por vial", concluye la profesional sanitaria.

Público se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad madrileña para preguntar por este asunto, pero hasta el momento de escribir este artículo no había respondido.

Más noticias de Política y Sociedad