Público
Público

La defensa del Ebro, una lucha prioritaria en Catalunya

Miles de personas marchan en Barcelona contra el Plan Hidrológico del PP y reclaman una respuesta europea para frenarlo. Representantes de la Generalitat y el Ayuntamiento escenifican el rechazo institucional a la medida del Gobierno central.

La Plataforma en Defensa del Ebro ha convocado en Barcelona una manifestación contra el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro. EFE/Marta Pérez

LAURA SAFONT

BARCELONA.- Miles de personas han salido la mañana del domingo a las calles de Barcelona para protestar contra el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro, aprobado por el gobierno en funciones del PP el pasado mes de enero. En esta ocasión, al lado de la anterior manifestación de febrero que consiguió reunir a más de 50.000 personas en Amposta, la marcha convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro ha escenificado que la protección del río Ebro es una lucha apoyada por toda la ciudadanía catalana.

"La defensa del Ebro es una lucha compartida por todos los catalanes”, ha defendido uno de los portavoces de la Plataforma en Defensa del Ebro durante la protesta, valorando la “gran afluencia” en la capital catalana.

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, más de 60 entidades sindicales, sociales y partidos políticos (menos PP y C's) han secundado la protesta en una clara demostración unitaria contra las políticas del PP en Catalunya -como ya se hiciera el pasado domingo ante la anulación del TC de leyes catalanas. Los gritos de “no al trasvase, el río es vida” han dominado la marcha cívica y de tono festivo.

La respuesta, en Europa

La movilización, iniciada en Plaza Universidad hasta la Catedral de la ciudad, ha querido demostrar a la Comisión Europea que crece el rechazo social al Plan Hidrológico español, ya que se trata de la institución competente para paralizar una norma que vulnera la Directiva Marco del Agua en Europa -como ya se logró con el anterior Plan Nacional Hidrológico impulsado por José María Aznar.

Josep Riera, fundador de Unió Pagesos, ha afirmado durante la marcha que “es en Europa donde tenemos que buscar una respuesta”. Aunque, con la vista en las próximas elecciones generales, ha puntualizado: “con el nuevo Gobierno, que ya no será de mayoría absoluta, quizá habrá más margen de maniobra”.

“Lo que pedimos en la calle es lo que defiende la directiva de la UE”, también ha sostenido Josep Rull, consejero de Territorio de la Generalitat. “Desde el gobierno intentamos luchar contra un plan dañino con el delta, el caudal y sus regadíos, pero estamos insistiendo a través de la UE”, ha añadido. Gabriel Rufián, diputado de ERC en el Congreso, ha insistido en la misma idea: “interpelamos a las instituciones europeas contra las agresiones del Estado”. Xavier Domènech, diputado de En Comú Podem, ha aprovechado para pedir el castigo al PP en las próximas elecciones del 26J: “la mejor respuesta será echar al PP del Gobierno para defender los modelos de vida sostenibles”.

Apoyo de todas las instituciones catalanas

Las dos principales instituciones catalanas, Generalitat y Ayuntamiento, han revelado su disconformidad con la norma del Gobierno central con la presencia de varios representantes de gobierno. Entre ellos, la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, quien ha valorado el Plan Hidrológico “dañino para todo el país”. A su lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido como prioritaria la defensa del territorio y ha aseverado: “nos jugamos el futuro de nuestros hijos”.

Ada Colau, Gabriel Rufián o Xavier Doménech, entre las personalidades políticas que encabezaban la protesta. L.S.

Cargos políticos de Barcelona en Comú (Jaume Asens, Gerardo Pisarello), CDC (Francesc Homs), ERC (Gabriel Rufián), ICV (Ernest Urtasun, David Cid), En Comú Podem (Xavier Domènech), PSC (Assumpta Escarp) y Catalunya sí que es Pot (Lluís Rabell) marchaban sostiendo una misma pancarta que pedía respetar las directivas ambientales. Las diputadas de la CUP, Anna Gabriel y Eulalia Reguant, han preferido seguir la protesta junto a los militantes de su propia formación.

También han participado representantes de grandes sindicatos como CCOO, UGT, Unió de Pagesos; y de entidades independentistas como la ANC.

Más noticias de Política y Sociedad